mujer rural fao

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) anunció este lunes que respalda la promoción de otro emprendimiento en Cuba a favor del empleo de las mujeres rurales.

En este caso, la iniciativa contemplará a las empresas forestales de siete municipios del país; a saber, Los Arabos en la provincia de Matanzas (occidente); Santo Domingo, Corralillo y Quemado de Güines en Villa Clara (centro), y Amancio, Colombia y Jobabo en Las Tunas (oriente).

Según explicó el organismo, el emprendimiento forma parte del Proyecto Resiliencia Climática en los Ecosistemas Agrícolas de Cuba (IRES), implementado por el Ministerio de Agricultura en la Isla, con asistencia técnica de la FAO y financiamiento del Fondo Verde para el Clima.

Las nuevas opciones de trabajo estarán asociadas a la creación de brigadas para la extracción de resina de pino. Ello ofrecerá a las mujeres la posibilidad de obtener ingresos económicos de manera inmediata y sostenida en el tiempo, opinó la entidad de Naciones Unidas.

El proyecto, precisó, aportará en una primera etapa herramientas que facilitan la resinación; entre ellas, barrasco, media luna, mazo, escoda o azuela, varal, trazador, así como insumos para la recolección, tales como potes de plástico, clavos, martillos y escaleras.

La extracción de resina de pino con fines productivos se realiza aquí en plantaciones adultas antes de que corresponda la tala, y su rendimiento promedio anual puede ser de hasta dos toneladas por hectárea, explicó la fuente.

Esa sustancia natural constituye una materia prima renovable ampliamente utilizada en la industria química para diversos fines, lo que la convierte en un producto de alta demanda en el mercado.

Al decir de la FAO, IRES busca no solo generar oportunidades laborales para mujeres de diversas comunidades, sino también potenciar su participación en sectores tradicionalmente dominados por hombres.

Los vínculos del proyecto con empresas comprometidas con la equidad de género, opinó, facilitará la contratación y la capacitación en roles clave.

El programa, acotó, no solo beneficiará a las mujeres empleadas directamente, también contribuirá al fortalecimiento de la economía local y al progreso social de las comunidades.

Al apoyar la inserción laboral de ellas en sectores diversos, se fomenta la diversidad, la inclusión y el crecimiento económico sostenible, juzgó la entidad de Naciones Unidas.

Alineado con los objetivos del Programa Nacional de Adelanto de la Mujer en zonas rurales, IRES apuesta por una vida mejor promoviendo la igualdad de oportunidades y la participación activa de las cubanas en el desarrollo económico y social, en línea con el Marco Estratégico de la FAO 2022-2031, abundó el pronunciamiento.

Escribir un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Código de seguridad
Refescar