dia amor tunas2

Las Tunas.- La mirada los delata: están enamorados. No hay que ser expertos en el tema para darse cuenta. Se acarician, se besan, se miman…, son felices y, aunque parezca cursi, les queda como anillo al dedo la máxima de mirar juntos en la misma dirección.

Clarissa Damila Pérez Hernández y Ridel Meriño Rivero van de la mano desde hace 11 años y cada día encuentran nuevos motivos para permanecer unidos. Uno de ellos es la pasión por la música. La joven interpreta con el violín y él con la guitarra. Y aunque estos instrumentos no siempre comparten escenario, eso no los separa.

“Nuestro noviazgo inició cuando finalizaba mis estudios de Nivel Medio y Ridel trabajaba de profesor en la escuela profesional de arte El Cucalambé, pero yo no era alumna suya. Como siempre hemos sido personas correctas, nuestro amor desde entonces recibió aprobación. Fue algo bonito porque empezamos a salir junto a amistades comunes y así nos acercamos hasta que nació este hermoso sentimiento”, afirma Clarissa, con una alegría que contagia.

“Tenemos que ver en casi todas las cosas importantes de la vida, eso nos fortalece, pues para que una relación perdure debe existir al menos un objetivo afín. Por supuesto, la música siempre está presente, es algo místico, un lenguaje que también comunica; a través de una interpretación uno puede ver que tiene dentro a una persona”, dice Ridel, quien también es compositor y productor musical.

Amén de sus actuaciones profesionales, encuentran siempre tiempo para compartir en pareja. Ya sea en casa, en pleno parque Maceo, en una heladería o durante una de esas excursiones por diferentes lugares que diseñan con sus amigos.

“Algo crucial es el respeto mutuo. Claro, existen sus contradicciones, pero mantenemos la comunicación y siempre buscamos el consenso. Aunque a algunos les parezca que llevamos muchos años juntos, realmente he pasado el tiempo fantásticamente bien. Todos los días siento que lo amo más”, confiesa la joven.

“Ella tiene los ojos más lindos que he visto. Es muy inteligente y capaz de reaccionar ante hechos de los que yo apenas me percato. Eso es vital, pues para lograr la armonía resulta imprescindible que tu cónyuge te complemente”, apunta Ridel.

Ciertamente, complemento figura entre los vocablos que los define y no podía ser de otra manera, no solo por la más bella forma de lo bello, también por sus valores y actitudes humanas. “Me encanta su sonrisa, además de cómo toca la guitarra y de darme paz cuando más lo necesito”, expresa ella.

Sus horarios no son de oficina, pero se apoyan entre sí. Hoy trabajan en la obra Tesoro, que estrenará próximamente Teatro Tuyo. Él compone la música que acompañará la pieza y en vivo la interpretará junto a ella y al pianista Carlos Fernández, quien integra con Clarissa el dúo Claroscuro, de música de cámara.

Sueñan con tener hijos, mostrar algún día fuera del país las experiencias artísticas adquiridas y conservar ese sentimiento que hace que sus ojos tengan un brillo singular.

Comentarios   

# Que ese hermoso amor perdure para toda la vida. Los quiere mucho tamaraTamara Diaz Sanchez 14-02-2020 12:53
Feliz Dia del Amor y la Amistad
Responder
# RE: “Solo el amor engendra melodías” Dulce María 16-02-2020 16:03
Bendiciones para esta LINDA pareja donde el amor no sólo ha engendrado maravillas también ha logrado mantener unidos a ambos en la música y el AMOR. Felicidades que perdure por muchos años.
Responder

Escribir un comentario