universidad de las tunas

Las Tunas.- La incorporación escalonada de profesores y alumnos, el reajuste de los planes de estudio potenciando el currículo base y la reorganización de toda la infraestructura escolar son algunas de las medidas que han modelado autoridades de la Universidad de Las Tunas, con el propósito de garantizar la culminación exitosa de los cursos académicos 2019-2020 y 2020-2021.

En la segunda etapa de recuperación de la Covid-19, un primer período será para concluir el actual calendario lectivo; el segundo y el tercero estarán destinados a desarrollar los dos semestres del curso 2020-2021. La asistencia a clases de los educandos se organizará de manera escalonada según año y carrera, reestructurarán los grupos en subgrupos de 20 jóvenes cada uno como cifra máxima y prepararán condiciones en la residencia estudiantil en aras de evitar el hacinamiento.

“Las carreras han hecho sus propuestas y tenemos una modelación por semanas de cómo se llevará a cabo la docencia. Actualmente trabajamos en las modificaciones de los planes de estudio, insistiendo en lo estipulado en la Resolución 49 del 2020, de priorizar el currículo base y buscar determinadas propuestas para realizar el proceso con menos presencialidad”, explicó Aurora Ramos de las Heras, rectora de la institución, en una reunión de trabajo.

La máster en Ciencias enfatizó que “esto conduce a una fuerte labor metodológica, que ya se despliega y en la medida en que la situación epidemiológica del país lo permita incorporaremos a más profesores al trabajo presencial, con el propósito de validar las proyecciones. Lo más importante es que no podemos improvisar”.

Agregó que una de las cuestiones que debe marcar el rumbo es un mayor trabajo independiente del estudiantado, lo que requiere la elaboración de más guías y materiales. Se precisa, además, de un mejor aprovechamiento de las potencialidades de los centros universitarios municipales. En esas estructuras se encuentran abiertas muchas carreras con claustros fortalecidos y en las circunstancias actuales hay diversas tareas que pueden realizarse desde allí, en aras de evitar la sobrecarga en las sedes centrales.

En los horarios presenciales se privilegiarán las asignaturas del currículo base, los turnos sencillos serán de 30 minutos y rediseñarán el sistema de evaluación según las potencialidades de cada especialidad. Las prácticas laborales se planificarán en las localidades de residencia y cada dos meses, en coordinación con la Federación Estudiantil Universitaria, realizarán en cada municipio los Activos de Formación de Pregrado, para evaluar la situación de los alumnos.

En el curso por encuentro, la docencia será una vez por semana, con la impartición de 10 horas/clases. Los estudiantes de duodécimo grado que ingresarán al Colegio Universitario lo harán cuando concluya el período de cierre del curso 2019-2020 diseñado por el Ministerio de Educación. Por su parte, los jóvenes diferidos provenientes del Servicio Militar Activo y aquellos que ya obtuvieron carreras directas, por la vía de concurso o el Colegio Universitario, se incorporarán a tareas de impacto.

Otra de las decisiones adoptadas es la suspensión del V Foro Internacional de Oratoria, Pensamiento Martiano y Latinoamericano y el V Concurso Internacional de Oratoria Trincheras de Ideas 2020. Las celebraciones de fechas históricas previstas en la estrategia de actividades extracurriculares se conmemorarán de manera virtual o en composición reducida, y se pospone la evaluación externa de la carrera de Licenciatura en Marxismo-Leninismo e Historia.

Escribir un comentario