alimentostunas19

Las Tunas.- Durante estas primeras semanas de mayo, la campaña de siembra de cultivos varios en el territorio se ha beneficiado con la caída de numerosas precipitaciones, favorable situación climática que ayudará a la recuperación de los planes previstos y al aprovechamiento óptimo de la tierra para obtener volúmenes significativos que garanticen las producciones del año.

Desde inicios del actual mes ya se nota un cambio en las plantaciones, pues las lluvias han sido más frecuentes en este territorio oriental. Según informó a 26 Digital Luis Oro Torres, subdelegado de Cultivos Varios en la provincia, “las aguas han permitido sembrar 681,9 hectáreas de las 584,5 pronosticadas hasta la fecha, cifras que incluyen un aumento de los planes previstos para las viandas y las hortalizas".

En estos momentos es decisivo aprovechar los aguaceros, pues una gran cantidad de tierra ya estaba surcada esperando estas condiciones, por lo que la campaña debe acelerar su ritmo. “Se prevé que estas acciones reviertan los indicadores del mes anterior, en el que solo se alcanzó sembrar cuatro mil 71,3 hectáreas, de las cino mil 553 planificadas”, señaló Oro.

La insistencia en sembrar renglones de ciclo corto, utilizar los biofertilizantes en vez de los productos químicos y un mayor empleo de la tracción animal son directrices de este sector que además, ya cuenta para este período con siete mil 906,3 hectáreas de tierras en movimiento, otras mil 786,8 en rotura, en preparación unas tres mil 243 y dos mil 866,5 que ya están listas para cultivar.

Dentro de las viandas se prioriza al boniato y la calabaza, mientras que en las hortalizas refuerzan el quimbombó, tareas que acrecientan con la práctica de los cultivos intercalados en la producción agrícola.

Los rendimientos efectivos de la actual contienda todavía no se logran en varios municipios del territorio. De acuerdo con la fuente, Jobabo, Colombia y Manatí son los más atrasados, localidades que deben potenciar el esfuerzo a fin de impulsar los sistemas locales de producción de alimentos y satisfacer el autoabastecimiento con calidad.

“Pretendemos entre mayo y junio, ahora con las lluvias y un poco más de combustible para los procesos mecanizados, recuperar los atrasos acumulados en esta campaña, que inició en marzo y terminará en agosto”, aseguró el subdelegado. 

Escribir un comentario