Lunes, 19 Febrero 2018 06:23

Pausa de solidaridad de ciclistas finlandeses

Escrito por
Pausa de solidaridad de ciclistas finlandeses István Ojeda Bello

Las Tunas.- Quizás en su trayecto hacia la capital del país los competidores del Clásico Ciclístico Baracoa-La Habana alcancen a los finlandeses Kari (Tumi) Turunen y Pekka Pitkänen.  Ambos ya completaron el trayecto en bicicleta desde la mayor ciudad del país hasta Santiago de Cuba y ahora van de vuelta. No son los únicos cicloturistas que recorren las carreteras cubanas, pero sí de los pocos que interrumpen su periplo para participar en acciones de solidaridad.

En su caso forman parte de la octava edición de la brigada de trabajo voluntario Victoria de Girón, de la Asociación de Amistad Finlandia-Cuba. Las Tunas fue una pausa más larga de lo acostumbrado donde el pedaleo habitual se vio temporalmente sustituido por el movimiento rítmico de la brocha o la escoba en las áreas exteriores del hospital pediátrico Mártires de Las Tunas.

                                                         TROTAMUNDOS EN DOS RUEDAS

Tumi y Pekka salen a recorrer el mundo por espacio de dos meses al año, aunque ya sus cabelleras hayan encanecido. Comenzaron sus ya numerosos viajes con uno de más de mil kilómetros dentro de su propio país. “Luego fuimos desde Kuopio (también en Finlandia) hasta Italia atravesando Europa Oriental”, dice Tumi. Este par de amigos ya perdió la cuenta de la distancia recorrida y estima en más de 20 la cantidad de países que han conocido, la mayoría de Europa y Asia.

Pekka recuerda con particular fuerza la estancia en China. “Volamos hasta Hong Kong. De ahí fuimos hacia el norte, hasta las montañas”, relata. Con los días iba notando las diversas modalidades del idioma chino en la medida que iban de aldea en aldea. Sumergidos en la profundidad del gigante asiático las bondades de la tecnología moderna le continuaron facilitando la orientación en el terreno. Pero, ¿y qué de otras necesidades igual de perentorias en sitios donde no había demasiada cabida para expresarse ni siquiera en idioma inglés? Entonces explica Pekka que recurrieron a un recurso muy simple: “Para preguntar por algún lugar donde hospedarnos y asearnos dibujamos una cama y una ducha; si queríamos saber dónde podíamos comer, un pedazo de pan o unos huevos”.

                                                                              EN CUBA

“Aquí llegamos en enero y nos iremos en marzo. Los días son muy largos. Es normal que estemos entre ocho y 10 horas sobre la bicicleta. Hemos visto la vida del campo y su cultura quizás más que muchos cubanos. Quisimos venir porque sabemos que Cuba se ha transformado mucho en los últimos 20 o 30 años”, expresa Pekka. “Hemos notado que están en un momento de cambio. Ustedes tienen una fuerza impresionante para modernizar el país”, opina Tumi.

Ellos se despidieron asegurando que no será su última estancia en tierra cubana, pues el país les ha fascinado. Aquí, además de conocer muchos de sus parajes dejaron un rastro de solidaridad.

Visto 2562 veces Modificado por última vez en Lunes, 19 Febrero 2018 13:06
István Ojeda Bello

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de István Ojeda Bello

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found