ciencia

Las Tunas.- La producción de alimentos y la salud son asuntos a los que la comunidad científica de esta provincia prestó especial atención durante el enfrentamiento a la Covid-19. Soluciones concretas a diversas problemáticas aportaron los investigadores, según declaraciones de Gisela Olano Felipe, delegada territorial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma).

“El Consejo de Defensa nos dio la tarea de trabajar en el impacto de la producción alimentaria y creamos un grupo multidisciplinario que se encargó del tema. Se realizó un levantamiento diagnóstico en las bases productivas, de los elementos que pueden tributar a mayores rendimientos y presentamos resultados e ideas prácticas novedosas y otras que eran antiguas, pero que se habían desechado, como el encadenamiento de la industria local en la elaboración de implementos agrícolas rústicos”, explicó la delegada.

Hizo referencia a la introducción y generalización de resultados científicos y de proyectos en el sector agrícola, así como a la relación estrecha con productores líderes de todas las localidades. De igual manera pretenden articular todos los sectores, en vínculo directo con los Centros Universitarios Municipales, en aras de construir una estrategia que visualiza al municipio como eje central del desarrollo local.

Dijo, además, que “activamos el Consejo de las Ciencias Sociales, que tuvo una participación activa de conjunto con el Ministerio de Salud, en el combate a la pandemia y laboramos en el tema de la seguridad biológica, vital en el actual contexto, desarrollando un diagnóstico de nuestros centros de aislamiento y hospitales”.

Olano Felipe dio a conocer que en estos momentos actualizan los estudios de Peligro, Vulnerabilidad y Riesgos, sobre todo en lo relativo con la nueva metodología que se construye. El propósito es ver la epidemia como uno de los mayores riesgos que está enfrentando el país y pretende una visión integrada de las consecuencias sobre las personas, los animales y el medio ambiente, y la denominan “Una Sola Salud”.

El Sistema del Citma en Las Tunas continúa enfrascado en las líneas estratégicas de la ciencia, la innovación, el medio ambiente y los recursos naturales, así como sus prioridades fundamentales. Una de ellas es la lucha contra la desertificación y la sequía, a partir de los indicadores negativos que presenta la provincia, una de las más deforestadas del país y con muy bajos índices de precipitaciones.

Se evalúa desde la ciencia, cómo hacer frente a este problema con acciones que mitiguen sus efectos. En esta tarea se integran diversos actores como el servicio estatal forestal, el cuerpo de guardabosques y de manera muy amplia el sector de la Agricultura, al ser el manejo sostenible de la tierra una de las cuestiones esenciales en las que se enfocan.

 

 

Escribir un comentario