ike

Las Tunas.-  Más de 74 mil 600 casas se recuperaron en Las Tunas hasta la fecha de las 80 mil 586 afectadas durante el paso del huracán Ike por esta provincia oriental, hace hoy 12 años.

Eliset Izquierdo Pino, subdirectora técnica de Vivienda en el territorio, dijo a la Agencia Cubana de Noticias que más de cinco mil 900 hogares quedan aún sin solución, aunque resaltó que las mil 855 de tipología uno (cubiertas de placa) damnificadas por el evento meteorológico se resolvieron en su totalidad.

Explicó que tras el embate del fenómeno natural los municipios más afectados fueron los norteños Manatí, Jesús Menéndez y Puerto Padre, que sumaron entre ellos 46 mil 934 moradas con daños de algún tipo, lo que representa más del 50 por ciento de los perjuicios sufridos por el fondo habitacional.

En la actualidad, de esas tres demarcaciones, más de cuatro mil 700 viviendas se mantienen sin remediar su situación, lo que constituye el 75 por ciento de las edificaciones que aún están en condiciones similares a las dañadas en el 2008, cuando el evento azotó al país, aseveró.

La subdirectora subrayó que anualmente se revisa la cantidad de hogares pendientes por resolver en los municipios y teniendo en cuenta su capacidad productiva se determina la cifra que deben solucionar cada calendario.

Afirmó que el 2020 ha sido atípico por las limitaciones impuestas por el período de enfrentamiento a la Covid-19, y la escasa asignación de recursos, como el cemento, influyen en el atraso que se reporta en el plan, que al cierre del mes de agosto estaba al 56 por ciento de lo planificado.

Blanca Estela López Morales, quien reside en una cuartería ubicada en el centro de Manatí, afirmó que su vivienda sufrió afectación total de techo, lo que dejó a la intemperie a otras ocho familias que residen en el lugar, pero después de una semana del paso del fenómeno meteorológico los organismos pertinentes entregaron a los vecinos las tejas de cinc y el resto de los materiales necesarios para el restablecimiento de las moradas de esas nueve familias, quienes colaboraron en la ejecución de la obra.

Una historia diferente cuenta Eddy Góngora Torres, habitante del poblado de Vázquez,en Puerto Padre, quien señaló que su casa fue de los derrumbes totales reportados y por casi 12 años esperó para que la terminaran, entrega que se hizo efectiva en junio de este año.

Explicó que la mayor parte de ese tiempo él y los otros cuatro integrantes de su familia vivieron en una facilidad temporal, período que fue muy difícil debido a que el lugar no contaba con las condiciones necesarias, pero la larga espera fue recompensada con una casa confortable.

El huracán Ike afectó Las Tunas en la madrugada del 8 de septiembre del 2008, transitó por la provincia con categoría tres en la escala Saffir-Simpson, y dejó los peores daños reportados al fondo habitacional en la historia del territorio, con más de 13 mil derrumbes totales y 66 mil parciales entre afectaciones de cubiertas y de edificaciones de tipología uno.

A los perjuicios provocados por este huracán se unen los del Paloma, en noviembre del propio año, los de "Irma" en el 2007 y los de "Laura" en agosto último, aunque en menor cuantía.

Es política del país, como expresó el presidente de la República Miguel Díaz-Canel en el balance para analizar los daños de "Laura" en el oriente y centro de la Isla, trabajar con agilidad para evitar que las viviendas averiadas se sumen a las de años anteriores.

Escribir un comentario