Al amanecer la gente de Rinconcito se alistaba para el festejo. Apenas se asomaba el sol entre los nubarrones con tono rojizo y la delegada, Mercedes González Ramírez, y unos cuantos vecinos del barrio más alejado de Jobabo terminaba de engalanar el Círculo Sociocultural, la Sala de Televisión y la entrada al pueblecito para recibir a los visitantes del Trabajo Comunitario Por Nosotros Mismos al ritmo de las cuerdas de un trovador local.

Publicado en Especiales