Domingo, 23 Diciembre 2018 07:08

Maduradores, cuidado con las varitas mágicas

Las Tunas.- Rebusco en mi cartera los últimos refuerzos monetarios. Alargo el brazo y de vuelta recibo apenas una mano de platanitos, un par de guayabas y una col engrifada. El bolso ni siquiera está pesado y se llevó de un tirón un tercio de mi salario mensual. Mi cara de estupefacción es casi un lugar común. Pero lo más indignante resulta que, ya en casa, descubro que han rociado mi compra con un buen poco de "madurador".

Publicado en Opinión