Martes, 07 Mayo 2019 06:20

Procesos penales en nueva Constitución: Letra viva, ni un centímetro menos (+video y tuit)

Escrito por Zucel de la Peña y Esther De la Cruz

Las Tunas.- Ya Cuba tiene nueva Constitución. Fue aprobada por su pueblo en referendo, proclamada por la Asamblea Nacional del Poder Popular y publicada en la Gaceta Oficial de la República; los tres pasos inviolables para alzarse como tal. Sus títulos cobijan el presente y futuro de un país que quiere, pero más que todo, necesita ser mejor.

Cartel Referendo 15Respaldan el contenido de avanzada virtudes como la ampliación de los derechos de los ciudadanos, la organización de sus preceptos y estar a tono con la metodología de los instrumentos internacionales más actuales.

Sin dudas, algunos elementos, por entrar en conflicto con prejuicios o añejos postulados, se robaron las "cámaras" en la consulta popular y limitaron la justa apreciación de una zona que los expertos en la Isla han nombrado entre las más renovadoras en ese texto: los procesos penales. Modificaciones que ponen a los órganos judiciales ante el desafío de potenciar al máximo su quehacer.

Es un conocimiento especializado que, con el buen abono que esparció sobre la cultura constitucional la discusión del pueblo, debe seguir ganando terreno, para saber cómo actuar ante cualquier situación o irregularidad. En el Capítulo VI, del Título V, dedicado a la garantía de los derechos, se reúnen disposiciones que enaltecen en ese sentido tan raigal documento.

¿Y MI ABOGADO?

Uno de los cambios mejor recibidos por especialistas y el público ha sido la asistencia letrada desde inicio del proceso, que con tal especificación fue fruto de la consulta popular, pues el proyecto registraba la posibilidad de recibir asistencia jurídica para ejercer la defensa, sin más detalles.

"Era algo que se pedía hace mucho, incluso, en el propio acto del juicio no es raro que los abogados en sus informes digan: 'Si hubiéramos tenido la oportunidad de estar desde el primer momento...'. Resulta novedoso para los ciudadanos y les da a los abogados mayor protagonismo. Nos obliga a superarnos más", dice Martha González Borrero, con 16 años de experiencia en la sala penal y hoy al frente de la atención a la población en el Tribunal Provincial.

Su colega Madelaine Rivero Rivas, asesora jurídica de esa institución, ve con beneplácito la reforma. En Cuba, "la PNR tiene 24 horas para detener, y tramitar un asunto penal; y el instructor y el fiscal, disponen cada uno de 72 horas para su labor. Eso suma siete días que una persona puede estar detenida sin que existan todas las evidencias y, hasta esta inclusión en la Carta Magna, sin la representación de un letrado, de un experto que le dijera qué hacer, qué pruebas podía aportar", comenta.

Ahora existe más margen para preparar la defensa y con ello se elimina un posible estado de indefensión. "No es lo mismo -continúa Rivero Rivas- cuando el detenido conoce a su abogado desde el principio y le dice: 'A mí me hicieron un registro y encontraron tal producto en mi casa'. Ahí se pueden buscar documentos y demostrar la procedencia lícita, en caso de que lo fuere. También esto trae consigo la ventaja de que, si el procesado entiende que no está siendo bien representado, le quede suficiente tiempo para la sustitución y no pierda el curso de su defensa", advierte.

Programa Somos Cuba sobre el debido proceso

SOLICITÉ TU HABEAS CORPUS

Otra novedad es darle al recurso de habeas corpus carácter constitucional. No es que no existiera en Cuba, siempre ha estado en la Ley de Procedimiento Penal y su uso permite alegar una detención ilegal; pero que ostente ese respaldo ayuda a visibilizar los derechos, da garantías a la libertad individual y aporta más protección, según confirman ambas expertas entrevistadas por 26 Digital."Incluso, si al final se define que la persona es inocente, puede establecer una demanda contra el perjuicio que tuvo; por ejemplo, la pérdida de su salario durante los días de detención", señala la asesora jurídica.

Que este año la sala penal en Las Tunas ya viviera un proceso de habeas corpus, quizás sea la señal de que se oxigena su empleo, y con ello, la legalidad.

DEBER DEL DEBIDO PROCESO

Al leer la Constitución una frase llama a que el tránsito por los órganos competentes se realice de forma impecable, respetando los derechos fundamentales: debido proceso. Una conjugación de vocablos ausente en la Ley de leyes anterior y que habla de intención de excelencia.

Al decir de Martha González Borrero, ese estado se consuma cuando no hay violación de ningún principio del Derecho Penal ni de los términos procesales, y cada quien recibe las garantías necesarias.
"Los procesos pueden ser sumarios (cortos) u ordinarios (largos). Cumplir con ese precepto en estos últimos es, por ejemplo, que la instrucción no se pase del lapso que tiene para investigar, entre otros muchos elementos.

"El proceso penal cubano es una mezcla del modelo acusatorio y el inquisitivo de la antigua Roma. Hay de lo oral y lo escrito -puntualiza. El acusado puede cambiar su declaración en todo momento. No tiene la obligación de declarar, ni de responder preguntas. El debido proceso es vital para que esto se cumpla".

HACERSE VALER

El Artículo 99 de la Carta Magna suma retos mayúsculos a los órganos judiciales. Refiere que la persona a la que se le vulneren derechos constitucionales y, por ello, sufriere daño por órganos del Estado, sus directivos, funcionarios o empleados, con motivo de la acción u omisión indebida de sus funciones, así como por particulares o por entes no estatales, tiene derecho a reclamar ante los tribunales la restitución de estos y obtener, de conformidad con la Ley, la correspondiente reparación o indemnización.

Ante ese mandato, del que la ciudadanía debe sentirse dueña, no se puede menos que elevar la profesionalidad y el saber de aquellos que deben darle curso a tal solicitud. Así lo reconoce Misleidis Escalona Bizcaíno, vicepresidenta del Tribunal Provincial, quien declara sin rodeos que puede que la total preparación para asumir tanta novedad hoy no está en todos los trabajadores del sistema, "pero no dejaremos de insistir y controlar".

Y eso en parte es porque las disposiciones legales que deben sostener la mayoría de estos cambios aún no salen a la luz, dentro de las numerosas transformaciones legislativas que ha dejado de tarea la proclamación de la Constitución. En ese grupo destaca los códigos Penal, Civil y de Familia, y la propia Ley de los Tribunales.

"Sabemos que si se presenta una situación relacionada a lo nuevo promulgado hay que buscar las respuestas en las leyes vigentes. El Derecho está marcado por constantes interpretaciones. Siendo racionales y lógicos podemos responder con lo reglamentado. Depende mucho de la inteligencia y la disposición. Lo que no sepamos tenemos que buscarlo. Saber cuál es la instrucción que puede legalizar determinado proceso", refiere y asegura que esa es la mentalidad que impera ahora mismo entre las fuerzas de su entidad. 

Escalona Bizcaíno detalla además, que desde el Tribunal Supremo ya está organizado el plan de trabajo para tan ardua labor legislativa. "Las leyes se dividen en libros y tenemos diseñado cuándo nos dedicaremos a cada uno. Hay algunas que son inminentes, pero otras llegarán con más lentitud. Todo el sistema está esforzándose para avanzar lo más rápido posible", concluye.

TE ESCUCHO

Y de la intención de este sector de darles a los cubanos un acabado escenario de legalidad no hay por qué dudar, sobre todo, si tenemos en cuenta que paralelo a esa gran faena el Tribunal Supremo ha dispuesto la creación en sus instancias provinciales, desde inicio de año, de la plaza de atención a la población. Es la tarea que asumió Martha aquí, ejercicio pensado para un juez o una jueza.
Siempre esas sedes tuvieron espacio para este servicio, lo asumían sus presidentes y vicepresidentes, pero ahora entraña un actuar mucho más individualizado, constante y abarcador, y que incluye la supervisión de dichas entidades.

"Atendemos de lunes a viernes inquietudes de cualquier materia del Tribunal, lo mismo económico, que penal, civil, de familia, de procesos administrativos. Hasta ahora lo más común son los procesos civiles, como litigios en la vivienda y la división de los bienes ante un divorcio. Tampoco han faltado los casos del penal. A veces los usuarios vienen por una información, pero en otras a establecer una reclamación y ahí los asesoramos de todos los pasos, siempre aclarando que por esta vía no modificamos ni revisamos resoluciones judiciales", especifica González Borrero y 26 Digital no deja de imaginar cuánto estudio le exigirá esa práctica diaria.

También, mientras cuenta de las dudas con que la gente le toca a la puerta de la oficina, es fácil concluir que, entre el debate popular, el sí mayoritario del referendo, la sesión extraordinaria del Parlamento el pasado 10 de abril y las hojas de la Gaceta cumplimos solo el capítulo más breve de esta historia, viene ahora el más largo y definitorio: hacer la Constitución letra viva, ni un centímetro menos.

Visto 1835 veces Modificado por última vez en Martes, 07 Mayo 2019 09:45

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • Invitado - Lazaro

    Soy un asiduo internauta de la gaceta oficial (https://www.gacetaoficial.gob.cu/) para buscar información legal de interés, pero a veces se me hace difícil, hasta en ocasiones imposibles. Esta página debe modernizarse y crear mecanismos de búsquedas (diversos) fáciles y agiles para llegar al legajo oficial que se busca (nuevo o viejo en el tiempo). Debería crearse boletines mensuales con la relación de lo legislado publicado (incluso enviarse electrónicamente por suscripción), crearse lista de estos documentos y su vigencia, porque a veces la derogan y nadie se entera. En sentido general hay que buscar mecanismos fáciles y agiles de información legal.

    Like 0 Short URL:
  • Invitado - Lazaro

    Si, en la constitución, quedo plasmada asistencia letrada desde inicio del proceso. Pero lo que no plasmado y dejo para otras leyes de aplicación: el momento de inicio del proceso. En estos momentos se desconoce cuál es el punto de inflexión donde se marca el inicio del proceso. la PNR tiene 24 horas para detener (será aquí), tramitar un asunto penal entre el instructor y el fiscal (será aquí). Si es al momento de la detención – avanzamos, después de las 24 horas de la PNR, estamos intermedio y si es después de las 72 horas de la Fiscalía quedamos en lo mismo 7 días como hoy. En realidad, no hay nada definido todavía.
    El habeas corpus carácter constitucional es bueno, pero en la práctica “habitual” será difícil alegar una detención “ilegal”. Todo está respaldado por la ley o se busca que lo sea.

    Otro punto que no se tocó constitucionalmente el hecho de la llamada autoridad competente que debería ser un juez o tribunal y no la fiscalía como esta hoy. Se supone que la Fiscalía es la que acusa, por tanto, va tener al detenido preso hasta que encuentre por donde seguir manteniéndolo preso. Debe existir un ente independiente al caso que evalué y determiné como seguir en actuación. Actualmente la fiscalía habitualmente declara: que se mantienen las condiciones por las que fueron detenido o que el reo es un peligro para sociedad y la vida sigue igual para el detenido, en prisión preventiva hasta el juicio final.

    Like 0 Short URL:
  • Invitado - Alejandro

    Gracias por la excelencia del artículo, el reto fundamental está en cambiar la mentalidad de los jueces y de los abogados, antes ir contra el estado era algo insólito, inusual, raro, ya no, la persona que resulte detenida (Como conocí dos casos) y que a los 96 días le den la libertad y en la propia entrada del Organo de Instrucción, su instructor u otro que lo acompaño en su nombre, le informe: "discúlpenos, no tenemos nada contra ud", y luego de que (en ese tempo) sea expulsado o botado de todo o casi todo durante ese proceso, podrá ahora resarcirse (aunque siempre estuvo pero la gente dice: ¿para qué?) sin embargo ahora se podrá hacer por fuerza de decisión del tribunal si la PNR no actúa como debe hacer, ojala que así sea. Gracias

    Like 0 Short URL: