circulo infantil tunas1 1

Las Tunas.- La flexibilización en el horario de entrada y salida, la desinfección de superficies, el uso obligatorio del nasobuco y el distanciamiento físico entre los matriculados son medidas que permanecerán en los círculos infantiles de la provincia desde este primero de septiembre, cuando se retome el curso escolar 2019-2020.

De los 29 centros de este tipo con que cuenta el territorio, todos se encuentran abiertos y cumpliendo con sus funciones habituales, justo cuando hay un incremento considerable de la asistencia. Así lo comentó a 26 Digital Yanara Campaña Mariné, jefa del Departamento de Primera Infancia en la Dirección Provincial de Educación.  

La directiva informó que se extremarán los protocolos sanitarios previstos en aras de evitar el posible contagio de la Covid-19, debido a que ya deja de estar en vigor la disposición del Ministerio de Educación de respetar la decisión de los padres de llevar o no a su hijo, sin concebir límites de ausencias.

Yana primera infancia verticalCampaña Mariné acotó que esta particular se adoptó durante los meses de la pandemia y se continuó aplicando en las primeras fases de la etapa recuperativa, pero ahora que el calendario lectivo se reanuda, los infantes deben continuar con las actividades docentes que garanticen su desarrollo integral. Las ausencias en lo adelante deberán ser debidamente justificadas, de lo contrario se podría perder la matrícula.

Recordó que “los padres entregan los menores en la puerta de la entidad a las auxiliares, evitando así el flujo excesivo de personas dentro de la edificación y en la tarde los recogen igualmente en el vestíbulo. Los pequeños deben llevar sus nasobucos puestos y varios en su bolso, con el objetivo de poder cambiarlos con frecuencia como corresponde”.

En el horario de la siesta se colocarán los catres a más de un metro de distancia uno del otro y se utilizarán todos los espacios de la instalación como pasillos, vestidores y gabinetes, en función de lograr el distanciamiento físico requerido.

Con relación al otorgamiento de nuevas matrículas dio a conocer que el llamado masivo que habitualmente se hace en el mes de julio tendrá lugar en la última semana de octubre. Este comprenderá a los niños que ya pasan a otro año de vida y a los nacidos en los meses de agosto, septiembre y octubre del 2019.

Los docentes, reiteró, tienen la misión de velar por el cumplimiento estricto de las medidas higiénico sanitarias, como la ingestión frecuente de agua, el establecimiento de cierta distancia a la hora de hablar, recordarles que al toser o estornudar deben taparse la boca con el antebrazo y el lavado frecuente de las manos. Con relación a esta última precisó que en el caso de los menores ha de hacerse solo con agua y jabón, pues no deben ser expuestos al cloro.

La jefa del Departamento de Primera Infancia dijo que todos los círculos tienen garantía del abasto de agua, así como de los recursos para la alimentación, el aseo personal de los infantes y la limpieza de las instalaciones.

 

 

Escribir un comentario