Imprimir
Visto: 1940

ubpcmani

Las Tunas.- Los trabajadores de la unidad básica de producción cooperativa (UBPC) Maniabo no encontraron en el año 2020 la satisfacción de haber cumplido sus planes productivos. Con más sombras que luces, estos criadores atravesaron un calendario difícil; sin embargo, en su empeño de no decaer en los resultados, implementan estrategias para revertir el panorama y aportar al Estado más alimentos para el pueblo en la actual etapa.

Ubicada en el municipio capital, la UBPC dedica sus siete vaquerías, un centro de desarrollo, otro de recría y un establecimiento de novillas de reemplazo al desarrollo ganadero. La producción de leche, tarea fundamental, se vio afectada por la intensa sequía que azotó al territorio durante siete meses, propiciando que solo 595 mil 963 litros de leche, un 89 por ciento de lo planificado, se acopiaran para la industria.

Maniabo 1

Ante esta situación, los ganaderos no se quedan de brazos cruzados. Onlevis Barrero Hidalgo, administradora de la unidad, explica que “luego de ese trago amargo, comenzamos a implementar estrategias que durante mucho tiempo aquí dieron resultados positivos, más otras efectivas que hemos sumado, teniendo en cuenta los problemas que tuvimos.

Maniabo 2“Priorizar la atención a la hembra hoy es una de esas acciones vitales y ya tenemos listas el 90 por ciento de las previstas para incorporar a la producción de leche. El alimento animal también determina una mayor reproducción, por lo que iniciamos la siembra de plantas proteicas y de caña con el fin de mejorar en ese sentido. Asimismo, cosechamos dos caballerías de heno para confeccionar pacas y tenerlas de reserva para el tiempo de seca”.

Jorge Reyes Téllez es técnico veterinario en Maniabo y a su cargo está la salud de 700 vacas. A todas las atiende bien para que estén sanas, “presentamos muchos problemas para adquirir los medicamentos, pero la prevención es la mejor vacuna, por lo que hay que estar pendientes de ellas y atentos a cualquier necesidad que tengan. La salud animal es relevante para el desarrollo ganadero”, valoró.

Desde la vaquería 16, Noel Diéguez González explica el correcto manejo de las vacas para que el ordeño se haga con eficiencia. “Importante es mantenerlas en el mismo turno de extracción, nunca darles golpes, echarles la comida que lleva y siempre deben ser ordeñadas por la misma persona para que no esconda la leche, como decimos los guajiros”. Así, cada responsable de las vaquerías adopta sus procedimientos para sacarle el máximo de leche a la masa vacuna.

OTROS RETOS SON IMPRONTA

maniabo 4La implementación del ordenamiento económico ha variado, para bien, sus nuevas maneras de hacer y buscan otras entradas que aligeren los gastos. Barrero Hidalgo informa que “la materia orgánica que se produce la queremos comercializar. Ahora que hay tanta escasez de paquetes tecnológicos este componente es muy efectivo y se puede usar en los campos como alternativa”.

La tarea principal es la producción lechera, “pero igualmente estamos enfrascados en la obtención de carne. Nos propusimos ampliar el módulo pecuario y con ello nos autoabastecemos en el comedor y realizamos varias veces en el año ventas a los trabajadores para su consumo y el de la familia.

“Entre las acciones para el Programa de Producción de Alimentos, estamos fomentando la cría de puercos criollos, gallinas ponedoras y en espejos de agua vamos a iniciar la acuicultura con alevines que serán utilizados para el consumo de los trabajadores y en la dieta de los animales del módulo pecuario. 

Maniabo 3

“Nos insertamos por primera vez en la comercialización del carbón buscando entrada de divisas y con esta moneda acceder a insumos que son necesarios hoy para desarrollar nuestras producciones", detalló la administradora.

Las pautas están trazadas; los objetivos, claros. Ahora estos ganaderos ponen todo su empeño para asumir el desafío y que este 2021 marque otro período atípico, pero desde el incremento productivo de leche y carne para el pueblo.