0175297bf959b4d786beb14a4443eeef LLas Tunas.- El Proyecto El Manuscrito Perdido, que auspician la Sociedad Cultural José Martí y la Plaza Martiana, de la ciudad de Las Tunas, diseña actividades encaminadas al disfrute y la superación cultural de las nuevas generaciones durante la etapa estival.

Según informó el escritor y profesor universitario Yury García Fatela, su organizador, cada martes y jueves en un área de la Plaza Martiana tendrán lugar iniciativas con la confluencia de varias manifestaciones culturales.

"Los martes proponemos un taller de oralidad, que busca desarrollar la expresión oral y las habilidades comunicativas en niños, adolescentes y jóvenes, a través de la declamación, la narración oral y la oratoria. Contamos con la colaboración de la Cátedra de Oratoria de la Universidad de Las Tunas. Nos proponemos que, además de didáctico, sea un espacio entretenido. Defendemos la máxima martiana que expresa: "Así queremos que sean nuestros niños, hombres que digan lo que piensan y que lo digan bien, hombres elocuentes y sinceros.

"Los jueves, por su parte, funciona el café literario Plaza de Almas, que es una especie de tertulia, con libros, café, incienso, artistas invitados (escritores, músicos, actores...), siempre con la literatura como plato fuerte. No solo es una invitación para los creadores, también se suman los amantes de la lectura. Hablamos de textos cubanos o universales y propiciamos la cultura del debate".

Con un año de funcionamiento en el museo provincial Vicente García y luego dos en la Plaza Martiana, el Proyecto El Manuscrito Perdido consolida su quehacer en aras de aportar al conocimiento y al desarrollo de gustos estéticos. Entre los participantes a la cita de oralidad se encuentran estudiantes de la secundaria básica Jesús Suárez Gayol, del municipio cabecera, quienes ya declaman poemas, perfeccionan su léxico y son capaces de hilvanar ideas sólidas y comunicarlas por sí mismos.

Mientras, la idea de "Plaza de Almas" proviene de una peña de igual nombre que García Fatela impulsó durante cinco calendarios en la otrora universidad de ciencias pedagógicas Pepito Tey, de este territorio.

Escribir un comentario