cuca14

Las Tunas.- La 53 Jornada Cucalambeana dijo adiós y a los amantes de la tradición nos quedó el sabor del intercambio cultural entre las naciones. Las bondades de la tecnología y el empuje de un grupo de gestores hicieron que el Guateque Mayor de Cuba mostrara en su edición online la obra de cultores de 18 países en una fiesta de idiosincrasia que honró el 191 cumpleaños de Juan Cristóbal Nápoles Fajardo (El Cucalambé) y el 95 del grupo portador Petit Dancé.

elsinsonte78

Las Tunas.- Los niños siempre hallan en la Jornada Cucalambeana una fuente de inspiración. Esta vez no se les vio corretear por los predios de El Cornito, montar a caballo ni admirar los bambúes que dibujan el paisaje; mas no faltaron al convite online, y supieron impregnarle alegrías.


En las plataformas de Facebook, Twiter y YouTube, los infantes dieron muestras de un talento que mantiene viva la tradición campesina; esa que define nuestra esencia y corre por las venas de la nación.


De acuerdo con los organizadores, Cantos de Colibrí, espacio habitual que dedica el certamen a los más chicos de casa, contó con la mayor representación de los municipios tuneros, principalmente de cabecera, Majibacoa, Puerto Padre y Colombia.

Jonathan2

Las Tunas.- Jonathan Demian es un hombre de versos, corazón profundo y alma dispuesta a compartir con el universo sus bondades. La vida le puso a prueba recientemente al contraer la Covid -19 en su país, Ecuador. Mientras se recuperaba de la enfermedad, la poesía fue ese soplo de aliento que necesitaba para seguir adelante. Hoy es uno de los amigos foráneos que comparte su arte en la 53 edición de la Jornada Cucalambeana, Fiesta Suprema del Campesinado Cubano.

ponente

Las Tunas.- Como parte de la 53 Jornada Cucalambeana que se desarrolla esta vez en una edición online tuvo lugar por primera vez dentro de esta fiesta de tradiciones el foro Diversidad, esencia e identidad, organizado por la Brigada de Instructores de Arte José Martí (BJM) y el Centro Provincial de Casas de Cultura (CPCC).

la eternidad no basta X5

Las Tunas.- Muere un amigo y a uno le queda un hueco en el pecho como si te quitaran algo más, una parte fibrosa. Si ese amigo es además un gran poeta, duele el doble. Pero encontrarlo cuando ha pasado medio año de su partida, precisamente entre sus versos, deja ese sabor agridulce de al menos haberlo conocido y que perdure gracias a la poesía. Así pasó con la presentación de La eternidad no basta para todos, último libro publicado de Antonio Borrego (dejó otros inéditos), en el marco de la 53 Jornada Cucalambeana (edición online).