Domingo, 17 Noviembre 2019 06:33

Ya Yilliam no está en Bolivia

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Moscú.- Mi amiga Yiliam ya no está en Bolivia. La seguí desde que lloró la partida de Evo, cuando arreciaron las amenazas, y permanecía en la casa con las ventanas y puertas clausuradas, junto a otros 15 colegas más.

Supe que perdía su último salario por la injusta detención de los compañeros que regresaban del banco, la sentí indignada cuando apresaron a su jefa Yoandra... ¡Y respiré! cuando estuvo montaba en el avión, llevando consigo su propio ámbito de silencio con impotencia, pero rumbo a Cuba.

Yiliam es una tunera lindísima que yo quiero por muchas razones y desde hace muchos años. Se hizo cardióloga y trabaja en el hospital Hermanos Ameijeiras de La Habana, pero desde hace nueve meses ofrecía consultas en el Centro Integral de Salud Comunitaria Chacaltaya en el Alto, La Paz, Bolivia y luego en uno de los hospitales móviles instalados, cuando en agosto los médicos bolivianos, en son de exigencias al Gobierno, entraron en paro.

draenboliviaCada vez que alguna de las dos estaba desvelada, sus historias cruzaban la diferencia horaria y venían hasta Rusia. Me contaba que todos los días atendían a unos mil 500 humildes de manera gratuita.
Hablamos de lo mucho que había logrado Evo y de lo que le faltaba, pues no había seguro para cubrirle a sus pacientes el implante de un marcapasos, valorado allí en cuatro mil dólares, ni las cirugías cardiovasculares, con un costo de 15 mil.
Leía su sufrir porque muchos lloraban y le decían "doctorita" en un aymara que nunca aprendió bien, pero que no fue barrera para que los sentara al lado, los tocara y aliviara.
Ahora en Bolivia, solo quedarán los injustamente detenidos.
Y otra vez la vigilia interoceánica..., hasta que la justicia les coloque, como a Yiliam y a sus demás hermanos..., rumbo a la Patria.

Visto 2009 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.