Las Tunas.- Jesús había planificado jubilarse en el 2019. Los años ya le pesan de más en las piernas. Pero por la incertidumbre con varios productos de alta demanda como el pollo y los huevos, en los meses recientes, lo está pensando mejor. Muchos de sus compañeros piensan de forma similar. Si el salario antes le parecía insuficiente, ahora con el alza de los precios en la calle no le alcanza para casi nada. Campear el temporal con una pensión no parece buena idea.

Publicado en Destacamos