niños practicando deportes

Las Tunas.- En esta provincia, las madres trabajadoras tienen la opción de dejar bajo cuidado docente a sus hijos de la Enseñanza Primaria durante los meses de julio y agosto. La estrategia prevé actividades recreativas, deportivas, de biblioteca y computación, más visitas a sitios históricos y culturales, sin perder de vista las medidas higiénicas que impone la situación epidemiológica actual.

Según explicó a 26 Digital Maribel Reyes Hidalgo, jefa de ese nivel de enseñanza en la Dirección Provincial de Educación, aunque el curso aún no se reanuda “todas las madres que actualmente se encuentran cumpliendo funciones laborales y no disponen de otra persona que cuiden de los menores contarán con el respaldo del sistema educacional”.

De los 23 seminternados distribuidos en el territorio se escogieron 11 para desempeñar esta labor y ya reciben a los pequeños. En la cuidad cabecera las escuelas designadas son Boris Luis Santa Coloma, Toma de Las Tunas y Rafael Martínez; en la localidad de Puerto Padre la "Camilo Cienfuegos" en la cabecera municipal y la "Guillermo Domínguez", en la comunidad de Delicias; en “Amancio”, la "Abel Santamaría"; la "José Martí" en “Colombia”; en “Jesús Menéndez” la "Frank País"; en Jobabo la "Carlos Manuel de Céspedes"; en Manatí la Grandes Alamedas y en Majibacoa el centro Combate de Arroyo el Muerto.

En esta etapa los maestros cumplen, además, otras tareas como la autopreparación, el cuidado y mantenimiento de los planteles y la visita a sus educandos, con el propósito de intercambiar sobre los contenidos transmitidos en las teleclases. Estas entrevistas servirán de diagnóstico para la planificación de clases y sistematizaciones, una vez se retomen las clases.

El 18 de julio próximo, fecha a partir de la cual los docentes disfrutarán de su mes de descanso, iniciará una segunda etapa en la que se mantendrá la prestación del servicio en los mismos planteles, pero en la modalidad de plan vacacional, con un personal escogido para ello y el cobro de una cuota que varía según la cantidad de niños de una misma familia.

A esta alternativa también podrán acceder las madres trabajadoras cuyos hijos cursan el nivel primario, pero no son matrícula de un seminternado. Para ello pueden hacer la solicitud en uno de los colegios mencionados, según su lugar de residencia, y presentar una carta del Departamento de Recursos Humanos de su centro de trabajo, que certifique que labora allí.

Reyes Hidalgo acotó que los pioneros tendrán asegurada la alimentación adecuada durante todo el día, no se desarrollarán actividades que propicien la aglomeración y se mantendrán protocolos sanitarios establecidos, como el lavado frecuente de las manos, el uso del nasobuco y el paso podálico a la entrada de las instalaciones. Otros centros abrirán sus puertas durante el verano con actividades en sus salones de computación y áreas deportivas.

 

 

Escribir un comentario