22 04 2018 henry urrutia 1

Las Tunas.- El tunero Henry Urrutia utilizó este sábado las redes sociales para pronunciarse en torno a su posible vuelta a la Selección Nacional de Béisbol, una década después de salir del país para probar suerte en el béisbol de Grandes Ligas y en torneos profesionales de México y el Caribe.

En su cuenta oficial de Instagram (henryurutia51), el jugador de 33 años de edad dejó clara su posición, luego de que en días recientes la Dirección Nacional de Béisbol reconociera que trabaja para facilitar el regreso al Equipo Cuba de algunos peloteros que se desempeñan en ligas de Asia y Latinoamérica, sin el auspicio del ente rector del béisbol cubano.

“Yo estoy en la total disposición de representar mi bandera y mi Patria, mi tierra de donde vengo, en cualquier evento, siempre y cuando mis organizaciones a las que pertenezco me autoricen”, afirmó el toletero, hijo de la otrora estrella de selecciones cubanas, Ermidelio Urrutia.

Sabedor de lo espinoso de un tema largamente debatido por la afición cubana, con aristas y obstáculos de todo tipo, Henry alertó que su decisión de vestir otra vez el uniforme de las cuatro letras estaría sujeta a ciertas condicionantes. En este sentido, dijo preferir mantenerse al margen de hacer “comentarios políticos”, al tiempo que pidió ser tratado “como un cubano más y como a cualquiera de los otros jugadores, y que no porque decidí irme de Cuba se me trate mal”.

De cara a un hipotético llamado a la selección cubana, el actual jugador de los Saraperos de Saltillo solicitó, además, “condiciones aceptables para entrenar” y enfatizó en el término “aceptables” para aclarar que no exigía ningún lujo, al tiempo que consideró innecesaria una diferenciación en el trato a los atletas de la Serie Nacional y los considerados “internacionales”.

Tal y como sugirió hace unos días 26 Digital, Urrutia tildó de incompleta la primera lista de posibles candidatos a ser llamados. “Pienso que hay muchos más jugadores de los que se mencionaron que tienen demasiado talento, como Félix Pérez, Yadir Drake, Elián Leyva, (Ronnier) Mustelier, Yunieski Maya, Ruby Silva”.

“Pero bueno, (…) mirando hacia un futuro mejor para el béisbol cubano, creo que lo más importante es ver todo lo positivo de esta iniciativa y que todo sea para el bien de los atletas y del béisbol”, concluyó el tunero.

El martes anterior, el programa Bola Viva publicó las declaraciones del jefe del Departamento de Reglas y Arbitraje de la DNB, el también tunero Luis Daniel del Risco, quien reveló que en estos momentos se estudia la posibilidad de llamar a la selección nacional a atletas que juegan en el primer nivel de Japón, Corea del Sur, Taipei de China y el Caribe.

Del Risco habló entonces de ciertas condiciones y requisitos que deberían cumplir los posibles candidatos, entre las que destacan estar desligado de las organizaciones de Grandes Ligas y no haber abandonado delegaciones cubanas en eventos internacionales.

Además de Urrutia, varios peloteros antillanos encajarían en ese perfil, entre ellos hombres como el camagüeyano Dariel Álvarez, el matancero Yadir Drake o los propios Elián Leyva y Ruby Silva. Los cuatro antillanos apoyaron con sus comentarios la publicación de Urrutia, aunque agregando ciertos matices de acuerdo con su apreciación personal del tema.

                                                                                                                                       HONOR A UN APELLIDO ILUSTRE

Después de una trayectoria destacada en selecciones nacionales de categorías menores, Henry Urrutia debutó con los Leñadores de Las Tunas en la Serie Nacional 2005-2006, con apenas 18 años.

Defendió durante cinco temporadas la camiseta verde y roja, con altísimo average de 350 en más mil turnos al bate. En su última campaña con el elenco tunero, la 2009-2010, compiló para 397 (305-121), con 12 jonrones, 76 carreras impulsadas, average de embasado de 461 y slugging de 597. Su monstruoso OPS de 1057 lo distinguió entre los mejores bateadores del campeonato, aunque apenas varió su escasa suerte a la hora de ser llamado a los equipos nacionales.

En el 2011 salió de Cuba con rumbo a Haití y en el 2013 firmó un contrato con los Orioles de Baltimore. Luego de recibir muy pocas oportunidades en la Gran Carpa, a pesar de sus buenos números en las Menores, inició en el  2015 su aventura en la Liga de Venezuela y, tras desvincularse de los Orioles se dedicó a jugar en los torneos venezolanos y mexicanos, destacando su accionar de 2019 con Saraperos de Saltillo, con los que dejó una extraordinaria línea ofensiva (ave/obp/slu) de 407/467/795. Su OPS de 1262, además de 26 vuelacercas y 65 remolques en un nivel considerado de AAA, hablan con claridad de lo valioso que podría ser Urrutia, un bateador zurdo de poder, en la parte gruesa de la alineación del Equipo Cuba.

Escribir un comentario