recreacionLas Tunas.- La recreación en Las Tunas ha tenido una transformación para bien, sobre todo los sábados, cuando nuevos espacios asumen las actividades concentradas tradicionalmente a todo lo largo de la calle Vicente García (Carretera Central) de la ciudad.

El parque Antonio Maceo y las arterias que lo rodean, así como el entorno de la sala polivalente Leonardo McKenzie Grant, constituyen ahora nuevos escenarios para la diversión de niños, jóvenes y la familia en general.

Desde las tardes sabatinas y hasta horas de la noche, en estos sitios se disfruta de música en vivo y grabada, de ferias comerciales, ofertas gastronómicas de distintas unidades y venta de golosinas para los más pequeños, amén de los expendios de los trabajadores por cuenta propia.

Pero ello no significa que los restaurantes, cafeterías y unidades nocturnas del centro histórico cierren sus puertas; todo lo contrario, se mantienen abiertas con sus productos en el exterior de las respectivas instalaciones.

Hasta la aprobación de este diseño recreativo, para los lugareños lo más importante era la Noche Tunera, cada sábado y domingo en la calle Vicente García, la cual se mostraba muy concurrida, pero con el inconveniente del desvío del tránsito por lugares de difícil acceso.

María Esther Quiñones, residente en el centro de la ciudad, significó a la Agencia Cubana de Noticias la buena idea de cambiar esas fiestas para otros puntos, pues además de darle más vida a la recreación, las restantes instalaciones de la ciudad se mantienen abiertas, y así hay más opciones.

Las autoridades políticas y de Gobierno de la provincia reconocen que la Noche Tunera cumplió su objetivo y es la base del diseño de lo que se oferta hoy.

De lograrse sistematicidad en este programa, se harían realidad las palabras del presidente de la República, Miguel Díaz-Canel, de que la recreación en Cuba no debe limitarse solamente al verano.

Escribir un comentario