Domingo, 13 Mayo 2018 07:11

“Voy a luchar por mi hijo”

Escrito por Misleydis González Ávila
“Voy a luchar por mi hijo” Foto: De la autora.

Las Tunas.- Daniela culmina los turnos de clase y se apresura a recoger sus libros de textos; en casa alguien la espera y no admite demoras. Una de sus amigas intenta detenerla para contarle las novedades del grupo y actualizarla un poco del mundo de espectáculo, pero ella responde con una sonrisa y el acostumbrado "ahora no puedo, dejémoslo para después".

Sin pensarlo dos veces coloca la mochila sobre la espalda y emprende la marcha. Las distracciones no faltan en el camino, pero el deseo de llegar a su destino es más fuerte. Siente el sudor correr por la frente y aun así apresura el paso. Ya en la puerta, una expresión de alegría le dibuja el rostro y ante su llamado, cierta figurita de menos de un metro acude al encuentro y le extiende los brazos: es su pequeño Caleb. Ambos se abrazan y ahí comienza la fiesta de besos.

Así son las rutinas de Daniela Pérez Rodríguez, desde hace ya unos cuantos meses, después de retomar los estudios tras un año de interrupción por su embarazo. A ella le llegó la maternidad demasiado pronto, y aunque ha significado una serie de cambios inesperados, asumió el desafío, y hoy es una de las tantas madres jóvenes.

"Cuando supe que estaba embarazada mi familia se sintió decepcionada y yo lloré mucho al pensar que podía perder los estudios y debía renunciar a los proyectos. Después de esos amargos días, todo cambió y mis padres me apoyaron en la decisión de seguir adelante", recuerda la muchacha de 17 años.

"Mis dos mejores amigas me dieron fuerzas y acompañaron en todo el proceso, incluso, estaban pendientes de que me tomara las prenatales. La relación con el padre de mi hijo fue complicada, al principio estuvo, después no tanto, ahora comparte un poco más de su tiempo con el niño. Por suerte, el abuelo paterno se apasionó con el pequeño desde el mismo instante que lo vio y mucho tengo que agradecerle".

Daniela confiesa que al inicio de la gestación tuvo miedo, pero algo muy dentro le decía que ese sería el amor más grande de su vida. El sentimiento comenzó a crecer la primera vez que sintió las pataditas del bebé y luego, al ver su cara, recibió una confirmación directa desde el corazón.

¿Qué es lo mejor de ser mamá?

"Es una experiencia muy linda, un hijo es todo. Es cierto que implica muchos retos y en mi caso he tenido que cambiar las salidas por lavar pañales, alimentar y cuidar al bebé, pero es algo mágico escucharlo decir mamá y estrecharlo en mis brazos. Cuando está enfermito quisiera ponerme en su lugar porque duele mucho verlo débil".

Ciertamente, Daniela ve crecer a su Caleb a la vez de que ella misma también lo hace. "He adquirido responsabilidad -dice- antes mi madre se encargaba de todo y ahora me toca asumir los deberes y pensar primero en él que en mí".

¿Cuáles son los valores que te gustaría transmitirle a Caleb?

"Todos aquellos que le permita hacerse un hombre de bien, principalmente la humildad".

A pesar de que no se arrepiente de su decisión, y hoy no cambiaría por nada la dicha de ser madre, aconseja a las jóvenes esperar el momento idóneo para traer un hijo al mundo. "Yo les digo que tengan confianza con sus padres y busquen maneras para protegerse porque lo ideal es planificar el embarazo.

"Una adolescente se expone a muchos riesgos y el bebé puede salir muy afectado. Además, es difícil llevar los estudios y atenderlo, el tiempo se hace muy corto, y hay que sacarle horas al día. Por otro lado, debemos buscar a la persona indicada para compartir ese momento único y especial; muchos dicen amarte y después te dejan sola".

Daniela a veces echa de menos a los planes que hacía con las chicas de su edad, pero pronto los olvida y empina los sueños hacia otra dirección, consciente de que alguien más la necesita. "Mi principal aspiración es concluir el 12 grado y optar por una carrera, si no, buscaré cursos o comenzaré a trabajar por cuenta propia. Algo sí tengo claro, y es que voy a luchar por él".

Cae la noche y mañana volverá a sus rutinas, mas vale la pena el esfuerzo si el premio es la felicidad de Caleb.

Visto 790 veces Modificado por última vez en Domingo, 13 Mayo 2018 09:41

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found