Domingo, 26 Febrero 2017 06:45

Estrategia comunicacional de EE.UU. hacia Cuba: dialogar desde nuestras fortalezas (+video)

Escrito por István Ojeda Bello
Estrategia comunicacional de EE.UU. hacia Cuba: dialogar desde nuestras fortalezas (+video) Tomada de Internet

Año y medio después de nuestra primera conversación, todo parece estar de cabeza en el reencuentro con la Dra. Olga Rosa González Martín. En octubre del 2015 era un chiste de mal gusto pensar en la posibilidad de que Donald Trump llegara a la presidencia de los Estados Unidos. Al escuchar sus análisis sobre la estrategia comunicacional de los Estados Unidos con respecto a América Latina y en específico con Cuba uno llega a la conclusión de que los retos siguen siendo los mismos.

La experta del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos de la Universidad de La Habana explica que en la Administración Obama se produjo una redefinición y actualización de la proyección comunicacional de ese país con respecto a América Latina. Ella insiste en que el mayor peligro para Cuba en esta nueva etapa iniciada después del 17 de diciembre del 2014 no está en el campo de los medios de comunicación convencionales, sino en la comunicación para el desarrollo.

“Cuba, subraya, tiene que definir estrategias de desarrollo local con participación popular propias para evitar que venga otro y se las haga. Por lo tanto el mayor desafío es ser fuertes ante las influencias, sin cerrar, que no será nunca la solución. Es dialogar desde nuestras fortalezas, desde ese sentido de pertenencia, desde ese nacionalismo, desde el consenso social en torno al proyecto revolucionario que todavía existe y eso es importante”.

Su punto de vista a partir de la reacción de la juventud cubana ante el fallecimiento del Líder Histórico de la Revolución, Fidel Castro Ruz, fue una confirmación espontánea de la unidad nacional. “No caben dudas, dice, de que la existencia de una conciencia social y sentido de pertenencia a un proyecto social relevante para la mayor parte de los cubanos. Pero no podemos obviar a determinados elementos sobre los hay que trabajar. La vía es potenciar la participación a partir de las capacidades propias o gestionadas para que la misma comunidad determine y resuelva sus problemas”.

(István) Profesora, en su discurso de investidura como presidente, Donald Trump habló de continuar promoviendo los valores de EE.UU. por el mundo. ¿Sigue existiendo esa organicidad en la estrategia comunicacional de EE.UU. hacia América Latina y en particular hacia Cuba?

(Dra. Olga Rosa González) “Durante su gobierno Obama aprobó más de 35 leyes federales que regulan el ejercicio de la comunicación pública. Sobre todas las cosas apostó mucho por darles voz a otros aunque no con el éxito que él hubiera querido. Sí disminuyó mucho la cantidad de documentos desclasificados y cambió incluso la excepción 5 del Código Federal de EE.UU., eso es importante.

“Hay que ver qué es lo que va a hacer Trump. Él, como Obama, tiene un pensamiento estratégico, no es un tonto. Comenzó su campaña presidencia en 1999. Eso lo dijo Roger Stone, uno de sus asesores de comunicación en su libro muy reciente, The Maiking of the President.

“Stone cuenta que en el año 2000 Trump patentó su eslogan de campaña, Hagamos a América grande de nuevo (Make America great again), en la oficina de Patentes de los Estados Unidos de forma tal que nadie más pudiera usar esa frase. Incluso se lanzó en el programa Larry King Live de CNN. Stone le dijo: voy a tratar de que King te pregunte si aspirarás a la presidencia, en ese momento por el Partido Reformista, y cuál va a ser tu fórmula para la vicepresidencia. Si él logra preguntártelo le dices que Oprah y verás que al día siguiente estarás en todos los medios de comunicación.

Trump fue al programa de Larry King y Stone logró que le hicieran la pregunta en cuestión y contestó: Sí, me postularé a la presidencia cuando EE.UU. esté listo para Trump yo estaré listo para los Estados Unidos y mi fórmula de vicepresidente será Oprah porque es mujer, es negra y es exitosa. Él que ya era notorio en los tabloides por multimillonario, al día siguiente efectivamente se dio a conocer en todos los medios del país.

“Ese año también fue a la Florida, se reunió con la Brigada 2506 con Hermanos al Rescate y la FNCA y estableció contacto que se mantienen hasta hoy.

“No puedo asegurarte qué va a hacer Trump ahora. Como Obama, él no es políticamente correcto, pero en un sentido diferente. Dice lo que piensa en blanco y negro. Por eso comunica tan bien, no con los intelectuales, sí con la gente menos culta.

“En Estados Unidos hay como un ABC definido por John Adams y Thomas Paine en la guerra de Independencia: cualquier mensaje de la manera más clara posible por el mejor intelectual y el mayor analfabeto. Trump logra eso”.

Tiene a los liberales revueltos y a la gran prensa que se le opuso durante toda la campaña pero él era noticia todos los días. Le hicieron publicidad gratis.

“Trump tuvo una estrategia muy bien definida y era posicionarse a partir de lo que fuera: que hablaran mal, pero que hablaran. Comunicándose con los códigos de la gente que le interesaba: esa clase obrera blanca que no perdonó nunca ocho años de un afroamericano en el poder.

“Es un nativista con todo lo que lleva y la clase obrera estadounidense es nativista, está convencida de su excepcionalidad. Trump se comunica excelentemente con ellos. No usa eufemismos porque no le interesa, mas todo el mundo sabe cómo piensa. Decirle tonto es subestimarlo.

(István) Sus palabras me recuerdan a Michael Moore cuando alertó que Trump decía lo que el resto de los políticos republicanos se callaban…

(Dra. Olga Rosa González) “El asunto es que Estados Unidos te enseña a ser políticamente correcto. Por eso choca tanto con los cubanos porque les decimos las cosas en blanco y negro, y Trump es justamente así, también da su mensaje muy claro. A nadie le quedan dudas de eso”. 

Visto 2059 veces Modificado por última vez en Domingo, 26 Febrero 2017 16:37

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found