tabaco acopio

Las Tunas.- Los tabacaleros en esta provincia han demostrado una actitud a la altura de estos tiempos, pues ellos muy bien conocen la importancia estratégica de su producción para la economía nacional. Potenciar la exportación asegurará ingresos al país, más en época de pandemia, en la que todo lo que vendamos multiplicará su valor.

Bajo esta máxima, la actividad tabacalera aquí continúa a pesar de las condiciones epidemiológicas existentes. A partir de las medidas que se implementan para mantener la vitalidad de este sector agrícola, las proyecciones productivas se logran y sobrecumplen, sin dejar de practicar las regulaciones higiénicas sanitarias en el enfrentamiento a la Covid-19.

Carlos Betancourt director generalCon el propósito de conocer cómo marcha la campaña en el territorio, 26 Digital dialogó con el director general de la Empresa de Acopio, Beneficio y Torcido de Tabaco Las Tunas, Carlos Betancourt Almaguer, quien refirió que mediante una estrategia implementada, a raíz de la presencia del virus SARS-CoV-2 en Cuba, se han cerrado los cuatro primeros meses del año con resultados favorables.

A tenor de ello manifestó que “el torcido para el consumo nacional alcanza cinco millones 469 mil unidades y se sobrecumple el plan al 108 por ciento; mientras el de la exportación logra un 123 por ciento. El inicio del acopio en el mes de abril alcanzó 26 toneladas y debemos continuar en mayo con esta tarea hasta obtener 100, que sería lo óptimo, para seguir con el proceso de manera favorable”, añadió.

Resultados por encima de lo previsto también conquistó el beneficio de la solanácea, con un total de 85 toneladas al cierre de abril y en el despalillo se alcanzan 81, excediendo lo planificado. Éxitos que demuestran que ha sido efectiva la estrategia puesta en práctica y sus dinámicas.

Según informó el directivo, “esta es una empresa que cierra ciclo, es decir, al mismo tiempo que acopiamos el tabaco, iniciamos la fase de preparación de tierras y alistamiento de semilleros, abriendo otra nueva etapa. Proceso al que se une la contratación para el próximo período de unas mil 66 hectáreas, devenidas posteriormente en mil 172,5 toneladas de tabaco”.

Con ello, explicó, “se tienen asegurados los recursos de riego, casas de cura y al menos, los componentes indispensables para unas 850 hectáreas, aunque se realizan las gestiones con Tabacuba para buscar los recursos de las áreas restantes y alcanzar los planes”.

Los productores tabacaleros están empeñados en cumplir las metas, para ello, buscan sus propias iniciativas para fortalecer el rubro y lo hacen a través del trabajo en los polos de desarrollo ubicados en la zona de "Jesús Menéndez" y Majibacoa, este último con el fin, además, de incrementar la producción del municipio de Las Tunas.

Los planes se alcanzan y superan con una correcta coordinación entre todo el colectivo. Es fundamental darle seguimiento a la estrategia creada en tiempos del nuevo coronavirus, pues se necesita hacer más con una disminución parcial del total de trabajadores. De una plantilla de mil 414 obreros, están presentes en el sector solo 998; de los demás, un porciento trabaja a distancia y otros a través del teletrabajo para minimizar la presencia activa de personal indirecto en los centros laborales y con ello evitar la transmisión de la enfermedad.

Escribir un comentario