Imprimir
Visto: 2521

sida

Las Tunas.- En el Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología sesionó el primer encuentro del Programa de Prevención y Control de ITS/VIH/Sida del actual calendario, con la finalidad de socializar las nuevas indicaciones que buscan mejorar las prestaciones, el alcance de las actividades educativas y, sobre todo, el acompañamiento a las personas infectadas con el virus.

Mayelín Ayala García, especialista del programa, asegura que el intercambio sirvió además, para aunar esfuerzos desde las diferentes funciones y limar asperezas desde la etapa inicial del año. “Participaron enfermeras y enfermeros encuestadores de todas las áreas de Salud del territorio, cuya labor es muy amplia e incluye velar por la adherencia al tratamiento.

“También estuvieron presentes los educadores, vitales en el desarrollo de las actividades preventivas y de las pruebas rápidas que permiten conocer la condición serológica de la población".

El Sistema de Salud en Cuba establece que toda persona con el VIH reciba el tratamiento con antirretrovirales. En esta provincia los médicos clínicos están preparados para asumir la atención y tratamiento de los casos diagnosticados, además de la consulta que funciona los segundos y cuartos viernes de cada mes, en el policlínico Guillermo Tejas.

Al cierre del 2019 se constató un incremento de los diagnósticos en todos los grupos, pero la mayor concentración de la epidemia se registró en los hombres que tienen sexo con otros hombres. Hay también un aumento en la bisexualidad, lo cual corresponde con la creciente cifra de mujeres.

La especialista dijo que el alza de las personas con el virus constituye un llamado de alerta sobre la necesidad del uso del preservativo en todas las relaciones sexuales.

“Sabemos -puntualizó Ayala- que existe un desabastecimiento del producto en el país. La farmacia Camilo Cienfuegos, del área de Salud del 'Gustavo Aldereguía', dispone del condón Vigor, pues ese centro forma parte de un proyecto a nivel de país.

“Igualmente, el programa tiene una asignación de preservativos, que entregamos durante las actividades en diferentes espacios, fundamentalmente en sitios de encuentro”.

Ayala aconseja prestar especial atención a los jóvenes y aclarar todas sus inquietudes en el propio núcleo familiar, con el fin de evitar que busquen ayuda en otras personas, muchas veces sin la adecuada información.

Responsabilidad y protección deben acompañar a cada relación íntima de pareja. Se trata de concienciar a toda la sociedad para frenar la propagación de este virus, que tantas consecuencias trae en la vida de los seres humanos.