Imprimir esta página
Miércoles, 24 Abril 2019 06:28

Retoño prometedor le crece al hermanamiento Lombardía-Las Tunas (+post y video)

Escrito por
  • tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
  • No comment
Retoño prometedor le crece al hermanamiento Lombardía-Las Tunas (+post y video) István Ojeda Bello

Las Tunas.- En las jornadas de intercambio sostenidas por estudiantes y profesores de la ciudad de Lecco y sus homólogos de esta provincia durante tres años consecutivos, podría estar el relevo generacional de los lazos entre la patria de Garibaldi y Las Tunas.

Desde 1997, el Coordinamiento en Lombardía de la Asociación Nacional de Amistad Italia-Cuba (Anaic) y la delegación aquí del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) establecieron un hermanamiento, que se tradujo en la estancia en el Balcón de Oriente de activistas de la nación europea.

Ellos no solo han hecho aportes materiales directos para paliar los efectos del bloqueo estadounidense en más de un centenar de instituciones locales, sino que, lo más importante, han compartido el empeño por un mundo mucho más justo.

En el 2017, tuneros y lombardos decidieron explorar otras aristas en los estrechos vínculos ya labrados, enfocándose, sobre todo, en las nuevas generaciones de una y otra parte. Comenzaron así a llegar cada mes de abril sucesivos grupos del Instituto Bertachi y el Liceo Manzoni,, para acercarse con cotidianidad en la escuela profesional de arte (EPA) El Cucalambé y el instituto preuniversitario vocacional de ciencias exactas (Ipvce) Luis Urquiza Jorge.

La estancia de la muchachada de Lecco en el 2019 fue de apenas cuatro días y junto a los espacios reservados para conocer estilos de vida, símbolos nacionales y características de ambos países, se mantuvo el recorrido por sitios de relevancia económica y social del territorio. Ahora fueron, entre otros, al círculo infantil Constructores del 2000 y el central Majibacoa. Tal cual ocurrió en ocasiones anteriores, los participantes destacaron las agradables sensaciones que les dejó el saberse arquitectos de puentes de fraternidad.

"Es algo muy particular, muy intenso que me ha hecho crecer", dijo Caterina Saglio, de 18 años, quien dentro de poco terminará sus estudios en el Liceo Manzoni para formarse como ingeniera aeroespacial. "A pesar de vivir en una nación completamente diferente aprendimos todos, bailes, tradiciones. Además, formamos nuevas amistades que permanecerán siempre", comentó Belkis Fajardo Prado, una chica de su misma edad, pero que estudia en el Ipvce de la Capital de las Esculturas en Cuba.

La experiencia no es solo enriquecedora para los más bisoños, también sus educadores sienten que algo ha cambiado en sus vidas y para bien. Así lo cree Giovanna Gentile, profesora del "Manzoni", a quien en su segundo viaje a Las Tunas se le vio emocionarse escuchando a un joven tunero entonar una canción en su dialecto napolitano natal, tras recorrer el campus Pepito Tey de la Universidad local.

Gentile se manifestó esperanzada en que sus alumnos aprendan mucho de cómo los estudiantes de aquí se involucran en resolver los problemas de sus escuelas y participan en numerosas actividades más allá de lo docente.

Por su parte, Alan Scopel vino al frente del grupo del "Bertacchi", y sintió satisfechas sus expectativas, que incluían no solo acompañar a sus discípulos, sino también explorar opciones de intercambio académico con los centros educacionales de la provincia.

Para sus colegas cubanos las impresiones son similares: "Cada gotica de solidaridad es para nosotros importante y la agradecemos enormemente. Esta es una de las ideas más hermosas que ha dado el hermanamiento entre Lombardía y Las Tunas", estimó Amauri del Río, profesor del Ipvce.

"El encuentro ha sucedido por tercera vez, pero cada año, cada joven, cada muchacha que ha venido ha transmitido sus vivencias, su mundo interior, no solo su cultura. Decía José Martí que Patria es humanidad y ¡qué hermoso ver que nos une el amor, porque la Revolución Cubana es amor!", expresó Nurys Cantallops, directora de la EPA El Cucalambé.

"Cada uno de esos muchachos de Lecco regresa contando todo lo que han visto y por eso queremos continuar estos intercambios. Las Tunas se lo merece", sentenció Ermenegildo Caimi, secretario del Coordinamiento en Lombardía de la Anaic.

La globalización ciertamente disminuye las distancias culturales, y en el plano de conocerse ha hecho que estos adolescentes de continentes distintos descubran que escuchan ritmos comerciales idénticos. Sin embargo, luego ellos comienzan a explorar sus propias idiosincrasias, encontrándoles un sentido nuevo a acciones que en otros contextos serían menos relevantes, como cantar su propio Himno Nacional o verse en el agradable trance de explicar aspectos de sus vidas que consideraban intrascendentes.

Puede que ahí esté sembrándose la semilla de la que luego broten renovadas ganas de llevar el hermanamiento entre Lombardía y Las Tunas a los confines del siglo XXI.

Visto 1760 veces Modificado por última vez en Jueves, 25 Abril 2019 01:52
István Ojeda Bello

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de István Ojeda Bello

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found