Jueves, 07 Febrero 2019 07:50

Harina de otro costal

Escrito por Freddy Pérez Pérez

Las Tunas.- Hoy, nuevamente no habrá pan. Dicen que no hay harina. El precio de la carne de cerdo volvió a "dispararse". El pollo y el aceite escasean. El huevo liberado desaparece por arte de magia y va a parar a los negocios por cuenta propia, al no ejercerse un mayor control sobre ese alimento que, sin pretender normarlo, debiera tener una mejor distribución para los consumidores.

Así comentaban algunas personas que aguardaban la llegada de mercancías en un establecimiento comercial, al concluir enero. Y es que cada comienzo de año es difícil y el que transcurre no es la excepción, quedó claro en los debates de la última sesión de trabajo de la Asamblea Nacional del Poder Popular en diciembre pasado. Lo supimos cuando las máximas autoridades del Partido y el Gobierno intervinieron, quienes trazaron la línea para aminorar los efectos negativos de otro calendario signado por los aprietos; pero con perspectivas viables si trabajamos con eficiencia y control.

Algunos, quizás desinformados o con una marcada intención, plantean que "el 2019 viene en candela y siempre se dice lo mismo del crecimiento y no lo vemos reflejado en el plato todavía".

Discrepo de los que afirman que todos los años son iguales, porque siempre aparece algún matiz que los distingue entre sí, sin negar la realidad de las dificultades presentes, susceptibles de alivio con el concurso colectivo.

Lo peor del caso es que una parte de quienes así se expresan son, precisamente, los que menos aportan y agradecen al Estado. Desconocen lo que han dicho los principales dirigentes del país en cuanto a las limitaciones financieras que perdurarán en este calendario. Se dibuja un panorama con influencia negativa, no caben dudas, pero inferior a períodos anteriores, cuando las perspectivas de futuro no se vislumbraban tan claras como ahora. Ahí está la Zona de Desarrollo Mariel, que ni en sueño existía en nuestro lenguaje de nación.

Es cierto que con el 1,2 por ciento de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), alcanzado en el 2018, la canasta familiar apenas pudo moverse; sin embargo, es verdad también que la producción de arroz nacional fue superior a etapas pasadas. La presencia de frijol y la entrada de maquinaria agrícola no son comparables con otros almanaques, y recibimos ómnibus y locomotoras como resultado de los sólidos vínculos de Cuba con el exterior, en busca de más producción de alimentos y la prestación de servicios a la población.

Resulta innegable, asimismo, que el azúcar destinado a la exportación tuvo cifras superiores y creció el turismo, denominado como la locomotora del desarrollo del Archipiélago caribeño, entre otros éxitos que aún no satisfacen plenamente; pero significan un avance.

Se trata de extraerles el máximo de producción y productividad a esos medios el presente año, a partir del uso racional del presupuesto aprobado y el gasto de combustible de manera exquisita, casi perfecta, sin robo, desvíos y paseos en vehículos adquiridos no para ese destino, sino para generar comida y otros bienes para el pueblo.

Hay potencialidades en el capital humano para alcanzar mejores dividendos integralmente. Eso no se logra con aportar jornadas laborales por debajo de lo establecido, pues no podemos darnos el lujo de pagar salario sin respaldo productivo o material, como ya ha ocurrido.

La política trazada de exportar más y cobrar sin demora las ventas al extranjero constituye un acierto en beneficio de la economía cubana, sometida a los avatares de los vaivenes de las relaciones internacionales y el recrudecido bloqueo yanqui contra la Isla.

Hacia lo interno se impone, con más rigor que nunca, la necesidad de poner al día las cuentas por cobrar y pagar, en busca de elevar la liquidez en la gestión empresarial y presupuestada, en el sostenido esfuerzo por alcanzar el superávit financiero y fortalecer el aporte territorial al desarrollo local (el uno por ciento), tan apreciado por los ciudadanos en obras sociales.

La calidad y conclusión en el tiempo programado de las inversiones por ejecutar significa otro desafío para el 2019, sobre la base de evitar reparaciones extemporáneas y posteriores a la puesta en funcionamiento, debido a la deficiente terminación que retarda los ingresos monetarios.

Una buena parte del programa anual lo haremos al influjo de la nueva Constitución, que refrendaremos el 24 de febrero próximo, suficiente motivación para alcanzar dividendos superiores desde todos los ángulos posibles. En nuestras manos está materializar ese propósito, para llegar a otro enero con las banderas del cumplimiento bien en alto.

Visto 1438 veces Modificado por última vez en Jueves, 07 Febrero 2019 09:28

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • Invitado - Diego Palacio Torres

    Es algo objetivo que la población se irrite cuando existen problemas de desavastecimiento y encarecimiento de productos de primera necesidad como es el caso de la carne de cerdo, puesto que se deprecia el poder aquisitivo de los trabajadores pero en estos momentos es cuando mayor trabajo político e ideológico hay que hacer, usando las nuevas tecnologías de la información y el trabajo hombre a hombre, predicando en el ejemplo personal y ser sensibles ante las preocupaciones y quejas del pueblo.

    Like 0 Short URL: