Canciller español José Manuel Albares.

Madrid.- La inflamación del presidente argentino, Javier Milei, al cargar en Madrid contra el jefe del Gobierno de España, Pedro Sánchez, coloca hoy al borde de la ruptura las relaciones bilaterales.

Milei no solo criticó a Sánchez sin el más mínimo decoro diplomático, sino especialmente contra su esposa, Begoña Gómez, a la que calificó de corrupta.

El canciller español, José Manuel Albares, declaró este lunes que la exigencia de disculpas al mandatario argentino es imprescindible para continuar las relaciones entre dos países hermanos.

A la insistencia de la pregunta por parte de los espacios La Hora de la Uno de RTV y Espejo Público de Antena3, el diplomático eludió responder directamente y subrayó que se adoptarían las provisiones pertinentes en dependencia de la actitud de Buenos Aires.

En todo caso, desde la Casa Rosada en Argentina quedó remarcado que no habrá disculpas por parte de Milei, lo cual enrarece bastante el clima político con España.

Aun cuando tenga la mujer corrupta, se ensucia y se toma cinco días para pensarlo, dijo el jefe de Estado argentino en referencia a Sánchez y Gómez, a la vez que arremetió contra la izquierda en el mundo de forma visceral.

Albares llamó a consultas a su embajadora en Buenos Aires "sine die" y convocó al jefe de la misión diplomática argentina en Madrid.

"En caso de no producirse esas disculpas, tomaremos todas las medidas que creemos oportunas para defender nuestra soberanía y nuestra dignidad", advirtió Albares.

La vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se mostró indignada por lo sucedido.

"Vamos a esperar que en el día de hoy se produzca la rectificación, pero el malestar del Gobierno de España y de la sociedad ha quedado patente y no es de recibo que un líder de otro país venga un fin de semana, aupado por la derecha y no solo por Vox para atacar la democracia española", sentenció.

Después de mostrar ayer posturas ambivalentes, dos figuras del conservador Partido Popular (PP) admitieron que los dichos de Milei no son las formas adecuadas respecto a un país con el que se tienen nexos diplomáticos.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, admitió que no le parece adecuado cómo el presidente argentino, "se ha despachado" contra Begoña Gómez ni que no haya tenido "ningún tipo de contacto" con el Felipe VI o el Ejecutivo a pesar de las "diferencias importantes".

No obstante, lanzó dardos contra lo que considera sobreactuación del Gobierno a la hora de llamar a consultas a la embajadora española en Buenos Aires e instar a que el dirigente argentino pida disculpas.

En términos similares se manifestó Esteban González Pons, vicesecretario general del PP.

Milei vino a Madrid invitado por el ultraderechista partido Vox, además de presentar un libro. Se vio con la cúpula del sector empresarial del país ibérico y participó en un mitin de sus socios del mismo color político aquí.

En el evento de Vox este domingo, el gobernante argentino calificó al socialismo de "maldito y cancerígeno" y que "invita a la muerte".

"El señor Milei, con su comportamiento, ha llevado las relaciones entre España y Argentina a su momento más grave en nuestra historia reciente", recalcó Albares.

Desde Colombia, el presidente Gustavo Petro deploró los ataques de Milei a Sánchez, y en Argentina, excancilleres y figuras de la política de ese país lamentaron profundamente las ofensas lanzadas por el actual ocupante de la Casa Rosada. (PL)

Escribir un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Código de seguridad
Refescar