Jueves, 25 Enero 2018 23:53

Ahora le toca al “Mella” (+video)

Escrito por Dubler R. Vázquez Colomé
Ahora le toca al “Mella” (+video) Foto: István Ojeda Bello

Las Tunas.- Para entender la barrida que acaban de sufrir los Leñadores de Las Tunas en Bayamo, hay que comprender en toda su magnitud la relación tan especial que ha logrado el conjunto actual Campeón Nacional con la afición de un estadio convertido en fortín.

No por gusto los Alazanes acumulan ocho victorias consecutivas jugando play off en el "Mártires de Barbados", un parque atípico, arquitectónicamente peculiar y geográficamente dispuesto en dirección contraria a la de cualquier terreno beisbolero del mundo. Un escenario "atravesado" en medio del barrio más populoso de la Ciudad Monumento, un obstáculo insalvable para Tigres, Cocodrilos y Leñadores, los tres rivales que han fracasado allí en busca del triunfo desde la temporada anterior.

Es cierto que los tuneros sobrevivieron en el Latinoamericano, una plaza mucho más intimidante; pero también es verdad que la artillería granmense tiene varias veces más dinamita que la de los Leones de la capital.

Porque si la casa de los Alazanes cumple su parte, el elenco que allí juega no se queda detrás. La temible batería de la que dispone en cada juego Carlos Martí entra en una especie de trance y solo sale de ese estado cuando la brecha en la pizarra se ha hecho insalvable para el conjunto visitante.

Los beneficios de llevar en la manga del uniforme el rótulo de campeón parecen ser ilimitados en la vecina comarca. Durante tres días, la euforia pudo percibirse en sus calles, mientras miles de aficionados repletaban desde temprano el estadio y el béisbol era un lenguaje común, una suerte de contraseña para identificarse entre lugareños.

Comprender esta complementariedad estadio-afición-equipo es importante para sus homólogos tuneros. En primerísimo lugar porque mañana los dirigidos por Pablo Alberto Civil se juegan la vida en el "Julio Antonio Mella" y su afición debe arroparles del mismo modo que lo ha hecho en toda la campaña.

Los cientos de tuneros que por tres jornadas se trasladaron 80 kilómetros para acompañar a los suyos se multiplicarán seguramente este fin de semana. El mismo entusiasmo, la fidelidad de tantos dentro y fuera de la provincia, dentro y fuera del país, debe electrizar el ambiente en el Balcón del Oriente Cubano a las 4:00 de la tarde sabatina.

En el "Mella", Las Tunas ha ganado esta postemporada cinco juegos de seis y enfrenta ahora el reto de ganar siete de ocho para conquistar su primera corona de Cuba.
Conseguirlo será una empresa complicada, pues el rival es nada menos que el vigente monarca y llegará aquí crecido. Pero en todo caso no se trata ni mucho menos de una quimera.

Hace poco más de una semana, los Leñadores lo hicieron ante los Industriales de Víctor Mesa, con una remontada en el sexto juego y un nocao fulminante en el partido decisivo.
Ya este jueves, tras el delirio de miles de aficionados en un primer tercio infernal, los maderos tuneros tomaron la palabra y silenciaron más de una vez a la casa de los Alazanes.

Si bien la reacción no alcanzó para otra remontada, al menos sirvió para congelar más de una sonrisa y trocarlas a ratos en rictus de temor, cuando la victoria que al principio parecía un trámite se vio en peligro por el empuje del equipo visitante.

LA PRESIÓN DE UNA FINAL

La presión enorme que encierra una final pareció caer de repente sobre los Leñadores en los compases iniciales del choque de este jueves. Del equipo centrado y tácticamente exacto de toda la Serie había poco en los jugadores que salieron al partido cinco, más preocupados por los conteos del árbitro que por descifrar a unos Alazanes invencibles en su hogar.

Es cierto que la suerte con los imparciales les dio la espalda a los tuneros en varios momentos claves, tal y como ha ocurrido a lo largo de la temporada. Sin embargo, la grandeza de una final y la oportunidad única de hacer historia deben estar por encima de cualquier desacuerdo puntual.

En definitiva, los de verde y rojo salieron muy perjudicados de esos desencuentros en el principio del juego y en un abrir y cerrar de ojos perdían ya por diferencia de siete carreras.
El avileño Raúl González produjo de 4-4, con par de jonrones y cinco carreras remolcadas; mientras Roel Santos, de 3-2 y dos anotadas, siguió siendo un enorme dolor de cabeza para el pitcheo tunero. El torpedero holguinero Yordan Manduley, con jonrón, sencillo y tres remolques, completó lo más destacado de una ofensiva que produjo 13 inatrapables.

Por Las Tunas, la mejor noticia fue la incorporación plena de Yordanis Alarcón al ataque. El antesalista tunero se fue de 4-4 con dos impulsadas y acompañó al jardinero central Yuniesky Larduet, quien produjo de 5-2, con par de empujadas.

Concluido el choque, ante las cámaras de la Televisión Cubana, el mensaje de un líder como Dánel Castro fue justo el grito de combate que necesitan jugadores y aficionados tuneros: "Nos dieron tres golpes, pero el equipo está tranquilo. Esto no se ha acabado todavía, tenemos que hacer un análisis profundo todos los jugadores. Respetamos a Granma, pero va a tener que pelear muy duro en Las Tunas".

Visto 3987 veces Modificado por última vez en Viernes, 26 Enero 2018 12:56

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • Invitado - Lulú

    Verdadreamente vergonzosa la actuación del arbitrage en la final.

    Like 0 Short URL:
  • Invitado - JMCF

    SIGO SIENDO AZUL, AHORA CON LOS ALAZANES. Mis respetos para Raulito y Raidel que yo fui de los que no estuve de acuerdo, al igual que pinareños y la gente de Ciego con los refuerzos de Martí, pero el profe le da una confianza a sus hombres aunque esten mal y no lo dejan quedar mal,hay esta el resultado. Felicidades ALAZANES YA SON CAMPEONES(Eso es algo que hay que Creercelo y ellos se lo creen). En las Tunas no habra sorpresas, le ganaron los primeros juegos por tantos dias de descanso.FIN DE LA HISTORIA.Me quito el sombrero ante Pablo Civil y su equipo, la hombrada esta hecha pero lamentablemente solo hay un campeón.

    Like 0 Short URL: