Jueves, 18 Octubre 2018 07:06

Expertos opinan sobre Proyecto de Constitución: “Vayamos al aporte, sin catarsis y pensando en el bien común” (+videos)

Escrito por István Ojeda Bello
Expertos opinan sobre Proyecto de Constitución: “Vayamos al aporte, sin catarsis y pensando en el bien común” (+videos) Reynaldo López Peña

Las Tunas.- Desde aristas diferentes de las ciencias sociales, tres expertos de esta provincia del oriente cubano llegaron a 26 para opinar sobre el Proyecto de Constitución que se somete ahora a consulta popular. La licenciada en Sociología Yuliet Hernández Téllez, el máster en Derecho Constitucional y Administrativo, Yordanis Álvarez Alzar y el doctor en Ciencias Filosóficas, Carlos Alberto Suárez Arcos compartieron en vivo a través de las plataformas digitales de este órgano de prensa sus pareceres sobre este momento particularmente relevante para la nación. A continuación una amplia versión de ese intercambio.

(Periodista) Tal como prometimos estamos en este panel con expertos de nuestra provincia para conversar sobre el Proyecto de Constitución de la República de Cuba que en estos momentos se somete a consulta popular en todo el país. (…) Más que un panel formal lo que vamos a hacer esta mañana es una conversación.

Este es un tema de relevancia para nuestro país y también para el resto del mundo porque muchos cubanos en las fronteras están atentos a lo que significa esta Constitución que se somete a consulta. ¿Cómo lo ven ustedes?

(Yuliet Hernández Téllez): “Este proyecto no solo reafirma los valores patrios, sino que además, responde a diferentes problemas que actualmente subsisten en nuestra sociedad. No responde específicamente a individualidades, sino a todos los sectores de la sociedad. Contribuye a que se organicen procesos desde el nivel social hasta las individualidades y las conductas del ser social; así como un conjunto de elementos que podrían contribuir a organizar desde el punto de vista legal y filosófico teniendo en cuenta el núcleo social que caracteriza hoy a la sociedad cubana actual.

“Tenemos una sociedad compleja, heterogénea, que tiene características propias y el Proyecto de Constitución responde a un conjunto de problemas que existen, persisten y tenemos que coexistir con ellos".

(Carlos Alberto Suárez Arcos): “A todas las naciones los procesos de análisis y reflexión sobre su ser en sí, sobre el sistema de las relaciones de los ciudadanos entre ellos y con el Estado les es útil y saludable. En el caso específico de Cuba considero que es una oportunidad excepcional que llega en el momento en que las condiciones históricas, políticas y sociales determinan la necesidad de sentarnos a discutir entre nosotros qué país tenemos, qué debemos hacer para organizar, prever, legislar y discutir, para el que tengamos sea el que queremos en ese complejo concierto de relaciones que es nuestra sociedad.

“Desde un principio esencial: queremos sumar la mayor cantidad posible de voluntades, tenemos que tener en cuenta todas las individualidades. Ese proceso de relación que se está dando en nuestros barrios y comunidades, a veces con niveles desde el punto de vista teórico superiores cuando ocurren en la academia, a veces en ese léxico popular, pero no por ello menos sabio por directo que se produce al interior de las comunidades. A veces, incluso, cuando no se llega a un consenso entre lo que todos plantean marcan un punto de partida, un grado de desarrollo de la Cuba que los cubanos tienen derecho a discutir en torno a cómo quieren que sea y cómo necesitan que funcione.

“En sentido general el saldo es plantearnos qué puede ser Patria, Estado, justicia, derecho, estado de derecho, ciudadanía… todos estos conceptos que generalmente quedan en el patrimonio exclusivo de los especialistas. El que estén al alcance, en la voz, en las manos y en la conciencia creo que robustece y fortalece el proceso democrático que llevamos a cabo. Además de que prueban la intención marcada del Gobierno, el Estado, el Partido, del pueblo en general, que es donde radica la soberanía de nuestra nación, de discutir, analizar, resolver, proponer la Cuba que nosotros queremos tener".

(Yordanis Álvarez Alzar): “Este es el momento oportuno para una discusión y un debate de este tipo sobre por qué salta el tema de la participación popular a los efectos de que todos aportemos. Ha habido aportes de diferente origen, aun cuando muchos no son juristas. En Cuba no hay una cultura jurídica de gran trascendencia y aún así hemos escuchado al obrero, al campesino, al ciudadano, a la ama de casa en función de cuestiones que todos queremos. Hay puntos de coincidencia increíbles para los militares, los civiles…. Creo que todos hemos podido opinar.

“La Constitución, además de ser la Ley de leyes, la norma suprema del Estado, la que está en el escalón superior del ordenamiento jurídico, es equilibrio, es un pacto social porque el poder público, representado por el Estado, tiene que escuchar a la generalidad, que es la ciudadanía quien es el soberano. Tienen que saber lo que nosotros queremos, la sociedad que aspiramos a construir para las presentes y futuras generaciones.

“Es un proceso trascendental, porque evidentemente vamos a construir un país de todos y para el bien de todos. Tenemos que apostar por un proceso perfecto. Hay que aportar, porque lo que está definido en ese proyecto no es lo definitivo, por tanto las personas tienen que tener confianza y creer que el proceso debe avanzar.

“La Constitución no es de los juristas, somos una herramienta esencial en aras de ayudar a aportar, a entender, pero hay que comprender qué dicen los políticos, los sociólogos, los médicos, los economistas, los bancarios. Hay que tener en cuenta la opinión de todos, de especialistas o no.

“Es un momento, además de importante, serio y muy delicado, porque no solo depende de lo que digamos, sino de lo que se va a escuchar, a analizar, a procesar".

panel experto constitucion

 

 (Periódico 26) Todos hemos participado en las asambleas y la ciudadanía tiende a enfocarse en temas específicos tales como la definición del matrimonio, los derechos y garantías, la organización del Estado… en fin, ¿ven eso como un problema o como una oportunidad?

(Yuliet Hernández Téllez): “Es importante desde el punto de vista jurídico que la sociedad opine y participe en este proceso. En las estructuras sociales las personas siempre, en su vínculo con la sociedad, van a generar opiniones en correspondencia con lo que viven y también con la acción que realizan en interacción con otros sujetos. Siempre van a influir en las opiniones que se generen respecto a este o cualquier otro tema, no solamente las vivencias personales, sino también todos esos elementos que se generan en interacción con otros sujetos.

“Por lo tanto las principales acciones sobre las que hoy las personas opinan con respecto al matrimonio, en relación con los derechos, son producto también de ese proceso de socialización, que no solamente ocurre a través de los medios de comunicación, sino también en las propias comunidades. En esas demarcaciones tenemos personas diferentes: profesionales, amas de casa, obreros… y todos tienen una percepción distinta, no tanto desde el propio proceso de consulta, sino en las instituciones donde laboran, en los espacios públicos donde se desenvuelven. Esas opiniones que confluyen y son importantes. Independientemente de si se relacionan o no con el Proyecto de Constitución, porque van a tener algún nexo con lo establecido en esta.

“Hablamos de una Carta Magna que va a legislar un conjunto de acciones que ocurren en la sociedad y es importante tener en cuenta todas las opiniones aun cuando consideremos que no cumplen los parámetros del proyecto o no sean de aceptación, de eliminación o de modificación de algún elemento específico. Para que el proceso sea más rico, para que se puedan recoger todas las opiniones relacionadas con otras problemáticas que se generan y que pueden contribuir también a que ese proyecto esté más cerca de lo que ocurre hoy en la sociedad cubana.

“¿Y de dónde va a salir eso? Del propio intercambio entre los individuos que viven en la sociedad que desde el núcleo de los procesos pueden explicar mejor y buscar alternativas también para solucionar sus propios problemas que pueden ser individuales o de toda la sociedad”.

(Carlos Alberto Suárez Arcos): “Todos los debates a los que estamos asistiendo y los modos en los que en los diferentes escenarios laborales, estudiantiles o comunitarios, las personas se aferran a uno u otro aspecto de la Constitución, expresan esa concepción marxista de que el sujeto, en su conciencia jurídica viene a estar determinado por los procesos materiales en los que se ha implicado. Dicho de un modo más sencillo, las personas están abordando aquellos temas que de alguna manera u otra, desde el punto de vista práctico les han sido más cercanos, han tenido relación con ellos o se sienten directamente amenazados o pudieran verlo como una amenaza para el futuro. Desde la práctica u otras concepciones desde el punto de vista religioso o moral que también están siendo tenidas en cuenta y que tienen mucho peso.

“Se desatienden aspectos relacionados con el preámbulo de la Constitución, los fundamentos filosóficos y políticos que vienen a quedar dentro de la competencia de quienes, por su actuación laboral o social, están más directamente vinculados con estos.

“Es esencial que todo cubano preste atención a cuáles son las ideas que fundamentan el corpus constitucional. Sucede en muchas ocasiones con el tema de los derechos o con el debido proceso. Contradictoriamente a lo que se dice en Cuba resulta para quienes nos dedicamos a investigar, interesante el hecho de que prácticamente esos aspectos no sean objeto de debate en muchos espacios comunitarios, lo cual sigue demostrando que si bien es un fenómeno que ha afectado a un número de personas, no es una preocupación mayoritaria, pues hay una determinada confianza en los modos en que esos derechos y garantías se expresan. Entonces se inclinan por lo laboral, la jubilación, los fundamentos económicos, del salario, de lo que les es más cotidiano.

“No puedo decir que esto sea un elemento negativo en el sentido absoluto de la palabra, porque sencillamente expresa una relación objetiva, material de las personas con el fenómeno en cuestión que se está valorando. Expresa el modo en que los cubanos históricamente se han relacionado con sus leyes, el grado de legitimación que históricamente el pueblo cubano depositó en la dirección histórica de la Revolución. Independientemente de sus inconformidades al interior de determinado sujetos o proceso, existió una confianza en el proyecto y en la dirección histórica de este. Eso año tras año el pueblo en las urnas lo fue legitimando.

“Es importante que en las condiciones actuales de ese cambio generacional, de la situación económica, en ese cambio adverso de las relaciones con el exterior, en ese incremento de la hostilidad hacia Cuba, estar muy pendientes de qué elementos inciden sobre nuestra opinión.

“Hay incidencia foránea para que determinados aspectos, para tratar de condicionar uno u otro Artículo al sentido de la totalidad de la Constitución. Es bueno que los cubanos sepan pensar en Cuba fuera de ese contexto de la mayoría, de lo que es bien común, de lo que nos mantiene unidos, resultaría fatal para la supervivencia como pueblo.

“Bienvenidas sean las diferencias, las discusiones. El llamado está a que sea más amplio, a que nos centremos en todos los espacios, independientemente de que nuestra praxis social, cultural, religiosa, política, ideológica, nos ubique en una determinada parcela del texto constitucional. Es saludable que ampliemos nuestros conocimientos, que aprovechemos, que diseñemos entre todos en unidad, junto a nuestro Partido y a nuestro pueblo, esa Cuba que queremos".

(Yordanis Álvarez Alzar): “Aun cuando todo lo que ha salido en los debates no vaya a la Constitución, sí es un termómetro social necesario para que el país identifique cuáles son los principales problemas que aquejan a la población, aunque sea desde la visión estrecha de cada cual.

“Cuando hablamos de la discusión de este proyecto es necesario que sea creíble el debate y eso será en la medida en que las personas puedan aportar con seriedad, objetividad, transparencia, sin miedo o preocupaciones, en función de configurar un texto que alcance todas esas generalidades y esas diversidades. Me apunto a favor de la diversidad, porque sin eso no habrá una sociedad como la nuestra. Estamos en un momento distinto al de los años 70 u 80, fíjense si es así que están participando los cubanos desde el exterior y ellos tienen la manera de construir junto con nosotros una sociedad mejor.

“Cuando hablamos de Constitución tenemos que apostar por los derechos, porque si algo nos puede garantizar el futuro son los derechos, los deberes y las garantías. Si algo puede configurar el escenario jurídico nacional en tiempo futuro es el tema de los deberes, los derechos y las garantías. Cuando hablamos de estas son aquellos postulados procedimentales, materiales, institucionales y legales que permiten el ejercicio y defensa de los derechos reconocidos en la Constitución y en función de eso no se ha hablado mucho. Bien, los especialistas sí han hablado mucho al respecto, pero las personas no tanto.

“Me pregunto por qué no dicen estas cosas. Primero que todo hay que tener algo bien claro y es que estamos sometidos a la discusión de un Proyecto de Constitución aún sin conocer en definitiva las esencias fundamentales de la Constitución de 1976. Si nosotros no partimos del escenario crucial de dónde venimos no sabemos hacia dónde vamos. Por lo tanto las personas quieren dar su criterio, pero no saben cómo decirlo. Nosotros los especialistas de alguna manera traducimos eso y lo ponemos en una expresión jurídica definitiva para que trascienda al efecto la modificación.

“La consulta sí es importante, pero más importante es que se tenga en cuenta a los efectos de configurar un proyecto distinto. No es solamente decir se hicieron tantas reuniones y tantas consultas, sino cuántas propuestas hubo y cuántas de estas que dijo el pueblo fueron incluidas. Eso permitiría reconocer y visualizar si hemos sido escuchados o no.

“Todo tributa a algo muy importante y es el tema de la seguridad jurídica que es aquel componente del ordenamiento jurídico que da transparencia, confianza y certeza en el derecho actual hacia el futuro. Tenemos que apostar por una norma de este tipo que ofrezca seguridad jurídica en todos los sentidos. No es conocer los derechos, es conocer la generalidad y acabado de estos. No pueden quedar a medias porque eso también permite que se visualice lo que nos puede identificar y proteger.

“La Constitución, se ha dicho muchas veces, es equilibrio, pero también es límite al ejercicio del poder, porque el poder es del soberano y el soberano es el pueblo. Este ejerce el poder a través de esos órganos del Estado y darles a esos posibilidades, funcionabilidad, es parte de las garantías constitucionales. Tienen que estar configuradas esas garantías para que la persona se sienta protegida y pueda ejercer su derecho sin ningún tipo de límites. Porque, además, las personas solamente están limitadas por aquello que dice la Ley, por lo que dice el ordenamiento jurídico. Hay más de 30 derechos reconocidos en la nueva Constitución, pero pueden incluirse muchos más y adaptarlos a una sociedad distinta.

“Hablamos del cambio de mentalidad, pero no es solamente decirlo como un concepto o una definición. Las personas son libres de decir lo que consideren, con transparencia, sin ponerles freno.

“Esto será un medidor, lo que no sirva para el tema del Proyecto de Constitución, podemos utilizarlo como medidor. Porque, además, para garantizar la efectividad de lo que estamos consiguiendo como Constitución existen las garantías materiales y sin esas no será efectivo lo reconocido aquí.

“Existen las garantías legales y el ordenamiento jurídico tiene que traducirse para que haya una expresión, lo que queremos de manera sustantiva en forma de Ley. También necesitan de nosotros que esas leyes sean puestas en conocimiento de la población. No solamente es parte de que sea conocimiento de todos la política que nos ha sido consultada, también lo que va a ser legislado tiene que ser puesto a consideración y es parte de la esencia de participación popular. Es importante que al pueblo se le diga, se le informe qué se va a debatir en los próximos años”.

(Periódico 26) En las personas podría quedar la idea de que “si lo que yo dije no está en la Constitución no la acepto”. ¿Tendremos muchas constituciones o un modelo de consenso?...

 (Yuliet Hernández Téllez): “No podemos esperar que en el Proyecto de Constitución venga lo que cada cual dijo en su asamblea, porque hay elementos legales que requieren de especificidades para plasmarlos. Hay que apostar por el consenso.

“Estamos hablando de heterogeneidades y hay un factor cultural fundamental y trascendente en el aspecto del patrimonio, de las identidades, de la protección al medio ambiente que son conductas sociales que deben asumirse y que deben estar relacionadas con ese proceso de consenso popular. No es solamente tener en cuenta que lo que vayamos a plasmar en el proyecto y que responda a la heterogeneidad, sino que también a la hora de aplicarlo, logre que las personas lo cumplan. Eso también es un proceso de consenso, de heterogeneidad. Por eso es que tiene que ser consensuado, porque a la hora de aplicarlo tenemos que responder a ese proceso heterogéneo.

“Tengamos en cuenta que la Cuba de hoy no es solo diferente de la de ayer, sino a otros países del mundo. Diferente no solamente por el espacio geográfico, sino también por los elementos culturales e históricos que hoy mantenemos y que son fundamentales para poder tomar todos esos elementos y llevarlos a un consenso”.

 

(Periódico 26): Toca también la noción que tenemos de ser cubanos…

(Carlos Alberto Suárez Arcos): “El haber convertido a millones de cubanos en constituyentistas hacía previsible y lógico que toda esta diversidad de criterios afloraran sobre la mesa en el tapiz de la discusión. Las ideas que tenemos sobre los fenómenos que nos rodean no son estáticas, por lo tanto los conceptos de cuán patriotas somos, qué es Cuba hoy, van al compás del mismo ritmo que se mueve la vida objetiva que lo determina. Lógicamente, se van a estar moviendo también esas opiniones y este proceso viene a poner fundamento jurídico, político, económico a esa nueva concepción del ser cubano hoy y para la Cuba del mañana.

“Me han preguntado por el hecho de que esta consulta no sea vinculante. A mí me gustan las comparaciones. No tomamos a nuestras familias, a nuestra pareja, a los procesos por partes, se toman en lo que nos favorece y en lo que entraña obligaciones. Confío en que esta discusión sí va arrojar un resultado positivo a la hora de llegar a ese consenso mayoritario, a la hora de poner por encima de todo el bien de la Patria en sentido general. Es lo que siento que la discusión de una u otra manera nos llevará a la construcción de ese consenso a partir de las contradicciones que se están generando”.

(Yordanis Álvarez Alzar): “Apuesto por la unidad y el bien mayor. Cuando analizamos el proyecto hay que ver lo que beneficia a la generalidad para la construcción de una sociedad mejor”.

 (Periódico 26): Recordando aquella canción que dice “hoy vemos catarsis, mañana habrá nacimiento”, ¿cómo ver este momento de cara a nuestros hijos?

 (Yuliet Hernández Téllez): “Le tocará a la sociedad transmitir lo que ha representado en estos momentos, esta consulta. Es algo a lo que estamos acostumbrados, a que el pueblo pueda opinar, a transmitir sus ideas y criterios respecto a una temática determinada. Creo que es importante y trascedente para el futuro, porque ayudará a construir una sociedad mejor teniendo en cuenta lo que pueda ser aportado.

“No es catarsis, es opinión, criterio, ayuda a construir desde los elementos individuales una sociedad próspera y sostenible. De ahí que será importante luego el estudio permanente de la Constitución, es eso lo que permitirá que trasciendan al futuro esos elementos que hemos señalado”.

(Carlos Alberto Suárez Arcos): “Es necesario empoderar los municipios y aumentar la participación popular. Es necesario limitar los tiempos en que los sujetos que pongamos a que nos sirvan desde el poder lo estén ejerciendo. Es necesario que el pueblo en este despertar de la conciencia jurídica tome partido, porque la pelea no solo la vamos a ganar en lo que estamos haciendo ahora, sino en la manera en que obliguemos a nuestros gobernantes a cumplir con lo que vamos a refrendar en la Constitución. Y aun cuando estemos todos no somos suficientes y un país como Cuba necesita del concurso de todos sus buenos hijos para que estén donde estén.

“Nuestro país, que se propone la construcción social socialista que entraña un constante proceso de eliminación de mediaciones, un proceso de empoderamiento del pueblo, de eliminación de alienación tiene que contribuir para que se siga haciendo efectivo y práctico el hecho de que la soberanía radique en el pueblo. Este tiene que tener los modos y las formas efectivas de hacer valer su voluntad, ese poder”.

(Yordanis Álvarez Alzar): “Tenemos que tener a la Patria en el corazón. Aportando de esta manera es que podemos configurar un país con esas individualidades que nos hacen geniales. Recordar siempre que la Constitución no es un artículo, es el conjunto y apostemos por el conjunto. Eso sí, un conjunto bien configurado, analizado y evaluado, porque no todo podrá ir a la Constitución, pero hay cosas esenciales que no podemos olvidar”.

 

Visto 2724 veces Modificado por última vez en Jueves, 18 Octubre 2018 10:42

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • Invitado - llp

    Sinceramente no hubo aporte importante en este encuentro, en concepto de enseñanza, la intervención de Homero en el congreso de los abogados aporto mucho más. Ninguna de las preguntas que solicitaron enviaran con antelación estan recojidas en este articulo.

    Like 0 Short URL:
  • Hola llp:
    Puede que tengamos un concepto diferente de qué es "enseñanza".Tampoco el propósito del panel era competir ni mucho menos superar Homero Acosta, cuyo conocimiento del contenido del proyecto de Constitución es amplísimo.
    Si ha visto los videos que también son parte de este artículo verá allí las respuestas a las que usted se refiere.
    Saludos y lo esperamos siempre en las páginas de 26... :-)

    Like 0 Short URL: