Imprimir
Visto: 10367

foto 2Las Tunas.- El instituto politécnico agropecuario (IPA) Manifiesto de Montecristi, de Jobabo, fue escogido junto a otros 28 de todas las provincias, para insertarse en un convenio con un financiamiento internacional de unos cuatro millones de euros, que persigue el perfeccionamiento de la Educación Técnica y Profesional (ETP) en Cuba.

El acuerdo fue suscrito el pasado 21 de junio en La Habana por representantes de los ministerios de Educación (Mined) y de Comercio Exterior (Mincex), de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude) y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). La iniciativa se implementará en 29 escuelas politécnicas, ubicados en 24 municipios.

Según trascendió durante la firma, con el Programa de Fortalecimiento de la Educación Técnica y Profesional en Cuba (Profet), se priorizarán las especialidades de la Construcción, Agropecuaria y los Servicios, este último enfocado en el desarrollo del turismo. Alexánder Manso, director nacional de la Educación Técnica y Profesional (ETP), comentó a la Agencia Cubana de Noticias que Profet forma parte del trabajo de perfeccionamiento del modelo de formación a tono con la realidad económica del país.

"Como parte del mismo, especificó, se desarrollará la capacitación de los docentes, se renovarán los politécnicos en materia de tecnología, insumos y disponibilidad de base material de estudio, y se mejorarán los sistemas de dirección. Está concebido para cuatro años de trabajo y el financiamiento es asegurado por Cosude".

El proyecto tiene unas cuatro etapas, en la primera se preparan los decisores nacionales, locales y profesores involucrados. De igual forma se crean alianzas con el sector productivo y los gobiernos locales, se elevan las respuestas a jóvenes al acceso a la formación profesional y se fortalece la disponibilidad tecnológica.

Como parte de la segunda y tercera etapas, se ejecutarán acciones de preparación a los agentes y agencias vinculadas; se actualizarán el equipamiento en áreas y laboratorios técnicos docentes; se avanzará en la preparación para el empleo de estudiantes y trabajadores; se perfeccionará la calidad del aprendizaje; y se espera una mejoría de las relaciones de trabajo con las empresas y politécnicos y los gobiernos locales.

Finalmente, en el cuarto año se deben consolidar los resultados y multiplicarse las experiencias y buenas prácticas, completarse la adquisición de equipamiento y continuar la preparación de los profesores y personal de la industria. Se establecerá además una estrategia para la continuidad del proyecto en la próxima etapa de colaboración; y se cumplirán las políticas aprobadas en el campo de la formación profesional.

Giorvys Taquechel, director nacional de la Educación Media Superior en el Mined, destacó que incluye acciones dirigidas a elevar la calidad de los graduados y da una mejor perspectiva a los empleadores. Aseguró que el trabajo cooperado y la profesionalidad serán elementos claves en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo.

El IPA Manifiesto de Montecristi es seleccionado por ser un colegio que destaca en la geografía tunera, con méritos en la formación de técnicos y obreros calificados en especialidades como Zootecnia Veterinaria, Agronomía, Confecciones Textiles, Contabilidad, Elaboración de Alimentos, Construcción Civil, Instalaciones Eléctricas y Carpintería, entre otras. Recientemente fue congratulado con la Condición de Colectivo Martiano y recibieron la Tercera Corona de Excelencia en el Movimiento Nacional de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar.

Este politécnico es el único del país que atesora un polígono de suelo, con 12 medidas para el manejo, conservación y uso del mismo, habilidad que sus educandos deben saber aplicar, así como la rotación, el intercalamiento de los cultivos y el control de plagas y enfermedades. En los programas de Veterinaria y Agronomía estudian las cercas vivas, las cuales proporcionan sombra al animal y es fuente de alimento para ellos. Allí se fomentan con el almácigo, el piñón florido y la moringa para sustituir el marabú.

Cuentan con cinco talleres y 38 aulas anexas para que los estudiantes puedan desarrollar actividades prácticas. Disponen de 21 áreas básicas experimentales fundamentalmente de la rama agropecuaria, en las que despliegan las habilidades profesionales que necesitarán para su puesto laboral, según declaraciones a 26 Digital de Magdelaine Sosa Menencia, directora del IPA.

 


Very Simple Image Gallery:
Could not find folder /var/www/periodico26/periodico26/images/image_galleries/principal/