amancio produccion agricola

Las Tunas.- El Sistema de la Agricultura en la provincia de Las Tunas tiene la misión de garantizar una parte importante de los alimentos que demanda la población y esa responsabilidad se multiplica en estos tiempos de estrecheces económicas que impiden al país importar un mayor número de esos productos.

La situación se agudiza por el déficit de arroz y las limitaciones con harina para la producción de pan, lo que incrementa la demanda de los diferentes renglones del sector agropecuario, según explicó en el programa radial Alto y claro el delegado del Ministerio de la Agricultura (Minag) en el territorio, Omar Yoel Pérez López.

Precisó el dirigente que la demanda mensual de los tuneros es de unas siete mil 300 toneladas de granos, viandas, frutas y hortalizas, con lo que se garantizaría el autoabastecimiento territorial, que aspiran sea de unas 30 libras per cápita. Pero en las circunstancias actuales se incrementa en tres mil toneladas más.

"Afortunadamente, ya comenzaron las lluvias del período húmedo y el mes de mayo ha sido bueno. Todos los municipios tienen humedad en los campos y eso ha permitido acelerar las siembras. Incluso, hay una estrategia organizada desde los consejos de Defensa para poner los recursos donde sean más útiles.

"O sea, se entregan a los mejores productores, los que tienen más conocimientos sobre determinados renglones y tecnologías para el riego. Se busca mayor potencialidad y capacidad de respuesta en esta etapa, para garantizar la producción".

Agregó Pérez López que mantienen la prioridad para los cultivos de ciclo corto como calabaza y boniato, aunque hay que seguir sembrando yuca y maíz, del cual se entregará una parte para la producción de alimento animal y la restante se cosechará verde para su comercialización a los diferentes destinos.

Sobre las semillas, puntualizó que disponen de la necesaria. Inicialmente faltó de boniato en los municipios de Jesús Menéndez y Majibacoa; pero se solucionó con inmediatez. La respuesta productiva de esos renglones será dentro de tres o cuatro meses, lo que cambiará la escasez de estos días.

"Ahora estamos ratificando un promedio mensual de tres mil 800 toneladas; o sea, el 50 por ciento de la demanda. Necesitamos más mercancías. En la cabecera provincial debemos poner diariamente entre 96 y 100 toneladas para que haya estabilidad en las ofertas y solo alcanzamos poco más de 30.

"Si eso se divide entre los 40 puntos de expendio en esta ciudad, da unos 15 o 16 quintales para cada uno. Muy poco. Por eso se llevan a todos los consejos populares, para que la venta sea más equitativa".

PRODUCCIÓN DE CARNE PORCINA, IMPACTADA POR LA CRISIS

En la provincia hay un déficit de más de cinco mil toneladas de alimento animal en lo que va de año y, lógicamente, esa carencia incide en el plan de producción de carne, de la que se deben unas 700 toneladas a la industria, informó el delegado del Minag.

"Estamos motivando a los productores a buscar soluciones y a que siembren más comida para los cerdos, porque el país no ha podido comprar las materias primas necesarias para hacer los piensos. En Las Tunas tenemos 352 conveniantes y, de ellos, 250 tienen animales. Además, en el sector estatal hay nueve mil precebas con atraso y bajo peso por el déficit de comida".

Agregó Pérez López que los próximos meses serán difíciles para la producción porcina por lo que buscan variantes con la recontratación a los campesinos y se ha encontrado una respuesta positiva, pues ya se han conveniado 20 mil kilogramos de proteínas para buscar las 11 libras que proyecta el autoabastecimiento.

Añadió que, de ese total, 10 mil kilogramos son de cerdo y se están contratando carneros, aves y huevos, a los que la población accederá en los puntos de venta que aprueben los consejos de Defensa de cada municipio.

Escribir un comentario