1centro de aislamiento covi

Las Tunas.- El retorno a sus labores habituales de casi una veintena de locales que funcionaron como centros de aislamiento en la provincia de Las Tunas durante el enfrentamiento al nuevo coronavirus, figura entre los aciertos de este territorio en la etapa de recuperación pos-Covid-19.

Yamilé Hechavarría Fonseca, especialista en Epidemiología del Puesto de Dirección Provincial, quien da seguimiento a la enfermedad aquí, dijo a la Agencia Cubana de Noticias que Las Tunas contó con un total de 19 centros destinados al cuidado de personas (sospechosas, contactos, viajeras) en los diferentes niveles de atención.

Los locales empleados para el aislamiento pertenecen a la Dirección de Educación en sus diversos niveles de enseñanza, la Empresa de Alojamiento, Turismo y el propio sector de Salud, puntualizó.

Además, el hotel Las Tunas fue escogido para el cumplimiento del aislamiento obligatorio del personal de Salud que laboró en la primera línea contra el SARS-CoV-2, causante de la enfermedad Covid-19. Localizados en los municipios de Puerto Padre, Jesús Menéndez, Majibacoa, Manatí y Las Tunas, en correspondencia con la ubicación de los 17 casos que resultaron positivos a la Covid-19 en la provincia, en estos centros de
aislamiento se complementó el trabajo del personal de Salud con el de apoyo de los propios establecimientos y el aporte decisivo de Educación y las organizaciones de masas.

Establecida como la segunda provincia con menor tasa de incidencia en el país, Las Tunas cerró paulatinamente estas sedes hasta dejar en funcionamiento solo tres centros para el ingreso: Los Laureles, en Majibacoa, para los sospechosos; el palacio de pioneros José Martí, en Las Tunas, para los contactos; y el motel Club Familiar para los viajeros, con 100 capacidades, de las cuales solo 11 están cubiertas.

Como parte de las acciones por desarrollar en el territorio durante la primera y segunda fases de recuperación pos-Covid-19, los organismos implicados contemplaron dentro de sus estrategias la desinfección y acondicionamiento de estos espacios de vuelta a sus actividades habituales, en tal sentido sobresale el campismo Cerro de Caisimú, que estuvo funcionando como centro para viajeros y por tanto, no pudo reabrir sus puertas al turismo nacional al mismo tiempo que las demás instalaciones de esta red.

Escribir un comentario