Miércoles, 05 Junio 2019 21:11

Cambio climático en Las Tunas: la hora del cambio es hoy (+infografía)

Escrito por Elena Diego Parra

Las Tunas.- ¿Saben los tuneros que habitan una de las regiones de Cuba más afectadas por el cambio climático? ¿Conocen que para el no tan lejano 2050 unos 92 kilómetros cuadrados del Balcón de Oriente se habrán sumergido por la elevación de nivel medio de los océanos, impactando a nueve comunidades y más de 400 personas?

El incremento de las inundaciones costeras ante la influencia de eventos hidrometeorológicos; el ascenso de la temperatura media anual; el aumento de la intrusión salina, con la consecuente degradación de los suelos; así como la intensificación de la sequía, son parámetros que evidencian que esta provincia es de las que más sufren el impacto del irreversible fenómeno. Así pudo constatarse en el chequeo que realizó el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros a los programas de la Tarea Vida el pasado 20 de mayo, en el que expertos de este oriental territorio presentaron un informe de la situación.
No se trata de un ensañamiento de la naturaleza, ni de que aquí se proteja menos que en el resto de Cuba el medio ambiente, sino de que históricamente ha sido la región con más bajo promedio de precipitaciones anuales y en un momento llegó a ser la más deforestada. Ya hoy se ubica entre las nueve con menor cobertura boscosa, con el logro de haber alcanzado un 19,14 por ciento, casi el doble del 11,3 que tenía en 1984.
"En este sentido se aprecia un crecimiento continuo, aunque no acelerado de la cubierta forestal", dijo a 26 Digital Reynol Pérez Fernández, especialista principal del Grupo de Medio Ambiente de la Delegación Provincial del Citma. Señala que "la política varietal aún es insuficiente, debido a que se multiplican las especies más fáciles de reproducir y no las mejores económicamente o las más adecuadas ambientalmente".
El experto explica que el enfrentamiento al cambio climático en la provincia se enfoca fundamentalmente en tres problemáticas: la intrusión salina, la sequía y el deterioro de los suelos. "El aumento de las temperaturas y la disminución de las precipitaciones y de la humedad relativa, provocarán la reducción de los recursos hídricos y una tendencia a la aridez", apunta.
En este sentido, Yusniel Núñez Acosta, especialista principal del Grupo Científico del Centro Meteorológico Provincial, refiere que "contamos con estudios importantes relacionadas con este tema, en especial con las variables meteorológicas. Confirman, por ejemplo, el aumento de la temperatura media cerca de 0,8 a 0,9 grados y la tendencia es a seguir en alza". Enfatiza la incidencia directa que esto tiene en la vida de los tuneros y, fundamentalmente, en lo concerniente a la producción de alimentos.
"La cantidad de calor que recibe una planta a lo largo de su ciclo de vida es determinante en la producción final de los cultivos". Remarcó que el impacto de la sequía extrema se aprecia lo mismo al norte que al sur del territorio y dejó claro, además, que las producciones de frijol y maíz están teniendo ya notables efectos como consecuencia de estos lastres.
Pérez Fernández apunta que "se ha hecho un análisis de la producción en cuanto a lo que se obtiene y lo que se debe obtener. Las Tunas está muy por debajo de las toneladas por hectárea que como promedio se recoge de cada cultivo en la nación. Por ejemplo, de boniato, la mayoría de las regiones pueden recoger en una hectárea unas 17 toneladas y los tuneros solo acopiamos seis. De manera general en casi todos los rubros estamos una o dos toneladas por debajo de la media nacional".
Con respecto a las más de 400 viviendas que hoy se encuentran en zonas de alto riesgo ante la subida del nivel del mar, puntualizó que "en este contexto los planes de ordenamiento territorial adquieren gran importancia. Recordó que por esta causa entre el 2017 y el 2018 en la provincia se retiraron 90 instalaciones estatales de la primera línea de costa y dijo que ahora comenzará el proceso con el sector no estatal. Otra medida que se implementa es la siembra de bosques de manglar, los que servirán de barreras ante la agresividad del mar".
                                              MITIGACIÓN Y ADAPTACIÓN
Los tuneros no están de brazos cruzados ante el impacto del cambio climático. El especialista principal del Grupo de Medio Ambiente del Citma considera que la principal fortaleza que tenemos hoy es la obtención de una mayor percepción del riesgo que enfrentamos, por parte de las autoridades, el tejido empresarial e institucional y la población. Eso lo evidencian los 187 millones 402 mil 200 pesos en ambas monedas que se destinarán este año a importantes inversiones para mitigar los efectos del fenómeno.
Entre las inversiones por desarrollar destacan las de Recursos Hidráulicos, relacionadas con la activación de nuevas fuentes de abasto de agua a las comunidades más afectadas por la sequía. La instalación de tres plantas desalinizadoras en los poblados costeros de La Herradura, Puerto Carúpano, y Guayacán; la construcción de conductoras interiores para el Acueducto de Puerto Padre y la continuación del montaje de la planta potabilizadora de la presa Juan Sáez; así como redes en "Jesús Menéndez" y Delicias, son las de mayor impacto.
El sector de la Agricultura, por su parte, cuenta con el financiamiento para montar 220 sistemas de riego eficientes y tres máquinas de riego de pivot central eléctricas que cubrirán un área de 80,52 hectáreas en el polo productivo de Vázquez, municipio de Puerto Padre. De igual forma se deben reubicar dos mil 800 hectáreas de caña, actualmente impactadas por la intrusión salina y que en el futuro se verán perjudicadas por la elevación del nivel del mar.
Otras de las acciones previstas para el actual calendario son la reforestación de 57 hectáreas de mangle en Manatí y Puerto Padre, la construcción de dos nuevos parques fotovoltaicos en esta última localidad y la sustitución de dos kilómetros de casuarina en la duna de la playa de Covarrubias. Además, se continuarán las obras de los parques eólicos en "Jesús Menéndez" y de la carretera de Corella hasta playa La Llanita.

clima arreglado

Visto 1344 veces Modificado por última vez en Jueves, 06 Junio 2019 11:55

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • Invitado - llp

    En la provincia de Las Tunas no hay una política certera de Educación Ambiental, en el amplio espectro de la palabra. En la radio, en la televisión y en la prensa este tema prácticamente no se habla. Las entidades contaminantes no desarrollan actividades de educación ambiental con sus trabajadores, no se vinculan con los niños, jóvenes en las escuelas. Y nuestros directivos no tienen conocimiento como sus organizaciones impactan el medio ambiente y por ende incapaces de tomar acciones para mitigar el impacto ambiental que provocan.

    Like 0 Short URL: