Martes, 11 Junio 2019 13:32

En busca de la soberanía alimentaria

Escrito por Ramiro Segura García

Las Tunas.- La proyectada concepción de la sostenibilidad y soberanía alimentaria del país y en cada territorio, como cuestión esencial en la etapa del socialismo próspero, crea bases sólidas en la provincia a pesar de las limitaciones económicas.

Aparecen señales en las transformaciones del sector agropecuario, que marcan el rumbo seguro hacia la conquista de la compleja y decisiva tarea, acompañada por crecientes aplicaciones de la ciencia, la técnica y la innovación tecnológica, como aspectos fundamentales para el ascenso en la producción de viandas, hortalizas, granos, carne, leche y frutas.

En la puntera del despegue están la consolidación de 34 polos productivos, la proyección de una enorme franja agrícola que impulsarán representantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias en el sur de los municipios de Amancio, Colombia y Jobabo; el rescate de autoconsumos de los organismos, el fomento de módulos pecuarios y el fortalecimiento del encadenamiento productivo entre el Sistema de la Agricultura, las unidades de la Industria Alimentaria y otros frentes.

A los mencionados propósitos se suman la acentuada aplicación de abonos naturales, la rehabilitación de bancos de semillas, la rotación y el intercalamiento de cultivos, el escalonamiento de cosechas y la diversificación de variedades, con acento en el arroz, el plátano, el frijol, el garbanzo, el maíz, la malanga, la papa, las frutas y las hortalizas.
El refuerzo en la entrada de maquinarias agrícolas y sistemas de riego para ampliar el exiguo dos por ciento de las áreas cultivables con tal beneficio, apunta hacia la materialización del estratégico objetivo.

Las prioridades concretan acciones para el crecimiento en el ganado vacuno en busca del paulatino aumento de carne y leche, unido a los programas para ascender en los resultados del ganado menor, porcino y avícola. Las mujeres y los hombres dedicados a las labores pecuarias pueden seguir avanzando en el aporte a las ventas a la población y el turismo; así como en la entrega de cueros para la revitalización de la Empresa Nacional de Tenería y Pieles.

A los trabajadores de la Pesca, tanto acuícolas como del mar con los respectivos eslabones, les corresponde continuar buscando fórmulas para el ascenso en las entregas y de esa manera, acercarse cada vez más a las demandas de los diversos destinos.

En la estrategia diseñada, el encadenamiento productivo adquiere fortaleza con las inversiones en la industria nacional. Aquí tienen presencia en instalaciones para el secado y molinado de arroz en Camagüeycito; además de una planta para beneficiar, secar y empacar granos, un moderno porcionador de carne, un salón industrial para elaborar derivados de pescado, una fábrica de piensos y otra de conservas en Jobabo. Paralelamente, realizan reparaciones y mantenimientos en centros relacionados con varios renglones alimentarios.

Con la ejecución de lo previsto, se continuarán abriendo puertas para incrementar las exportaciones y la sustitución de importaciones, en respaldo a los fondos económicos de la nación y la provincia.

Tanto los cronogramas en marcha como los proyectados conforman una cartera de recursos y precisiones para responder al añorado autoabastecimiento territorial de alimentos, que robustecerá el ascenso en el empleo laboral y la satisfacción de los consumidores.

Estamos ante un panorama que despeja viejas incógnitas y reta a las entidades a desplegar consagración, audacia y sabiduría con ciencia para aprovechar todas las oportunidades y evitar lamentaciones. El paso ascendente reclama esfuerzos mancomunados entre las estructuras y el pueblo a fin de contribuir para conquistar el futuro luminoso al que aspiramos.

Visto 795 veces Modificado por última vez en Martes, 11 Junio 2019 15:38

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found