dc2183

En medio de ese panorama alentador -en que una parte de Cuba da sus primeros pasos hacia la recuperación y la otra ajusta su andar para entrar lo más rápido posible a ese camino- el presidente Díaz-Canel no olvidó la felicitación a los padres cubanos, en nombre de la dirección del Gobierno, en este tercer domingo de junio, otra jornada para la celebración, pero también para la responsabilidad

La Habana.- Como viene sucediendo desde que la Covid-19 entró en el territorio nacional, las buenas noticias para Cuba están marcadas siempre por cifras. Las estadísticas que religiosamente se informan cada mañana cincelan el estado de ánimo de una nación que, con dos mil 309 casos confirmados, dos mil 71 personas salvadas y 14 territorios en recuperación tras la epidemia, continúa su batalla campal por la vida.

De los números esperanzadores de este sábado habló el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en la reunión que dirige todos los días junto al primer ministro, Manuel Marrero Cruz. Los cuatro casos que se informaron, comentó, es el menor número de positivos en una jornada después que nosotros llegamos al pico de la epidemia. En otros momentos tuvimos cinco, seis, pero cuatro es el más bajo.

Eso no quiere decir, aclaró el mandatario, que ahora vamos a seguir teniendo esa cifra, pero sí va marcando una diferencia con el número de casos positivos por día que veníamos viviendo a partir de los últimos eventos que se manifestaron en La Habana.

La semana que concluye, dijo, ha tenido algunas singularidades. Se incrementaron en seis los positivos con relación a la anterior, o sea 71 contra 65. Sin embargo, este sábado mostró un grupo de indicadores que vale destacar: llevamos ocho días con más altas que ingresos; en los últimos 21 hemos tenido que lamentar solo la pérdida de dos personas; y los 151 casos activos que quedan hoy en el sistema es la segunda menor cifra desde que superamos el pico de la epidemia.

"Eso también empieza a marcar un momento diferente y nos da la idea de que tenemos capacidades para, en breve tiempo, superar la situación que tenemos en La Habana y Matanzas, y que estas provincias puedan ir pasando también a la etapa de recuperación", indicó.

Por otra parte, apuntó el Jefe de Estado, "tenemos que seguir consolidando los resultados en el resto de las provincias que ha entrado en la fase de recuperación y donde parece que se va logrando un comportamiento que no va comprometiendo una nueva transmisión".

Díaz-Canel consideró que "hay que seguir trabajando intensamente, con rigor. Creo que ha dado mucho resultado el nivel de pesquisa que se está haciendo en los momentos actuales", significó.

Tenemos que continuar fortaleciendo las medidas de control con más exigencia, precisó, sobre todo en los dos territorios que quedan todavía en la etapa de enfrentamiento a la epidemia. "Eso nos va a permitir avanzar de una manera más segura en los resultados", concluyó.

De ese trabajo rindió cuenta en esta reunión la vicegobernadora de La Habana, Yanet Hernández Pérez, quien informó que en la capital se sigue sobrepasando la indicación de hacer más de mil 500 muestras PCR cada día y en la última jornada se contabilizaron mil 724, con 4 positivas.

En el territorio se encuentran ingresados 120 pacientes confirmados con la enfermedad, una cifra que también ha ido decreciendo. Se mantienen en dos los eventos abiertos de transmisión: uno en Centro Habana y otro en la Unidad Constructora Militar, del municipio de La Lisa.

Desde Matanzas, el gobernador Mario Sabines Lorenzo precisó que en la provincia no se reportan nuevos casos desde hace seis días y solo quedan hospitalizadas tres personas con la Covid-19. De las 204 que se contagiaron con el SARS-CoV-2, 193 están fuera de peligro. De manera particular, dijo que los 22 tripulantes del buque Alicia -que llegó a puerto matancero proveniente de México- están de alta médica.

Sabines Lorenzo subrayó que "con los resultados de este sábado, la provincia tiene cumplidos los cinco indicadores que se miden para el pase de etapa", como son la tasa de incidencia, el índice reproductivo, la cantidad de casos activos, el número de positivos con fuente de infección conocida en los últimos 15 días y los eventos de transmisión.

Al respecto, el primer ministro acotó que con los resultados que van acumulando, más lo que suceda este fin de semana en el occidental territorio, el grupo temporal de trabajo va a hacer el lunes una nueva evaluación del cumplimento de los indicadores en Matanzas.

En esta sesión también informaron, mediante videoconferencia, las autoridades de Mayabeque, Artemisa y Villa Clara, provincias que pasaron a la primera fase de la recuperación. En diálogo con el Presidente y el primer ministro, se conoció que se han abierto de manera gradual servicios hospitalarios, jurídicos, el transporte, la gastronomía, las instalaciones turísticas, las actividades productivas y también el trabajo por cuenta propia. En todas se siguen de cerca las medidas sanitarias para mantener bajo control la enfermedad.

En medio de ese panorama alentador -en que una parte de Cuba da sus primeros pasos hacia la recuperación y la otra ajusta su andar para entrar lo más rápido posible a ese camino- el Presidente Díaz-Canel no olvidó la felicitación a los padres cubanos, en nombre de la dirección del Gobierno, en este tercer domingo de junio, otra jornada para la celebración, pero también para la responsabilidad.

Escribir un comentario