Sábado, 14 Octubre 2017 08:01

Banca Electrónica, presente y futuro en una transacción (+audio y videos)

Escrito por José Armando Fernández Salazar

Las Tunas.- Hace dos mil 600 años se acuñaron las primeras monedas en Asia Menor. Los historiadores coinciden en que ello fue uno de los inventos más importantes de la humanidad; sin embargo, desde comienzos del siglo XXI la omnipresencia de los billetes parece tener sus días contados. Cada vez es mayor el uso del llamado dinero plástico o tarjetas magnéticas y la amplia gama de servicios de la Banca Electrónica.

Esta tecnología financiera implica menos costos por impresión y transporte de efectivo, mayor rapidez en las operaciones y seguridad de las personas. Sin embargo, también existen detractores que hablan de las vulnerabilidades a los ataques terroristas o la pérdida de la privacidad al quedar registradas todas las transacciones que realizan los clientes.

Si bien en el mundo existen países como Suecia, Dinamarca y Ecuador que dan pasos sólidos hacia una reducción de las operaciones en efectivo, en Cuba esta modalidad aún es incipiente. El servicio de cajeros automáticos inició en la Isla en 1997 y no fue hasta el 2013, luego de varios traspiés, que comenzó a extenderse la red de máquinas de este tipo por todo el país.
En Las Tunas actualmente existen 14 equipos con una densidad que no abarca los ocho municipios ni satisface todas las necesidades. De acuerdo con cifras del Banco Popular de Ahorro (BPA) y el Banco de Crédito y Comercio (Bandec), en el oriental territorio se han emitido más de 48 mil tarjetas magnéticas, fundamentalmente asociadas a jubilados, cuentahorristas, trabajadores con las nóminas de pago salarial domiciliadas y en menor medida, el sector no estatal.

Pero más allá de los beneficios que señalan los expertos, ¿qué se puede hacer con la tarjeta magnética en Las Tunas?

DOS HORAS CON UNA TARJETA MAGNÉTICA
Hicimos el siguiente experimento: con una tarjeta magnética en moneda nacional salimos a tratar de resolver varios de los asuntos cotidianos que roban tiempo y esfuerzo a los cubanos. Después de varios intentos y con la ayuda de un especialista pudimos pagar las facturas telefónica y eléctrica, aunque en este caso resulta bueno saber que debe ejecutarse con varios días de antelación a la fecha de vencimiento.

Además, hicimos una transferencia hacia una amistad de un banco distinto del nuestro y recibimos otra de uno de la misma entidad. En ambos casos recibimos la advertencia de que la operación podía demorar desde dos hasta 24 horas. Las compras, por otro lado, estaban limitadas a las tiendas recaudadoras de divisas, al no existir POS o TPV en las entidades en moneda nacional; sin embargo, como ya se acepta el pago con ambas monedas en los mercados tradicionalmente en CUC, pudimos realizar las compras no sin sufrir el engorroso procedimiento del pago y la lentitud que en ocasiones tuvo la red. Para efectuar todas estas operaciones no caminamos más de una cuadra y empleamos menos de dos horas.

El ahorro de tiempo y esfuerzo es evidente aunque pudieran ampliarse los servicios como, por ejemplo, la recarga de la cuenta Nauta, el celular o el pago en los mercados de moneda nacional más importantes e incluso restaurantes (en algunas instalaciones de Palmares se permite).

PRODUCTOS, SERVICIOS Y PROYECTOS
Aunque todavía existen insatisfacciones, el futuro está en la Banca Electrónica, afirma Nidia Rodríguez Vega, presidenta en Las Tunas del BPA. La directiva explica que además de las tarjetas magnéticas por cobro de salarios, ahorro y cobro de pensiones, la entidad que dirige oferta el servicio de Banca Remota, dirigido a los trabajadores no estatales y a las personas jurídicas. Facilita que las empresas puedan hacer sus operaciones sin tener que presentarse en el Banco.

En Bandec, por su parte, se ofrecen cuatro productos relacionados con las tarjetas magnéticas: Virtual Bandec, los canales de autoservicio o quioscos, la Banca Telefónica y la Banca Móvil.
Rodolfo León Jiménez, especialista de Marketing y Yanet Menéndez Pérez, jefa del Departamento de Banca Electrónica, explican que las cuatro propuestas coinciden en las operaciones que facilitan, pero se diferencian por los canales que utilizan.
Virtual Bandec está enfocado en el sector de las personas jurídicas para ayudarles en el acceso desde sus oficinas o casas. Los canales de autoservicio o quioscos tienen como mercado las personas naturales con tarjeta magnética, tengan acceso a la Intranet cubana y deseen interactuar con sus cuentas por esta vía. La Banca Telefónica piensa en los clientes de teléfonos fijos que quieran realizar sus gestiones por este equipo. La Banca Móvil permite acceder a los servicios bancarios mediante una aplicación instalada en el celular.
En todos los casos se puede consultar el saldo, hacer transferencias, efectuar pagos electrónicos y además, mientras en la cuenta exista saldo, se acumulan intereses, dice León Jiménez, quien adelantó que el próximo año está prevista la ampliación de la infraestructura asociada a esta tecnología.
Para la presidenta del BPA en Las Tunas este elemento es vital. "Crecer en las redes de POS o TPV requiere inversiones, incluso para mejorar las que actualmente existen, y se dan pasos en ese sentido. Por ejemplo, Comercio está trabajando para colocar este equipamiento en sus tiendas de materiales de construcción, en un primer momento para los subsidiados. De igual forma, la Empresa de Suministros Agropecuarios gesta un proyecto para que las unidades productoras que son sus clientes puedan realizar compras mayoristas en sus unidades lo que agilizaría las transacciones y optimizaría los índices de cuentas por cobrar y por  pagar", dice Rodríguez Vega.
Las mejoras en la infraestructura de cajeros automáticos (con un índice de disponibilidad superior al 90 por ciento en el país) y la red de lectores de tarjetas constituye una condición indispensable para ampliar la cobertura de la Banca Electrónica en el país. De igual forma será necesario desarrollar la tecnología requerida para otros servicios como la domiciliación de nóminas, el comercio electrónico o el incremento de los pagos que se pueden realizar por esta vía.

Todo ello chocará finalmente con la cultura de la población que necesitará tiempo y evidencias de seguridad para adaptarse al cambio que supone organizar la economía familiar con dinero virtual. ¿Quedarán relegados los billetes a los numismáticos? Todavía falta mucho para que así sea.

Visto 6481 veces Modificado por última vez en Sábado, 14 Octubre 2017 09:03

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • Invitado - Elena

    Muy bueno ese servicio de Banca Móvil, pero lo solicité desde el pasado mes de agosto en BPA y nada.

    Like 0 Short URL: