Martes, 14 Febrero 2017 07:48

Por más agua potable e higiene en el barrio

Escrito por Yanet Lago Lemus

La baja calidad con que una extensa población tunera recibe los servicios de acueducto y alcantarillado, así como la distribución de agua potable, fueron temas de debate en el espacio Latir del pueblo. Problemáticas con los ciclos de entrega, la turbiedad del agua que llega a diferentes repartos de la ciudad capital, las comunidades con deficiente sistema de abasto y la insuficiente limpieza de fosas, son recurrentes en toda la provincia.

Varios repartos de la ciudad de Las Tunas presentan serios problemas con el suministro de agua potable por las redes de Acueducto. Una situación que se considera "angustiosa" en repartos como El Cornito, La Aguilera, Casa Piedra, entre otros, donde se percibe alta suciedad en el escaso fluido que no llega a todos los usuarios. Como alternativa, en las comunidades se consume el agua de pozo, no tratada y con riesgo para la salud.
Según informes de los directivos del sector, en las últimas semanas, debido a roturas de las bombas, se ha obstaculizado el sistema de bombeo de la presa El Rincón, que abastece a gran parte de la zona urbana de la ciudad capital.
Entre las medidas a corto plazo estuvo la creación de microcircuitos dentro de la urbe en busca de lograr mayor flujo por zonas, lo cual no es suficiente y provoca molestias en un amplio sector popular. En ese sentido, se está trabajando en el mantenimiento de la planta de la presa Cayojo con la instalación de nuevos equipos para la higienización del agua y otros repartos como El Cornito se enfrentan al proceso de pruebas tras las inversiones.
Por otra parte, una imagen que deteriora el esfuerzo de unos por el ahorro y la imagen del trabajo intersectorial que funciona en bien de la población, está dado en los salideros que provocan grandes pérdidas del líquido.
Desde el municipio de Puerto Padre llegó la inconformidad con el vertimiento de aguas albañales en avenidas céntricas. Al respecto, Lilian González, presidenta del Poder Popular en la provincia explicó que existen más de 17 mil fosas en el territorio y la mayoría no reúne las características técnicas constructivas. "Este año se dedicó un financiamiento para que todos los municipios tengan la opción de reparar las fosas más urgentes. De la gestión territorial y la producción local de materiales se obtendrán los recursos necesarios", informó.
En ´Jobabo´ la cuenca Birama -que representó una millonaria inversión en años anteriores- solucionó el abasto de agua para seis mil usuarios del centro urbano, sin embargo, violaciones e indisciplinas han mellado la calidad de esa entrega. Mientras, la población rural mantiene una difícil situación por la sequía en sus fuentes. En todas las circunstancias, media la necesidad de "una mayor organización y atención a los planteamientos del pueblo", coincidieron las máximas autoridades provinciales.
Respecto a la limpieza de fosas, se esclareció en el programa que la dirección territorial de Acueducto está tomado medidas como el envío de las brigadas de carros de limpieza por municipio, para lograr mayor impacto con un promedio diario de 90 a cien fosas higienizadas. Las obstrucciones en los alcantarillados, por otra parte, encuentran su principal razón en la falta de acciones de mantenimiento.
También insistió la presidenta del Consejo de la Administración: "Es real la intensa sequía y el déficit de equipos, pero lo que más se pone de manifiesto son los problemas organizativos. Este año tenemos 3,5 millones de pesos para la rehabilitación de redes, se requiere mayor calidad y control en la conducción de los procesos".
En su próxima emisión, el programa analizará la calidad de los servicios básicos en ´Jobabo´. A través de los teléfonos 31-347990 y 31-347978, la población podrá participar con sus opiniones.

Visto 176 veces

Deja un comentario