f0172359

Las Tunas.- Aunque la pandemia impidió que abriera sus puertas para acoger en la fecha habitual los choques de la Serie Nacional de Béisbol, el estadio Julio Antonio Mella no se ha mantenido en total quietud.

Durante los meses de aislamiento sus trabajadores han permanecido allí, para garantizar las condiciones óptimas de la casa mayor de los Leñadores, una labor que se intensifica, de cara a tan esperado inicio del más grande espectáculo deportivo del país.

Yor Luis Torres Reyes, su director, comentó que son diversas las acciones realizadas para mantener y mejorar las condiciones de las instalaciones.

"Estuvimos trabajando de manera intensa en el relleno del terreno, de la media luna fundamentalmente. También dedicamos tiempo a la remodelación del gimnasio, a la reparación de todos los equipos y los trasladamos para un local más ventilado, con mejor confort. Vamos a hacerle, además, algunos arreglos a la jaula de bateo".

Durante la temporada lluviosa, el drenaje del "Mella" es siempre una preocupación que en ocasiones ha determinado el retraso o suspensión de algún juego. En ese sentido, igualmente, han ido las labores.

"La lluvia nos favoreció hasta cierto punto, porque teníamos lugares con falta de hierba. Pero, pensando precisamente en las consecuencias que de manera habitual trae para el terreno, hemos hecho algunos arreglos en la parte del jardín derecho, que es donde se presentan los mayores problemas. Nuestros trabajadores hicieron una limpieza del drenaje interno del estadio; aunque es una solución parcial, pues la acumulación de agua en una zanja situada en esa zona, al exterior del estadio, es lo que impide que drene, y eso es algo en lo que debemos trabajar con más seriedad".

Aunque ya el país emprende la recuperación, ha quedado claro que los indicadores higiénico-epidemiológicos determinarán el curso de las etapas previstas. Por lo tanto, para iniciar sus actividades habituales, el hogar del elenco comandado por Pablo Civil debe cumplir rigurosas disposiciones, como afirmó Torres Reyes.

"Ahora estamos enfrascados en las medidas que exige la Comisión Nacional para el inicio de la preparación del equipo con vistas a la Serie. Lo estamos haciendo cuidando cada detalle, porque la aprobación para que puedan iniciar ambas actividades, la dan los compañeros de Higiene y Salud.

"Trabajamos con las autoridades del Inder en el territorio, porque debemos garantizar el aislamiento en los dogouts y en otros lugares, incluyendo el gimnasio. En cada uno de estos espacios debe existir agua corriente y agua potable, en recipientes debidamente tapados y con disponibilidad de vasos individuales. Vamos a habilitar 18 puntos para la higienización de las manos antes de entrar a cada una de las áreas, incluidas las gradas, en las cuales solo estará un tercio de su capacidad".

El objetivo principal es que ese espacio, donde tantas emociones ha vivido el pueblo tunero, sea un lugar seguro para deportistas y aficionados. De igual manera, responde a la voluntad de país de que la salud es el bien más preciado, y no podemos retroceder en la batalla contra el virus.

Escribir un comentario