Sábado, 30 Marzo 2019 07:29

Preocupante retraso de campesinos en pago de impuestos sobre ingresos personales

Escrito por

Las Tunas.- Solamente uno de cada tres campesinos de esta provincia del oriente cubano ha entregado la declaración jurada de sus ingresos personales, a solo un mes de que concluya el plazo para hacerlo, informó Julio Francisco Quiñones Guerrero, director en este territorio de la Oficina Nacional de la Administración Tributaria (ONAT).

A más tardar el 30 de abril, 14 mil agricultores deben haber concluido dicho trámite como parte del proceso de pago de los impuestos por sus ingresos personales correspondientes al año fiscal 2018; sin embargo, hasta la última semana de marzo únicamente lo habían hecho cuatro mil 977, equivalentes al 34,4 por ciento de ese total.

“En esta fecha debíamos estar a un 75 por ciento”, comentó. Además, indicó, Las Tunas se ubica entre las provincias más retrasadas en tal proceso.

El año pasado se activó el Artículo 360 de la Ley 113 del Sistema Tributario, que señala el pago del impuesto sobre ingresos personales a los propietarios o usufructuarios de tierras, tenedores de ganado sin tierra y los agricultores pequeños; más la retención del cinco por ciento por las ventas efectuadas. Este régimen tributario vino con los beneficios del reconocimiento de los gastos de hasta el 70 por ciento de sus ingresos y el derecho a la devolución de la diferencia de dichos gastos.

Para que la dinámica fluyera adecuadamente durante el 2018 debió ocurrir aquí, como en el resto del país, un proceso de capacitación de las cooperativas a las que están asociados los agricultores, pues estas son las encargadas de garantizar los facilitadores que los ayudarían a familiarizarse con un requerimiento legal completamente nuevo para ellos. De no existir un facilitador, los campesinos podían contratar los servicios de tenedores de libros.

Pero tal cual señaló el directivo de la ONAT, aunque muchas de las unidades designaron a los facilitadores: “Es un trabajo que no comenzó bien”. Desde su punto de vista “no todas las formas productivas tomaron el asunto de la mano como debía ser, para que sus miembros presentaran en tiempo la declaración jurada”.

Las cifras confirman sus palabras, pues por ejemplo, hasta el 27 de marzo los municipios de Las Tunas y Jesús Menéndez, que agrupan el mayor potencial de labriegos contribuyentes, son los de más bajo porcentaje de entrega de los documentos. De hecho, varias cooperativas ni siquiera acumulan una sola declaración jurada.

En total, la contribución directa del campesinado tunero al presupuesto de la provincia por concepto de pago de este impuesto se estima en más de ocho millones de pesos, de los cuales hasta ahora solo es posible acreditar poco más de dos millones. Paradójicamente se trata de fondos que no pocos agricultores ya aportaron.

“Por los cálculos hechos, explicó Quiñones Guerrero, muchos campesinos tuvieron ingresos por debajo de los 42 mil pesos, por lo que en la práctica no tendrían que pagar nada porque ya lo habrían hecho a través de las retenciones realizadas por su cooperativa a lo largo del año. Justamente por eso, dijo, es que insistimos en la entrega de la declaración jurada porque sería muy triste que por no cumplir con la formalidad del documento tengamos productores afectados con las multas que implica no entregar a tiempo”.

El director de la ONAT en Las Tunas comentó sobre los contactos periódicos que están teniendo con los representantes en el territorio del Ministerio de la Agricultura y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), para darles un impulso a las declaraciones juradas. Empero, alertó, el tiempo apremia.

Visto 1316 veces Modificado por última vez en Sábado, 30 Marzo 2019 12:24
István Ojeda Bello

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de István Ojeda Bello

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found