fumi7

Las Tunas.- Desde bien temprano, los operarios de vectores andan con bazuca en mano, fumigando varios locales de la ciudad. La ofensiva contra el Aedes aegypti no se hace esperar en estos días en los que las altas temperaturas y las lluvias son puntos a favor de este enemigo de antaño.

Unido al tratamiento adulticida intradomiciliario a los más de 41 mil locales, las brigadas especializadas realizan otras acciones de lucha antivectorial como el control perifocal y focal en las manzanas con mayor índice de focos del mosquito.

La doctora Viviana Gutiérrez Rodríguez, directora provincial de Salud, declaró a la Radio local que al cierre del mes de mayo Las Tunas reportó una elevada focalidad, lo que demuestra que existen los riesgos para la ocurrencia de una transmisión de dengue.

Dijo que ya se perciben los resultados de la etapa intensiva en las cuatro áreas de Salud del municipio cabecera y encomió la colaboración de los tuneros que abren las puertas de sus casas para la fumigación. No obstante, llama a extremar las medidas de autofocal en las viviendas.

No queda de otra, hay que destruir aquellos sitios que sirven de refugio al Aedes aegypti; lo mismo en un tanque para almacenar agua que en un cascarón de huevo, una lata sin perforar, botellas boca arriba y hasta en una tapita abandonada en un rincón del patio. Corresponde a cada persona aportar un granito de arena por el bien común. 

 

Escribir un comentario