Domingo, 30 Septiembre 2018 08:48

Dos siglos andando

Escrito por Esther De la Cruz Castillejo

Las Tunas.- Es una verdadera pena que no se conciba a fondo un programa de actividades sólido para celebrar el cumpleaños de Las Tunas cada 30 de septiembre. Este terruño sincero lo merece.

Me atrevo a iniciar estas líneas haciendo público mi deseo a sabiendas de que se acometen acciones constructivas para hacer sus espacios cada día más lindos y no es del todo justo abrir la crónica del día de fiesta con un zarpazo crítico.

Pero sé que andan por ahí muchos sintiendo lo mismo que yo. Les veo desandar la ciudad marcados por el embrujo de sus rincones, la hidalguía de sus esculturas, la sombra quieta del parque Maceo, la imagen colosal de Vicente García en la Plaza de la Revolución y hasta las noches, ya no tan quietas, cogiendo el fresco del bulevar entre celulares, tablets y Wifi.

Se cumplen 222 años de la celebración primera. Eso se respira cuando usted percibe cuánto hemos crecido en población, cultura, identidad, arraigo. Nos sabemos herederos de una estirpe enérgica como el León de Santa Rita y sus soldados; dulce, cual poesía de Juan Cristóbal; elocuente, como el verbo disparado de Guillermo Vidal; fuerte, al ritmo de los golpes de Teófilo en los cuadriláteros más exigentes de su tiempo.

Este domingo, los fieles católicos le harán una misa a San Jerónimo, el patrono de estas tierras, justo cuando los relojes apunten las 7:00 am en la Plaza Cultural. Iniciarán así las celebraciones también por los 40 años de la Diócesis de Holguín, primera de las tantas nacidas en el Archipiélago tras el triunfo de la Revolución.

Tal vez recuerden entonces que fuimos el sitio inaugural de veneración mariana en Cuba, en la jornada aquella en que Alonso de Ojeda, años antes de la fundación siquiera de la primera villa, llegó con la cruz de la virgen María hasta el cacicazgo de Cueybá, el lugar en que curaron sus heridas tras una cruenta tormenta.

Varias son las instituciones que se suman al jolgorio. Sin embargo, el mejor homenaje a Las Tunas, de seguro, lo puede hacer cada uno de nosotros. Está en el cuidar sus aciertos y acompañar sus sueños de crecer, empinarse y andar en nombre de todos.

Visto 1818 veces Modificado por última vez en Domingo, 30 Septiembre 2018 09:57

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found