1ENFERMEDADES RESPIRATORIAS

Las Tunas.- En esta época del año es común la aparición de las infecciones respiratorias agudas (IRA), principalmente la gripe o catarro común. Y aunque la mayoría de las veces evolucionan sin complicaciones, hay que mantener constante vigilancia sobre los signos de alarma en los grupos más vulnerables: niños, ancianos y embarazadas.

Al respecto la doctora Yodalis Cedeño Rodríguez, especialista en Medicina General Integral, refiere que se transmiten por el contacto directo de microgotas infectadas con el virus o de objetos recién contaminados con las secreciones de los enfermos.

Las aglomeraciones en espacios limitados favorecen la dispersión de estos padecimientos; por eso resultan más habituales en círculos infantiles, escuelas y sitios cerrados.

“Todas las personas son susceptibles a padecerlas, pero en las edades extremas pueden surgir las complicaciones graves a causa de uno o varios virus o de la infección bacteriana secundaria que se produce al estar predispuesto ya con una infección viral”, puntualiza.

“En el laboratorio de medicina tropical Pedro Kourí de La Habana se identificaron las cepas de la influenza tipo A y B como el agente causal de estas epidemias y la C, que ocasiona entre otros agentes el llamado catarro común”.

De acuerdo con la especialista, las principales manifestaciones de las IRA son el malestar general, cefalea, dolor de garganta, decaimiento, falta de apetito y tos. El empleo de la Medicina Natural Tradicional puede contribuir a aliviar los síntomas de estas enfermedades.

“Evoluciona favorablemente en la mayoría de los enfermos con un buen estado de salud, pero en los grupos de riesgo pueden aparecer complicaciones, una de ellas es la neumonía. En estos casos, los pacientes requieren una atención especializada para recibir un tratamiento oportuno”.

Cedeño sugiere mantener un ambiente ventilado y evitar permanecer mucho tiempo en la cama. “Las gripes producen secreciones en el árbol respiratorio, es decir en los pulmones y cuando una persona está varias horas acostada resulta más difícil la movilización de estas y ello puede provocarle una bronconeumonía".

En Las Tunas labora un personal preparado en realizar las tareas de prevención, promoción y educación para la salud. Sin embargo, cada quien es responsable de velar por su propio bienestar y adoptar las medidas para prevenirlas, aminorar los efectos y evitar la transmisión.

Escribir un comentario