Jueves, 13 Diciembre 2018 07:07

Dejé a tres mil desprotegidos

Escrito por Freddy Pérez
Dejé a tres mil desprotegidos Foto: Cortesía del entrevistado

Las Tunas.- Un día de enormes contrastes naturales en el estado brasileño de Santa Catarina: brumas, cielo plomizo, altas temperaturas, lluvias, frío, vientos y nevadas en la montaña, llegó la aplastante noticia del fin del Programa Más Médicos, creado por Dilma Rousseff, expresidenta del gigante sudamericano con la colaboración de Cuba.

Las insolentes ofensas del neoliberal Jair Bolsonaro, sin trepar aún a la silla de mandatario en el Palacio de Planalto, condujeron a la interrupción de tan humanitaria ayuda, hecho que ha concitado un gran rechazo en la nación latinoamericana.

El doctor Alfonso Rodríguez González, especialista de Primer Grado en Medicina General Integral (MGI) del policlínico Manuel (Piti) Fajardo, prestaba servicios en el barrio Arizona y las comunidades rurales de Pinheriño, Bajo, Medio y Alto, Línea Sao Pedro y Río Du Dentro, a 50 kilómetros de su residencia, al lado de una serranía.

"Yo solo atendía a los pacientes de esos apartados lugares, en los cuales dejé con profundo dolor a casi tres mil desprotegidos, pues los médicos brasileños, rentados por la ganancia y el dinero, no acuden allí a curar a los enfermos necesitados de salud.

"Anemias, estrés, presión arterial, parasitosis, enfermedades crónicas no transmisibles, intoxicaciones provocadas por los químicos aplicados al arroz y otros cultivos, son las principales patologías que quedaron sin tratamiento, luego del tremendo impacto.

"Ahora esas personas no tendrán con qué financiar una consulta médica, fijada en 300.00 reales, equivalente a 80.00-90.00 dólares al cambio oficial de la moneda local, en un país de enormes riquezas mal distribuidas, el mismo que me ofreció villas y castillas para que desertara y abandonara la colaboración; pero los valores y los principios humanos están por encima de todo el dinero del mundo.

"Seguiré con mi labor en Cuba o donde me necesiten los pueblos. Fueron indescriptibles las manifestaciones de solidaridad desde la llegada al aeropuerto internacional José Martí y al paso de la caravana de autos desde La Habana hasta mi terruño de Río Potrero, en Las Tunas".

Visto 1591 veces Modificado por última vez en Jueves, 13 Diciembre 2018 08:50

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found