c majibacoa

Las Tunas.- Se trata de un adversario muy peligroso, de esos que no tienen piedad con ningún ser humano -aunque gusta ensañarse con los que peinan canas-, que en el mundo se ponga en su camino. Su pegada es de tal dimensión que, al menor descuido, te manda a la lona o directamente para el campo santo. Así de letal es el nuevo coronavirus.

Conscientes de esa sombría realidad, los más de cuatro mil trabajadores a cargo de la zafra en el Balcón de Oriente, hacen todo lo posible por acoplar su quehacer con las disposiciones emitidas por la máxima dirección del país y la provincia, en aras de seguir produciendo, pero con mucho cuidado de no provocar a la Covid-19.

Al respecto, Pedro Jiménez Espinosa, jefe de Operaciones de Zafra en el territorio, señaló que además del uso de los medios de protección y los desinfectantes, en las industrias se redobla la vigilancia para evitar el ir y venir de trabajadores entre las áreas sin justificación alguna, y las tertulias improvisadas.

De igual manera se decidió reducir a la mitad la entrada a los comedores y a dos los comensales por mesa, a fin de guardar la mayor distancia posible, así como no permitir que en el transporte dedicado al traslado de los obreros viaje personal ajeno al centro.

Miembros de la Sección Sindical y de los comités de prevención de las industrias realizan visitas diarias a las áreas para mantener actualizados a los colectivos de la situación epidemiológica del municipio, la provincia y el país, al tiempo que se determinó desarrollar las reuniones y consejillos de zafra en composición reducida y en los lugares más idóneos de cada lugar; redoblar las exigencias en cuanto a las condiciones higiénicas de los comedores, quioscos, cafeterías y los medios de transporte y disgregar los puntos de venta en los ingenios que organizan ferias durante los fines de semana, para evitar las aglomeraciones.

Con ese mismo fin y mientras dure la contingencia se dejan de efectuar los chequeos de emulación semanales de zafra, no así la selección de los más destacados, cuyos nombres con el sitio donde deben recoger los estímulos se darán a conocer a través de las plantas de radio y pizarras habilitadas al efecto.

Tras destacar que en las pesquisas realizadas hasta el momento por el médico y la enfermera radicados en los centrales no han aparecido casos de sospecha de contagios con el SARS-CoV-2, Jiménez Espinosa reconoció que entre las fuerzas que ejecutan la zafra en Las Tunas reina absoluta tranquilidad, confianza y la disposición de continuar endulzando la vida de cada cubano, en medio de la pandemia que mantiene en vilo al planeta.

Comentarios   

# Franz 01-04-2020 17:12
Los trabajadores azucareros que ejecutan la zafra en Las Tunas mantienen la confianza y la disposición de continuar endulzando la vida de cada cubano, con la mira puesta en el compromiso productivo y también cumpliendo las medidas de precaución sanitaria para prevenir la propagación de la Covid-19.
Responder
# arias 02-04-2020 10:39
Esos son los verdaderos azucareros, que en medio de esta terrible Pandemia, no se quedan de brazos cruzados, y siguen dando su granito de arena para que el cumplimiento de la producción de azúcar sea efectivo
Responder
# AZT-SS 06-04-2020 08:39
Estos son momentos donde los azucareros tienen que crecerse y dar un paso adelante a pesar de las circunstancias que estamos viviendo
Responder

Escribir un comentario