pescadecojinua1

Las Tunas.- Durante los meses de julio a septiembre, una mancha de cojinúas, procedente de Canadá, pasa por el litoral norte de la provincia de Las Tunas gracias a las corrientes oceánicas que allí tienen lugar. El momento, aprovechado al máximo por los pescadores de este territorio para la captura de estos peces, se prepara con antelación y cuidado; ningún detalle puede fallar.

La jornada recién inicia, el sol apenas se vislumbra entre las nubes y mientras, seis pescadores pertenecientes al navío Punta Brava se alistan para zarpar mar adentro desde el puerto de Manatí, solo piensan en un único objetivo que los guía: volver a tierra firme con la mayor cantidad de pescado posible; esa, sigue siendo la meta.

El mar hoy está tranquilo, imagino que sea para causar una grata impresión a los nuevos inquilinos que hoy acompañarán en la captura. Poco a poco sale el sol y la proa va guiando el trayecto, como influenciada por las vibras positivas de los que allí navegan. Hoy será un buen día.

pescadecojinua6Desde marzo preparan este acontecimiento, los pescadores ya han realizado el calado de las redes como parte del tradicional tranque que se confecciona para capturar las cojinúas, y ahora van rumbo a esa corrida, pues la luna también les ha indicado que ya es la hora.

Esta vez la capitanía no va sola, directivos de la Empresa Pescatún acompañan el periplo para vivir las mismas experiencias de estos valientes marinos, quienes para el presente mes deben alcanzar cerca de 20 toneladas del preciado alimento, incluso, superar las expectativas.

De julio a septiembre, unas 120 toneladas deben ser capturadas entre los municipios de Manatí y Puerto Padre, ambos con dos tranques cada uno, según nos comenta Mario Sedeño Viamontes, director de la Empresa Pesquera de Las Tunas, a bordo de la embarcación.pescadecojinua5

“De dichas toneladas, 10 irán directo para la exportación; el resto, se comercializará en la red de pescaderías, beneficiará a organismos priorizados y, en esta época de verano, también a otros centros de Gastronomía y Alojamiento”, enfatizó el directivo desde la proa, pues ya se divisa el sitio donde tendrá lugar el proceso de pesca.

Nos acercamos al botín de cojinúas. En el Punta Brava nadie habla cuando casi llegamos al sitio ideal para tirar el ancla. Cada cual sabe lo que debe hacer y mientras rectifican los detalles de sus equipos especializados para proceder al arrastre de los peces al estanque mayor, una pequeña lancha se acerca para facilitar el proceso, en ella llegan dos buzos guardianes del tranque, quienes durante los días y las noches velan allí para que nada inesperado ocurra.

El patrón del barco, José Manuel Lobelle Justo, explica que para ellos lo fundamental es la unidad. “Claro, hemos tenido adversidades, contratiempos, pero nunca pensamos en que no se puede cumplir el objetivo. Confiamos unos en los otros y en la responsabilidad de cada cual. Nuestro compromiso es darlo todo, ayudar a la economía nacional y ser rentables”, afirmó antes de tirarse al agua para iniciar la captura.

Uno de los instantes de más incertidumbre está llegando. ¿Cuántas toneladas se pescarán hoy? Lo impresionante para los visitantes de la embarcación es que, a ojo de buen cubero, como dice el refrán, el número que digan estos pescadores con tan solo bordear la obstrucción hecha en el mar, será, a ciencia cierta, el valor real. Ya conocen estos hombres de números y pronósticos. “Hoy nos vamos con 10”, afirman alegres desde la superficie. Y así fue.

pescadecojinua2La labor fundamental comienza, en forma de cadena van realizando una actividad tras otra; el tiempo ahora es su mayor enemigo, pues la mercancía tiene que llegar fresca al puerto. Ágilmente y con destreza, logran montar la manada en el barco, retiran el ancla y comienzan el retorno.

José Ángel Carralero Maldonado, El Niño, como se le conoce, no pierde un minuto, sabe que en su eficaz gestión ahora recae la responsabilidad de que el alimento llegue a la mayor cantidad de personas posible en buen estado. Él es el director de la Unidad Empresarial de Base del puerto de Manatí, y acto seguido al zarpar moviliza el transporte para que nada falle en la cadena productiva. “El compromiso es darle la alimentación al pueblo -subraya-, unas 42 toneladas tenemos pactadas hasta septiembre y las vamos a garantizar”.

Nuevamente se concentra el patrón Lobelle detrás del timón, ahora sí hay adversidad en la marea y además, llevan una carga inesperada. Nadie nota su preocupación, él es suficientemente capaz de escoger correctamente sus maniobras para un retorno exitoso. Las olas ahora sí golpean fuertemente al Punta Brava, pero de frente al mar, y dándole con la proa, avanzan hacia el puerto y llegan con la satisfacción dibujada en el rostro. ¡Lo hicimos! pescadecojinua7

Esta provincia es la mejor del país en el sector pesquero. Los resultados motivan más a los pescadores de cara al mes de agosto, cuando la cojinúa llega a su pico de tránsito. Las condiciones están garantizadas, con un parque disponible para el envío del producto.Y hay más para contar, pues mientras en el norte tunero se desgrana esta historia, en el sur otros viven la captura del machuelo y la sierra.   

Cerca de unas 30 toneladas de cojinúa ya se han vendido, informa el director Sedeño Viamontes. Mientras, se buscan alternativas para la comercialización inmediata como variante a la falta de hielo que impide, en ocasiones, el procesamiento de cantidades superiores. 

La tarea hoy se cumplió y no hay regocijo mayor para estos pescadores que el agradecimiento infinito por su aporte. Sus familiares los abrazan por estar de nuevo en casa. Nadie sabe lo que les depara el océano en otro nuevo día de pesca; sin embargo, ellos nuevamente alzan su vista al horizonte y sin pensarlo dos veces reafirman que no pueden vivir distante del mar, de él agradecen su felicidad y su sustento. 

 

pescadecojinua

 

Comentarios   

# Karen 21-07-2020 17:56
Gracias Luz!
Me ha encantado tu reportaje. Espero que nos sigas acompañando siempre y tan bien. En PESCATUN se te quiere♥️
Responder
# Rafaela Maria C 23-07-2020 16:53
El reportaje me recordó a mi padre, patrón de barco en mi pueblo pesquero Batabano en las corrida de la biajaiba, disculoen si bo se escribe así.
Responder
# Diego Palacio. 24-07-2020 12:18
Excelente trabajo.
Responder
# Guest 24-07-2020 18:03
Muy merecido el reportaje para esos trabajadores incansables, El Puerto es un lugar maravilloso.
Responder

Escribir un comentario