cancer4 128067 0

Las Tunas.- Es ella una guerrera a toda prueba; de esas que libran sus propias batallas sin muchos ruidos, así tan natural, como la propia. Sabe reinventarse motivos y ver colores donde otros solo percibirían tonalidades mustias. Tan común y a la vez muy singular es Bárbara Mendoza Vázquez, una sobreviviente del cáncer de mama, desde hace ya 17 años.

paciente sobreviviente de c"No todos los días a una madre y a una hija les diagnostican la enfermedad en el mismo período de tiempo, ¿verdad? Pues a mi mamá y a mí nos tocó atravesar por ese difícil momento", dice con la plena conciencia del complejo camino transitado. Aunque sus ojos muestran la mujer sensible que le habita, su voz no se quiebra, más bien transmite fortaleza.

"Ella sufría por mi estado y yo por el suyo. Nos operaron a las dos el mismo día, previendo que alguna desistiera del proceder por cuidar a la otra. Lamentablemente, mi madre no corrió con la misma suerte que yo; hizo una metástasis y falleció al año". Para Bárbara fue ese un golpe muy duro. Aun así, rendirse nunca constituyó una opción: tenía tres hijos por quienes luchar.

Nos hemos olvidado que curar el cáncer comienza con prevenirlo. (David Agus, reputado oncólogo norteamericano)

Más de cinco mil personas viven hoy con cáncer en Las Tunas. De acuerdo con Ana Rosa Brizuela, coordinadora del programa provincial, los más afectados sobrepasan los 60 años y la localización de mayor incidencia es la piel.

"Desde el 2009, esta patología encabeza las causas de mortalidad en la población tunera. Anualmente fallecen unos mil 300 casos por diferentes tipos de tumores; con prevalencia para los de pulmón, colon, próstata y mama. En ello influye el envejecimiento poblacional y los inadecuados estilos de vida".

La especialista refiere que, a pesar de que en los diagnósticos prevalecen los pacientes de la tercera edad, preocupa el alza de la patología en los más jóvenes, sobre todo, del cáncer bucal y de piel, como consecuencia de prácticas malsanas desde la misma adolescencia.

Los avances en el campo de la Oncología evidencian que muchos de los factores desencadenantes pueden evitarse con estilos saludables. El estrés sostenido, y la inadecuada alimentación, principalmente el consumo de alimentos fumigados con químicos, incrementan el riesgo de mutaciones de las células y llevan a padecer la enfermedad.

La especialista recomienda una dieta baja en grasa animal. Asimismo, aconseja evitar el consumo de alcohol y cigarro, respetar al no fumador y realizar actividad física. Sugiere relaciones sexuales protegidas, pues el virus del papiloma humano posee una gran influencia en la aparición del cáncer cervicouterino.

El Sistema de Salud tiene concebido un programa de control, prevención, diagnóstico oportuno, tratamiento y cuidados paliativos. Cada área de Salud dispone del personal capacitado para detectar los signos a través de las pesquisas o a solicitud del propio paciente que percibe algún síntoma.

Existen varios medios diagnósticos iniciales, como el test de sangre oculta en heces fecales (Sumasohf) para determinar el cáncer colorrectal. También están disponibles el antígeno prostático específico (PSA), para identificar el de próstata, y los rayos X que permiten definir el de pulmón y otros.

A la vez funciona el Programa de Detección Precoz del Cáncer Cervicouterino, a través de la prueba citológica y de mama con la realización del examen a las féminas de más de 30 años de edad, fundamentalmente aquellas con antecedente materno.

"Ante la sospecha de algún tipo de tumor, se hace la remisión a las consultas multidisciplinarias que brinda la Atención Secundaria, integradas por oncólogos, radiólogos, psicólogos, patólogos, cirujanos, proctólogos, dermatólogos… Allí se define la conducta por seguir", detalló Brizuela.

EL TIEMPO ES VIDA

"A pesar del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, a los pacientes oncológicos no les hemos suspendido ningún proceder quimioterapéutico ni rehabilitador. La radioterapia continúa prestándose de manera regionalizada en las provincias de Holguín y Camagüey", prosigue la especialista.

Para estos hombres y mujeres cada minuto cuenta. Es tan necesario prevenir, diagnosticar en etapas tempranas como tratar la afección sin demoras. No obstante, persisten insatisfacciones entre quienes requieren el servicio de radioterapia.

"Hay provincias que tienen implementado un sistema para el traslado de enfermos -comenta Brizuela-, los cuales son atendidos de manera inmediata en los centros regionales. Las autoridades de Holguín y Camagüey están en la disposición de priorizar a los nuestros, pero no existen los medios para transportar unos 20 afectados diariamente".

Toca a los tuneros incorporarse a una lista de espera para recibir el tratamiento. "Hay pacientes que se encuentran en un estadio menos avanzado, con mayores posibilidades de supervivencia, pero la tardanza en la aplicación de ese proceder disminuye considerablemente la sobrevida".

En un tema sensible en demasía, urge revisar tales cuestiones que atentan contra la vitalidad de este noble programa, pues solo dos territorios de la Isla no disponen de esa prestación, y uno de ellos, es Las Tunas.

Una vez que elijas la esperanza, todo es posible. (Christopher Reeve, actor, director de cine y activista estadounidense)

Actualmente existen varias alternativas para tratar esta dolencia, algunas de ellas de alta tecnología que son aplicadas en los hospitales Hermanos Ameijeiras y el Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (Cimeq), en La Habana, con previa coordinación. "Hablamos del HIFU de gran intensidad, que destruye las células milimétricas, sobre todo, de los tumores de hígado, páncreas y miomas uterinos, y que tienen criterio para someterse al procedimiento.

"Disponemos del PET/CT, que es diagnóstico y terapéutico, utilizado para evaluar la respuesta a los diferentes tratamientos y planificar la radioterapia. Igual está el HIPEC, empleado en la carcinomatosis peritoneal, que permite en el mismo momento de la cirugía dar la quimioterapia térmica, entre otros", concluye la experta.

El Balcón de Oriente cuenta con varios ensayos clínicos que revelan resultados positivos y un futuro promisorio. Como toda investigación, responden a diversos protocolos con criterios de inclusión y siempre con la conformidad del afectado.

El cáncer abre muchas puertas. Una de las más importantes es tu corazón. (Greg Anderson, músico norteamericano y víctima)

Tan solo 36 años tenía Bárbara cuando recibió la noticia. El impacto primero logró superarlo con actitud positiva y gran fe. "Entendí que debía ser valiente por mi mamá, por mis hijos y por mí. Diez años después me dicen que tengo un nuevo tumor en el otro seno y volví a enfrentar este proceso con mucha energía, tanto es así que decidí hacerme una reconstrucción".

Se declara una mujer feliz e intenta contagiar con su alegría a los que la rodean. "Una aprende a sacar la parte buena de las cosas y hoy me siento mejor persona, más sensible ante el dolor ajeno y no solo con quienes padecen esta afección, sino en todos los aspectos".

El cáncer no es sinónimo de muerte, un diagnóstico oportuno eleva las probabilidades de cura; ahí están las historias de Bárbara y de otros tantos vencedores. Y es la actitud, un pequeño detalle, que puede hacer una gran diferencia, en enfermos y en sanos.

Justamente, la Jornada de Lucha contra la enfermedad, que se extenderá hasta el próximo mes de marzo, promueve un sugerente lema: "Yo soy… y voy a…". Significa que en las manos tuyas, mías, de aquel… está la posibilidad de cambiar a favor de la salud y de la propia vida.

 

Escribir un comentario