Jueves, 03 Enero 2019 08:12

Un 2018 de "ajetreo" eléctrico en Las Tunas

Escrito por Adalys Ray Haynes (Tomado de Tiempo 21)
Durante el 2018 los trabajadores del sector eléctrico realizaron diversas inversiones y fueron reconocidos por su labor. Durante el 2018 los trabajadores del sector eléctrico realizaron diversas inversiones y fueron reconocidos por su labor. Foto: Oscar Güides

El sector eléctrico en Las Tunas recibió en el 2018 la Condición de Vanguardia Nacional y mantuvo un programa inversionista con prioridad para la creación de infraestructuras para la generación con fuentes renovables de energía

Las Tunas.- "El 2019 es solo otro año, nosotros tendremos el mismo "ajetreo" de trabajo, ciclones y cables", me confiesa Máikel, un joven liniero tunero ya con experiencia en la recuperación eléctrica, tras el paso de huracanes en el oriente y centro del país y que vivió un intenso 2018, convocado por la Empresa Eléctrica de las Tunas, a la que pertenece.

Los colectivos de la entidad culminaron 12 meses de una permanente labor para mantener altos niveles de eficiencia en el proceso de transmisión y distribución de la energía eléctrica ajustados a un programa de desarrollo tecnológico, que aunque trazado hasta el 2030, definió en la etapa los planes futuros.

Un ambicioso proyecto anual, resumido en la labor de cerca de mil trabajadores que ejecutaron unos 40 millones de pesos en inversiones, en las que son obras líderes la continuación de los parques eólicos La Herradura 1 y 2,  y los emplazamientos fotovoltaicos Parada 2 y Manatí 1, al norte de la provincia.

Igual prioridad concedieron a la rehabilitación de redes para garantizar parámetros óptimos de explotación, con disminución en las afectaciones del servicio que brindan a los más de 530 mil habitantes de la provincia y a entidades estales y privadas.

También llevaron la electrificación hasta las comunidades rurales y los polos constructivos de viviendas, junto a estrategias para dar respuesta oportuna al crecimiento de la carga.

No pocos obstáculos desafiaron por las afectaciones financieras que presenta el país, asunto que demoró la entrada de recursos indispensables para la generación eléctrica, junto a atrasos en las importaciones del equipamiento contratado en China para los emplazamientos eólicos.

DEL  PROGRAMA  EÓLICO... "TODO  CONTINÚA  EN EL 2019"

Adela Álvarez Fernández, directora de la Dirección Integrada de Proyectos Eólicos en Las Tunas pasó todo el 2018 en los terrenos cercanos a la costa en territorio del municipio de Jesús Menéndez. Siempre ocupada en guiar los trabajos de excavación y fundición de las bases de los aerogeneradores de los emplazamientos La Herradura 1 y 2, que serán los más grandes de Cuba.

En la zona desde el 2013, solo al cerrar este diciembre despide una de las etapas más prometedoras del proyecto, pues junto a los avances de las obras ingenieras vio llegar por el cercano Puerto Carúpano los primeros 11 aerogeneradores procedentes de China, no todo lo esperado, pero indispensable para las acciones previstas en los próximos meses.

Ella sabe que esta vez quedó más cerca el sueño del equipo de expertos y constructores locales y de Holguín de levantar las primeras torres, crear un circuito y lograr una primera generación con el aprovechamiento del viento.

"La generación es el sueño y en el 2019 avanzaremos más", ratifica Adela que confirma a Tiempo21 que las contantes visitas y chequeo a la obra del miembro del Buró Político y Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez tiñeron de apoyo al programa eólico, por lo que para ella todo continúa.

EL 2018 DE LOS PARQUES SOLARES FOTOVOLTAICOS EN LAS TUNAS

Durante el 2018 el parque solar fotovoltaico (PSF) Parada 1, consolidó un primer año de funcionamiento como primero de su tipo en la provincia y mantuvo estabilidad de acuerdo a su capacidad instalada que le permite generar 2,2 MegaWatts (MW) en condiciones óptimas de radiación.

Ubicado en las cercanías de la ciudad de Puerto Padre, a su lado se levantó el emplazamiento Parada 2, ya conectado al Sistema Electroenergético Nacional (SEN) y capaz de duplicar el aporte del primero, con sus 17 mil 600 paneles montados en 800 mesas, con el uso de la tecnología de hincado.

Entre el increíble silencio de una planta que genera electricidad laboran en turnos rotativos 16 operarios, capacitados por la Empresa Eléctrica para realizar todas las funciones que inician con mantener limpias las áreas y garantizar la actividad eléctrica desde el área de control.

Kárel Martínez Ayala y Carlos Gilberto García Sicilia cumplían sus funciones en el momento de la visita de Tiempo21 al lugar y aseguraron que aunque dependen de los rayos solares, la parte humana es también vital. El propio Carlos considera que realiza una labor bien especializada.

Unos 36 kilómetros más allá, en la entrada del municipio de Manatí, se inauguró en el 2018 el PSF Manatí 1, y al sumar las tres instalaciones pueden aportar 8,8 MW de energía renovable, a tono con las inversiones del país para cambiar la matriz energética y la pretensión de Las Tunas de autoabastecerse con la aplicación de tecnologías fotovoltaicas y eólicas en la generación de electricidad.

Prevé la Empresa Eléctrica en el territorio culminar a corto plazo otras tres instalaciones ecológicas que garanticen un considerable ahorro de combustible fósil, además de la reducción de la carga contaminante, razón en correspondencia con los compromisos pactados en los acuerdos internacionales sobre el cambio climático y el programa cubano Tarea Vida.

             ELECTRICIDAD DE MÁS CALIDAD EN COMUNIDADES TUNERAS

La electrificación de 13 comunidades en el 2018 elevó la calidad de vida de miles de habitantes que recibían el servicio a través de tendederas y al decir de René Rocio Pupo, director técnico de la Empresa Eléctrica local, a lo largo y ancho de la geografía tunera miles de familias reciben el servicio con líneas construidas rústicamente y conectadas de manera ilegal.

Linieros agrupados en siete brigadas de todos los municipios redoblaron esfuerzos en los últimos meses y lograron la normalización de parte de estas comunidades como Dormitorio y Jagüey, en el municipio de Manatí; Charco Piedra, en Amancio; San Félix, en Puerto Padre; junto a Barranca y La Majagua, en Las Tunas; San Rafael, en Colombia; La Esperanza en Majibacoa; y Cuatro Vereda y Libertad, en Jesús Menéndez.

En cada jornada junto a las dificultades para el acceso y el montaje de redes primarias y secundarias en zonas alejadas se unió el déficit de recursos como transformadores y equipos de medición, lo que no detuvo las inversiones, pero limitó el número de beneficiados.

En la agenda del 2018 el sector eléctrico también incluyó finalizar el programa de instalación de paneles solares fotovoltaicos en zonas aisladas del SEN, y quedaron electrificadas así 668 viviendas rurales en toda la provincia.

Las acciones, iniciadas en el 2017, llegaron a entornos rurales de los ocho municipios tuneros, tras un levantamiento realizado por los órganos locales del Poder Popular que identificó casas sin posibilidades de recibir el servicio por la vía convencional.

En localidades como Naranjal, Sao Carmenate, Las Vitalinas y 40 Pesos, cuyos pobladores producen alimentos, está la huella del programa que ratifica que en el entorno rural de Las Tunas ya no existen viviendas oscuras, respuesta a la proyección de la Unión Nacional Eléctrica que tiene como meta llevar un servicio eficiente a todos los usuarios, sin importar su ubicación.

Igual aseguramiento recibieron los favorecidos con la construcción de viviendas en los 14 polos constructivos organizados en el territorio para personas afectadas por pasados eventos climatológicos y otras situaciones.

                       INVERSIONES EN LAS REDES CON EL MISMO "AJETREO"

La rehabilitación de redes no faltó en el plan de inversiones de Las Tunas durante el 2018 buscando confiablidad en un sistema, ya estable, y la reducción de las pérdidas que llevó a reparaciones en las líneas y la modernización de una subestación de 220 KV.

Según Marcos de Arriba Martínez, director del Despacho provincial de Carga, se definieron cambios de tramos de conductores primarios y centenares de las acometidas que llegan a las viviendas, instalaron metrocontadores más eficientes y repusieron postes del tendido eléctrico.

Entre los trabajos de mayor impacto alegó la conversión de circuitos de distribución en los principales repartos residenciales de la ciudad de Las Tunas, entre ellos Buena Vista, el más poblado de la urbe.

La empresa también concluye el 2018 con una notable disminución del tiempo de afectación a los clientes y la rápida respuesta ante las inquietudes de la población, junto a los programas del ramo agrícola para el riego de las plantaciones.

SECTOR ELÉCTRICO TUNERO CAMINO AL 2019

Alejandro Gil, ministro de Economía y Planificación, afirmó durante el II Período Ordinario de Sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, que en el 2019 el Plan de la Economía de Cuba tendrá entre sus programas priorizados las fuentes renovables de energía, iniciativa en la que avanza el sector eléctrico tunero porque define sus resultados empresariales presentes y futuros.

Para sostenerlos necesita del aporte de sus colectivos, por eso al despedir el 2018 la Empresa Eléctrica de Las Tunas definió como mayor éxito de la etapa que recibieron la Condición de Vanguardia Nacional por los éxitos del 2017 y que esperan lograr nuevamente.

Un centenar de especialistas, directivos, obreros y técnicos merecieron el reconocimiento desde las unidades encargadas de las inversiones, la técnica, la atención al cliente, las construcciones, las acciones comerciales, los recursos humanos, la formación, el control y otros campos.

Carlos Arias Sobrino, director de la entidad, al dirigirse a los trabajadores el pasado 28 de diciembre, les deseó felicidades y los convocó a otro "ajetreo" eléctrico en el 2019.

Visto 3492 veces Modificado por última vez en Martes, 08 Enero 2019 08:12

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found