Martes, 22 Mayo 2018 05:48

Premios al arrojo de Milaysi

Escrito por Juan Soto Cutiño

Las Tunas.- Quien la vea fuera del escenario cotidiano, vestida a la moda y caminando con elegancia, lo menos que se imagina es que Milaysi Escriba Concepción es una de esas campesinas tuneras que, con estoicismo y arrojo, se ha abierto paso entre el marabú y alcanzado resonantes logros en la producción de alimentos y el cuidado de la flora y la fauna.

Muestra de lo anterior es que hace unos días, ella fue distinguida con el Premio Nacional a la Excelencia de la Mujer Productora por parte de la Asociación Cubana de Producción Animal (ASPA), entidad que ya le había conferido el Gran Premio Guillermo Leyva, por similares razones.

El hecho de ser la única agraria del territorio que ha merecido tan altos reconocimientos, deviene fruto del espíritu batallador de esta fémina. Ella, conduciendo un viejo tractor y luego con una mochila al hombre, fue capaz de librar de marabú y poner como Dios manda a la tierra que solicitó en usufructo para crear su finca, en áreas de la cooperativa de créditos y servicios Heradio Infante, ubicada en Santa Librada, municipio de Las Tunas.

"Yo aquí produzco cultivos varios, leche y carne. Tengo un coto de reserva genética con varios ejemplares en peligro de extinción, pues soy amante de la flora y la fauna", dice con un brillo de alegría en su rostro bronceado por los rayos solares.

Milaysi se ufana de manejar en su totalidad la hacienda que abarca 67 hectáreas, de las cuales siete dedica a los cultivos varios y el resto al pastoreo de 112 reses, equinos y ovejos, así como a la crianza de puercos, guanajos, gallinas guinea, faisán, pavo, entre otros ejemplares.

Al propio tiempo, confiesa que no deja de cuidar gustos muy suyos como ir a salones de belleza, aunque horas antes se le viera sobre un caballo, enlazando toros o tumbando un ternero para curarlo.
Dice sentirse orgullosa de su hijo Rolando Nieves Escriba, quien ahora estudia para técnico en Inseminación; de sus padres, de los tres obreros y de Reinier Ávila, cuya colaboración ha sido decisiva para estar entre las mejores productoras del país.

Una campesina que lleva la belleza de todas las formas posibles, así va Milaysi por la vida. Su retrato se completaría con estos datos: única hija, 45 años y dueña de la próspera finca La Amazona, con su sede a ocho kilómetros de la cuidad de Las Tunas, a orillas de la carretera de Jobabo.

Visto 2585 veces Modificado por última vez en Martes, 22 Mayo 2018 07:11

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found