Estudiando en casa1 1024x576 periodico Victoria

Las Tunas.- Maura Infante está muy preocupada. Su hija cursa el duodécimo grado y desde hace dos años se prepara para los exámenes de ingreso a la Universidad, por lo que el aplazamiento de dichas pruebas le inquieta. Me dice que “es un proceso demasiado importante, en la escuela veían a los profesores todos los días, repasaban y aclaraban las dudas. Ahora estudia sola y el único contacto con sus compañeros es vía teléfono.”

Al igual que Maura, no son pocos los padres que hoy se confiesan estresados, debido a la ruptura que sufrió la dinámica escolar el pasado mes de marzo, cuando se suspendió la docencia presencial en todos los niveles de enseñanza y se dispuso un sistema de clases televisivas para que los alumnos continuaran sus estudios durante el aislamiento. La preparación para los exámenes de ingreso ha formado parte de esta programación, que se sostiene a través de los canales Educativo y Tele Rebelde.

Las opiniones en torno al asunto son diversas. Algunos opinan que por esta vez, de manera excepcional, se deberían otorgar las carreras por un escalafón provincial de acuerdo con las notas obtenidas durante los tres cursos, retomando una idea ya debatida en otros momentos de que tres pruebas no deben determinar el futuro de un joven. Otra incertidumbre ronda a muchas familias y es que la situación actual provoque que el nivel de los exámenes baje y caigan en el saco de las buenas notas, tanto los que se sacrificaron como los que no.

                                                                                                                               HABLAN LOS JÓVENES

IMG 20200517 WA0052Los más jóvenes si bien se encuentran en el epicentro del problema tienen por lo general una visión más despreocupada, quizás porque a esa edad todo se ve más simple y somos más confiados. Al menos así lo sienten tres estudiantes de duodécimo grado con los que conversó 26 Digital para saber cómo viven estos meses de reclusión y clases a distancia.

“Nos hemos visto en una situación q nos aturde un poco, pero nuestro Sistema de Educación nos ha dado varias opciones, en aras de que nuestros resultados no se vean afectados por el contexto actual. Tenemos al alcance las teleclases, que si bien es inquietante no poder preguntar una duda directamente a un profesor siempre podemos tomar nota y revisarlas de regreso a clases”, comenta Milena Sosa García, alumna del preuniversitario Pelayo Paneque, ubicado en el reparto Buena Vista de la cabecera provincial.

La joven nos cuenta que el director de su centro escolar les proporcionó los contactos de los profesores, además de informarles los días que realizan guardia en la institución, para que puedan revisar cualquier contenido. “A través de la tecnología y las redes adquirimos documentos necesarios, ejercicios, libros y videos de utilidad. El repasador virtual es también una buena opción en el que el conjunto de expertos encargados se caracteriza por su rapidez y ayuda en cualquier planteamiento”, agrega.

IMG 20200516 WA0114

Marcell Pérez Garib, educando del Ipvce Luis Urquiza Jorge asegura que, “aunque la espera nos tiene impacientes, pues han sido varios años de preparación, creo que más que un atraso es una oportunidad para el estudio y consolidación individual, lo cual socializaremos cuando regresemos al aula. A su vez, retocamos contenidos de cultura general, y otros temas que nos garanticen una preparación acorde con los resultados a los que aspiramos y a la meta que da fin a tantos años de preparación”.

Liety de la Caridad Rondón, quien también cursa estudios en el “Luis Urquiza Jorge”, dedica dos días de la semana a cada asignatura y ve las teleclases en el horario de la tarde. “En el portal Cubaeduca he tenido acceso a resúmenes, folletos de pruebas de ingreso anteriores, temarios con respuestas que me han sido muy útiles. También he acudido en ocasiones al repasador virtual y he podido resolver varias inquietudes.”

IMG 20200516 WA0115

Nuestros entrevistados coinciden en reconocer el esfuerzo que realiza el Ministerio de Educación con el objetivo de facilitar el estudio individual, ellos al igual que otros alumnos se sienten apoyados y acompañados. Tampoco les preocupa el hecho de que esta vez exista una sola convocatoria, ante la garantía de que todos tienen una plaza asegurada de acuerdo, claro está, con sus resultados.

                                                                                              CAMINO DE OPORTUNIDADES

José Ramón Saborido, ministro de Educación Superior, aseguró el pasado 29 de abril en el espacio de la Mesa Redonda que una vez reiniciadas las actividades docentes, los estudiantes tendrán una etapa de entrenamiento de 30 días. En ese tiempo podrán consolidar sus conocimientos, en tanto se ejecuten por las comisiones de ingreso los pasos organizativos previstos en el cronograma”.

El titular enfatizó que “se respetarán los tradicionales preceptos de rigor, transparencia y mejor derecho”. A la vez explicó que los procesos de exámenes y otorgamiento durarán 45 días y dijo que se realizará una sola convocatoria en las tres asignaturas. No obstante “se mantiene la convocatoria especial para quienes por razones muy justificadas no se puedan presentar a la primera, lo que será autorizado por las comisiones de ingreso provinciales” y se realizará a partir de 30 días naturales posteriores.

Se efectuarán tres otorgamientos: el primero para los aspirantes que aprueben con un mínimo de 60 puntos según su escalafón, el segundo al resto de los examinados, aunque no hayan aprobado y el tercero será al Preuniversitario, aunque no se hayan presentado a los exámenes de ingreso.

El camino ha sido trazado y este año como ningún otro los aspirantes a la Educación Superior deben soltar amarras y valerse de sus propias capacidades, para solucionar los tropiezos que surjan. Son tiempos en que les toca empinarse y luchar, más que por una carrera, por su futuro.

 

Escribir un comentario