serie nacionalSolo restan seis desafíos y algún que otro choque pendiente para definir los cuatro semifinalistas de la 59 Serie Nacional de béisbol y la efervescencia, más allá de la calidad de un torneo fijada en aceptable, inunda los estadios.

La afición está de cada uno de los seis equipos involucrados está sedientas de ver a los suyos coronar el esfuerzo y avanzar hacia la discusión del cetro luego de 90 juegos.

El desplome de Santiago de Cuba, y la insospechada barrida de Industriales sobre Camagüey para extender su racha a cuatro triunfos en línea y colarse en zona de clasificación, han sido los elementos más distintivos de los duelos finales. Por cierto, ninguno de los seis elencos involucrados ha podido tener un balance notablemente favorable en los últimos diez desafíos. Solo agramontinos, leñadores tuneros y Leones, han podido archivar positivos 6-4.

Jugando con estas variables, las ecuaciones de avance se presagian complejas, máxime cuando los Toros son la única novena que aparece virtualmente clasificada, pues sería en extremo difícil que no lograsen par de sonrisas en sus siete actos conclusivos, cuatro de ellos como anfitrión ante los cocodrilos yumurinos.

En materia de organigrama, parece ser la tropa de Rey Vicente Anglada la de menor presión. Concluirán con siete choques en su cuartel general del Latinoamericano, una verdadera olla de presión para los planteles visitantes, y nada más y nada menos que ante Santiago de Cuba y Cienfuegos, sotaneros, pero por una nariz.

Los capitalinos juegan para 22-16 en sus predios y su fórmula, para transitar tranquilos, no es otra que ganar, ganar y ganar.
De hecho, matemáticamente hablando cuatro sonrisas y llegar a 50 los pondría en las semifinales.

Siguiendo este análisis sería tentativamente el dos, el número mágico para los de la Atenas de Cuba y los tuneros, ambos con rendimientos estables durante toda la campaña; pero ojo, porque bien pudiera producirse un triple empate con 50 victorias en la tabla de posiciones.

Todo aquel que destila béisbol no dormirá muy tranquilo de ahora y hasta el próximo día 24. Pululan los matemáticos y las posibles combinaciones clasificatorias, con un trasfondo que contemple los resultados de los enfrentamientos particulares entre los conjuntos en cuestión.

Por el paso que llevan, un bajón en lo anímico y su choque ante azules y Toros, creo que los indómitos se quedarán fuera del festín; y los cienfuegueros desde nuestra perspectiva caerán como segundo elenco eliminado.

Claro, esta premonición es la nuestra, pero la realidad la dictará lo que suceda en el terreno.

Una mirada rápida a las estadísticas arroja que los azules son los mejores en la relación ponches-bases por bolas (350-374), indicador que contraponen a su average colectivo de 288. En ese sentido justamente los camagüeyanos son los de tridente menos decoroso (306-417) e idénticos 288. Los yumurinos son los que más jonrones conectan con 77, y también los que más carreras han anotado (515).

Desde de la colina de los martirios es al staff de Anglada al que menos le conectan (268), pero sus 4.51 de PCL dejan que desear. El bullpen agramontino (3.93) es el de mejor performance, además de haber ponchado a 443 bateadores rivales.

El tunero Yordanis Alarcón (382) comanda la ofensiva, siendo su coequipero Carlos Juan Viera (2.19) el de mejor promedio de limpias por cada nueve entradas de labor.

Así se presenta el panorama. A partir de hoy nuevos enfrentamientos irán moldeando la delgada línea roja de clasificación.

Comentarios   

# juan caelos Carmenate Avila 18-12-2019 14:28
Pienso que los leñadores no tengan problema con la clasificación es el equipo campeón de cuba y con posibilidades de revalidar el titulo, en cuanto los demas cualquiera que que venga las tunas no le tiene miedo a todos se le ha ganado me da pena santiago que despue de un buen papel este pasando por lo que esta pasando y los leones de la capital de nada les servira clasificar tendran que esperar 10años maspara coger un campeonato, y esto es todo seguro pueden estar que Las Tunas estara en la Final
Responder

Escribir un comentario