banner26

 
Miércoles, 18 Enero 2017
3:10:22pm
Menu
FacebookYouTubeTwitterFlickr

Nueva casa infantil: un retablo de esperanza

  • Escrito por Yelaine Martínez Herrera

nios-cubanos-1Los pequeños estrenan los nuevos juguetes. Parece como si se conocieran de antemano. La infancia tiene eso: la complicidad de saberse dueños de la alegría compartida. Esa fue la imagen percibida al visitar la casa infantil Escultores del Futuro, de la escuela pedagógica Rita Longa, en esta ciudad, primera de su tipo en una institución formadora de maestros.

Ya sabía de la existencia de una similar en el seminternado Jesús Argüelles, del municipio cabecera y otra en territorio puertopadrense, pero constatar la utilidad de la iniciativa en la práctica es más reconfortante. Treinta niños, divididos en dos salones (uno para segundo y tercer año de vida; otro para cuarto y quinto) dan vida al lugar, siempre acompañados por educadoras y auxiliares pedagógicas.

UN LUGAR DE ENSUEÑO

Baños remodelados, mobiliarios, un pantri para calentar los alimentos, áreas de juego y un televisor para proyectar materiales educativos, enriquecen la estancia en el sitio, porque la calidad de la infraestructura fue una prioridad de sus hacedores desde un principio, según destacó Elizabeth Hidalgo, funcionaria del Departamento de Educación Preescolar de la Dirección Provincial de Educación, que atiende Círculos Infantiles.

"Estamos contentos. El director de la Rita Longa pidió que se abriera la casita, entonces buscamos las resoluciones necesarias para realizar ese sueño. En la institución existían dos salones con buenas condiciones, que pertenecían a la enfermería. Hicimos las valoraciones pertinentes y a partir de ahí realizamos algunas reestructuraciones en función de mejorar las atenciones para los pequeños", apuntó.

El recinto abre sus puertas, desde la mañana hasta la tarde y por veinte pesos cubanos al mes, a los hijos pequeños de trabajadoras del lugar y a los de madres que son alumnas. Allí también docentes en formación aumentarán sus conocimientos al realizar sus prácticas.

"Las áreas de juego fueron confeccionadas por nuestras estudiantes, familiarizadas a los implementos necesarios por el aula especializada existente en las especialidades de Educación Preescolar, Primaria y Especial. Ahora en la casita, además de los medios, trabajarán con los infantes. Esto será de gran utilidad para su preparación docente, pues deben conocer la institución infantil, cómo se organiza y los diferentes procesos que se realizan: sueño, alimentación, aseo, baño y las actividades programadas como si fuera un círculo infantil", destacó Iraida López Mora, jefa del Departamento de Preescolar del centro.

LAS MADRES OPINAN

Mariví Pérez Espinosa, trabajadora del lugar, opina que es muy buena la iniciativa, los locales son confortables y "nos permite tener los niños cerca". Por su parte, la estudiante de primer año de Educación Especial Yanisbel Reyes Peña expresó: "Es una idea brillante del Estado y la Revolución. Los niños están mejor que si los tuvieran en casa. En mi caso, estoy más tranquila teniendo a mi hija Diana Alejandra más próxima de mí".

Yailín García cursa el cuarto año de la especialidad de Educación Primaria. Su madre, por estar enferma, no puede ayudarla como quisiera a cuidar a su pequeño Javier, de dos años de edad. Por eso, la casita significa para ella un regalo. "Le doy gracias a la Revolución por esta oportunidad, ya que soy estudiante y puedo incorporar a mi niño a un círculo infantil para terminar los estudios y poder formarme como una profesional preparada".

PARA MULTIPLICAR LAS CASAS DE LA ESPERANZA

Cuando los 28 círculos infantiles existentes en la provincia, con más de cinco mil niños, no satisfacen ni el 80 por ciento de la demanda, según corroboró Elizabeth, y ni con las cerca de 285 casas cuidadoras de niños particulares en activo se resuelve este problema, sería una opción favorable multiplicar las casitas infantiles.

"Exhortamos a los demás organismos a implementar esta variante. Salud, por ejemplo, tiene una gran demanda. Sí así lo desean, deben acercarse a la Dirección Provincial de Educación para valorar la posibilidad de crear la casita. Si tienen las condiciones como locales en buen estado constructivo, que no estén cerca de algún peligro potencial, Educación aportaría el recurso humano y ayudaría con la capacitación metodológica", dijo Hidalgo.

Ahora pensemos desde nuestros puestos de trabajo en cuántas madres, compañeras nuestras, sin la posibilidad aún de tener un círculo infantil para sus párvulos ni con el poder adquisitivo suficiente para pagar por sus cuidados en el sector privado, quisieran disponer de una casita para quienes son la esperanza del mundo, como dijo Martí. Dar este paso en diversos sectores, sin olvidar tampoco a los padres, a la larga se revierte en personas más concentradas en sus labores y seguramente, más productivas.

Comentarios   

 
0 #1 Carlos 05-01-2017 14:19
Esto es una muestra más de la grandeza de nuestra Revolución, de que lo más apreciado en nuestra sociedad es el bienestar y felicidad de nuestros niños y la familia en general. Y asi muchos se rehúsan a ver esa verdad, solo por el hecho de que tenemos problemas e imperfecciones, lo cual es común para todas las sociedades pues “El mundo está colmado de imperfecciones, pues imperfecto es el que en él habita y lo gobierna”. Pero de todas las sociedades la nuestra es, sin dudas, la más justa. En hora buena. 59 y pa´lante.
Citar
 

Escribir un comentario

Normas de Publicación:
-Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
-No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
-Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


Código de seguridad
Refescar

De Cuba

Del Mundo

Opinión